Conozcamos algo sobre el petróleo (VI)

Venezuela es un importante país productor y exportador de petróleo y de éste depende en un alto grado la economía nacional, sin embargo, es posible que más de un 95% de la población venezolana desconozca algunas cosas elementales de ese hidrocarburo. Por tal motivo se cree útil exponer en forma didáctica algunas cosas relacionadas con el oro negro; y es así como continúa los escritos que pretenden aportar alguna ilustración al público. Veamos.

Aparte de los productos derivados del petróleo señalados en el escrito anterior, siguen otros.

Ceras parafínicas: Es la materia prima para la producción de velas y similares, ceras para pisos, fósforos, papel parafinado, vaselinas, etc. 

Polietileno: Materia prima para la industria del plástico en general

Alquitrán aromático: Materia prima para la elaboración de negro humo, usado en la producción de neumáticos, siendo también un diluyente.

Acido nafténico: Sirve para preparar sales metálicas tales como naftenatos de calcio, cobre, zinc, plomo, cobalto, etc., que se aplican en la industria de pinturas, resinas, poliéster, detergentes, tensoactivos y fungicidas.

Benceno: Sirve para fabricar ciclohexano.

Ciclohexano: Es la materia prima para producir caprolactama y ácido adípico con destino al nylon.

Tolueno: Se usa como disolvente en la fabricación de pinturas, resinas, adhesivos, pegantes, thinner y tintas, y como materia prima del benceno.

Xilenos mezclados: Se utilizan en la industria de pinturas, de insecticidas y de thinner.

Ortoxileno: Es la materia prima para la producción de anhídrido ftálico.

Alquilbenceno: Se usa en la industria de todo tipo de detergentes, para elaborar plaguicidas, ácidos sulfónicos y en la industria de curtientes.

El azufre que sale de las refinerías sirve para la vulcanización del caucho, fabricación de algunos tipos de acero y preparación de ácido sulfúrico, entre otros usos.

El gas natural sirve como combustible para usos doméstico, industriales y para la generación de energía termoeléctrica. En el área industrial es la materia prima para el sector de la petroquímica. A partir del gas natural se obtiene, por ejemplo, el polietileno, que es la materia prima de los plásticos. Del gas natural también se puede sacar gas propano, como también infinidad de productos indispensables para la vida moderna, veamos: Plásticos, alcoholes, disolventes, astringentes, saborizantes, cosméticos, medicamentos, aspirina, sulfas antisépticos, adulcorantes, sacarina, aspartame. Sorbitol, perfumes, colorantes, hule, telas, ropa, neumáticos, cemento, aislantes térmicos y eléctricos, fibras películas, cuero artificial, materiales de construcción,  explosivos y seguirá descubriendo otros muchos productos. Casi todo el mundo toma el petróleo como la materia prima para la producción de gasolina y la quema para mover los vehículos para transportar gente y carga, pero por ser un recurso no renovable es necesario cuidarlo mucho y conseguir otro elemento que pueda ser usado para el transporte, porque al acabarse el petróleo vendrá la hecatombe para el mundo: El hambre, la pobreza, las guerras nos volvería a la edad de piedras ya que todo lo hasta ahora conocido se terminaría y vendría el caos con cero electricidad, cero gas para cocinar, no funcionaría las redes de agua potable y habría que irla a buscar a los río y riachuelos, escasearía los alimentos, no habría automóviles, aviones, ni  grandes barcos marítimos, el empleo bajaría a cero, habría escasez de medicamentos, de ropa, en fin sería  algo impredecible. 

Hasta aquí esta serie de artículos que ha tratado de hacer ver el bien que significa el petróleo para la humanidad y el mal que significaría la falta de este recurso que NO RENOVABLE. Por lo tanto es imprescindible  su conservación y no gastarlo alegremente como se hace ahora,  sin siquiera tomar en cuenta su tremendo impacto de su escasez en la vida del hombre del futuro. Es necesario que el mundo se una para la creación de un organismo que vele e impongan parámetros para que el petróleo dure el mayor tiempo posible y así garantizar la calidad de vida de la humanidad.

José M. Ameliach N.    Diciembre de 2.012

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1843 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a155781.htmlCUS