Pildoritas 143 (año V)

Un cisma aquí, jamás

La reacción del pueblo chavista que es decir lo mismo que pueblo revolucionario, ante las victorias, pero también cuando ha tenido que enfrentar situaciones difíciles, valga decir golpe de estado, paro petróleo, guarimbas, conspiraciones permanentes dentro y fuera, enorme dolor por la enfermedad del ser que ha sido capaz incluso de llegar a entregar su vida por los pobres, como Cristo, ha servido para concluir que este es un pueblo sin parangón, que se crece ante las dificultades, porque así como para lograr la primera independencia tenia un líder de la talla inconmensurable del gran Libertador, Dios nos ha dado la gracia doscientos años después de tener a alguien muy cercano a lo que bien podría ser reencarnación de aquel y que como él también ha logrado que un pueblo heredero de sus glorias, reedite hechos similares a los que la historia nos muestra, aunque en otra dimensión, en otra época pero enfrentando a los mismos enemigos con enormes poderes y ansias de conquista, a sangre y fuego para apoderarse otra vez de nuestras riquezas.

De ese ser fuera de serie que es Chávez, este pueblo ha recibido tanto, sobre todo los pobres, que desde que se tuvo conocimiento de las dolencias que le aquejan no ha parado de derramar sus lágrimas, elevar sus oraciones y activarse en las calles para demostrar su amor inmenso por alguien que ha sabido por sus obras, su bonhomía, su carisma, su entrega, meterse en el corazón no solo del pueblo venezolano sino de los pueblos de América y de no pocos sectores progresistas del mundo, que le admiran y que como nosotros, se han sumado a las plegarias y buenas intenciones para que el Gran Dios lo devuelva lleno de fortaleza y salud, porque su obra aún no ha terminado, aunque la semilla sembrada ha germinado y crece esplendorosa, aun necesita de ese sembrador insigne para continuar regándola y garantizando su continuidad para que sus frutos sean bien aprovechados por quienes de verdad los necesitan para lograr la mayor suma de felicidad,

La rastrera reacción de la canalla lo que hace es elevar nuestro espíritu hasta el punto de enfrentar lo que pudiese venir, incluso a costa de nuestra vida, las nefastas manifestaciones de personajes sin alma como el mercenario del periodismo Nelson Bocaranda o Rafael Poleo, o la inefable María Corina, en la Asamblea, en la sesión del sábado, entre muchos otros que se enriquecen escribiendo lo que las estrategias de la perversidad imperial les ordenan, como que no vieron al pueblo en la calle, masivamente, entre lágrima y oraciones demostrando un amor irrepetible en otras latitudes, no oyeron el comunicado de la Fuerza Armada Bolivariana en el que comprometen hasta su vida, si fuese necesario para defender esta Revolución y sus conquistas, tampoco vieron la solidaridad internacional y expresiones que sólo son inspiradas por un ser que ha trascendido fronteras para llevar más allá de nuestra Patria la voz de los pobres.

Quienes vaticinan un sisma entre las filas revolucionarias se equivocan de medio a medio, como se equivocaron, no una vez sino muchas veces durante estos 14 años y se olvidan que Chávez no es un líder de una época sino de todas la épocas, como Bolívar lo es, aun después de más de un siglo de su desaparición física que si fuese el caso, Dios no lo quiera.

En este País lo que sucedería no sería otra cosa que la elevación de los espíritus de millones de aquí y del mundo para fortalecer cada vez más, el legado que el segundo Libertador de esta Patria nos dejaría.

Pero Dios es muy misericordioso y nos va a devolver a este ser excepcional sano y salvo, las manifestaciones necrofilicas de las mentes malsanas, lo que van a lograr es adelantar los mejores resultados de la nueva operación a que se va a someter nuestro líder, para regocijo de tanta gente a quienes les han llegado los beneficios de la Revolución, y de muchos otros que tienen la esperanza cierta de que les llegue su gota de petróleo, lo cual sólo podrá ser con la continuidad de este proceso, con Chávez a la cabeza y con su inspiración siempre hermosa en beneficio de los humildes.

Chávez es y será siempre la luz que ilumina el sendero de esta Patria.

¡Vivirá y vencerá, y nosotros con él!

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 696 veces.

VE