Para poder verlos hay que regar polvo “Afrodescendiente” y aparecen por millones

En Venezuela L@s negros son invisibles

“Ya hoy se trata de los ricos blancos de origen europeo contra el pueblo pobre y de piel color marrón, negro, oliva, verde, oscuro, chocolate o como les de la gana llamarlo. Es la lucha de clases definida y establecida. Es decir la lucha por mantener los derechos humanos de los pobres, del pueblo o la de entregarle a la oligarquía las conquistas sociales de los marginados de la historia y del modelo neoliberal.” Aporrea: Autor: Carlo Maglione. Fecha de publicación: 21/03/12 

 

La población Negra venezolana fue invisibilizada en 1.864 por  la Constitución política, aprobada por los mantuanos de esa época, en la cual se estableció  la igualdad racial  y se crea el  prototipo del venezolano mestizo, incoloro, inodoro e insípido.  Con esa acción jurídica  se perdió toda razón  para pelear por algún derecho político o humano.  Al establecerse constitucionalmente que todos éramos iguales, las luchas y guerras raciales  que hasta ese momento habían ensangrentado el suelo patrio, dejaron de tener justificación.

Nunca más, a partir de esa Constitución, la palabra “Negro o Negra” aparece en ningún texto del Derecho Civil venezolano. Tampoco aparece la palabra “Afrodescendiente”.  L@s Negr@s fueron borrados del mapa  genético y el  fenotipo racial se hizo invisible. Se decía: “Aquí gracias a Dios, no hay discriminación racial” y claro que no había, pues los negros no existían.  Eran invisibles  jurídicamente y en una sociedad donde todo se decide por Ley, es imposible ejercer el Derecho donde una de las partes no aparece o no existe.

En la actual y vigente Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, tampoco existen las referencias a “Negros”  o “Negras”. Todavía  no han dejado de ser invisibles. Para poder visibilizarlos  y por estar en tiempos de revolución, nuestros legisladores aprobaron  el término “Afrodescendiente”  y allí metieron a todos esos millones de venezolanos que no calzamos con el prototipo racial  caucásico europeo y que la TV nos muestra como “genuinos y genuinas expresiones de la venezolanidad”. 

Los venezolanos de piel con alta concentración de melanina, comenzamos a ser considerados extranjeros en nuestra  patria, esa que construimos con sangre,  sudor y lágrimas  y pasamos a ser, por un artilugio legal,  descendientes de tribus africanas,  las cuales no aparecen en nuestra memoria histórica.  Según los creadores del término “Afrodescendiente”, nosotros tendríamos que recoger el legado perdido y volver a prácticas culturales que, según ellos, son las nuestras.  De nada han valido más de 300 años por construir una identidad propia latinoamericana y caribeña.  A esa  identidad solo tienen derecho los blancos  hijos de europeos, los  cuales deben borrar sus raíces y dar origen al venezolano autentico.  Los  Negros que se vayan para África, pues de allí vinieron  y allí deben regresar a buscar sus orígenes.

Nos lastiman profundamente los ataques racistas contra los “afrodescendientes venezolanos”  y el no poderlos defender, pues la derecha apátrida y escuálida  no los  está  atacando  por  ser los Negros o Negras que vivimos   en este país y que siempre hemos sido “negreados” por el color de nuestra piel o por nuestros rasgos físicos. Ellos enfilan sus baterías contra los “afrodescendientes”, que hoy constituyen una casta dentro del espectro político venezolano y que están luchando por parcelas de poder.  Ellos saben  que durante la Guerra Federal (1,859-1.864) casi desaparecieron del suelo patrio y que una nueva guerra racial seria nefasta. Por eso  nos mantienen invisibles, pues cuando logremos aparecer  van  a tener que pagar  la deuda  que con nosotros tienen. 

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1508 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a140914.htmlCUS