Respuesta a Roberto Hernàndez Montoya y su artìculo "hasta cuando el capitalismo"

Luego de leer con atenciòn lo que escribe el camarada Montoya en su artìculo titulado "hasta cuando el capitalismo", donde explica que "En su despedida de 1961 como presidente de los Estados Unidos, el general Dwight Eisenhower precavió sobre lo que llamó «complejo industrial-militar» (http://j.mp/T3IKEf). Tarde, porque ahí está provocando guerras por doquier para vender su funesta mercancía. Y para venderla hay que usarla. Y para usarla hay que hacer guerras; mientras más, mejor. Cada día se anuncia y/o ejecuta alguna, con cualquier pretexto voceado por los medios."

El camarada Montoya dice que el complejo industrial-militar està provocando guerras, mientras que realmente son las condiciones materiales y las contradicciones del sistema capitalista originadas en el seno del Imperialismo y la competencia por la hegemonìa capitalista las que provacan las guerras. Es decir, la guerra no es provocada por el complejo industrial-militar, sino que es este complejo una consecuencia e instrumento de la polìtica de la burguesìa imperial, para lograr sus objetivos de control total de los elementos de la producciòn industrial y la ideologìa de mercado. La guerra es consecuencia de las contradicciones intrìnsecas a un sistema que ha diseñado un complejo industrial-militar para ejecutar sus planes, aunque parezca que este aparato se gobierna a si mismo.

Màs allà de los pretextos de las guerras ellas son un medio para crear condiciones para la expansiòn del modo de vivir burguès: el capitalismo. En ùltima instancia, son las guerras de la burguesía las que persiguen controlar las fuentes de materias primas, las tecnologìas y la fuerza de trabajo calificada. El dominio capitalista se basa en este control que a su vez garantiza que la ideologìa burguesa penetre en todos los paises del mundo.

Una fuente de materia prima indispensable para el funcionamiento del aparato industrial capitalista es el petròleo. De allì la importancia geestratègica de nuestro paìs como el mayor poseedor de reservas petroleras del mundo, y la urgencia de nuestro pueblo para construir el socialismo bolivariano como ùnica protecciòn a la voracidad imperialista que mira atentamente la polìtica soberada de diversificaciòn de las ventas de petròleo a China y otras potencias emergentes, que ha implementado el gobierno bolivariano bajo el liderazgo del Comandante Presidente Chàvez.

El imperialismo en su polìtica de unipolaridad y control absoluto de los mercados mundiales es enemigo acèrrimo de la estrategia revolucionaria de la multipolaridad ejecutada por el canciller Maduro e ideada por el Comandante. Aunque el pragmatismo habla de un aparato industrial-militar como causante de guerras, debemos aclarar que el contenido real bajo el cual opera la lògica imperial indica que este aparato es solo un instrumento y consecuencia de un sistema que persigue la globalizaciòn de la sociedad burguesa, de la aldea global gobernada por las mercancias.

[email protected]

Independencia y patria socialista..viviremos y venceremos.
Delegado Sindical y militante del PSUV

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1107 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Lucidio García


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a154832.htmlCUS