Santa Claus, Hollywood, la Coca-Cola...

Mensaje de Navidad... El inescrupuloso comercio y el consumo

Mensaje de Navidad


Buenos y queridos amigos del Alma. Familia querida por siempre.

Otra vez, una navidad más, un nacimiento más, es decir, se nos llena el Alma de alegría en la conmemoración de la venida del hijo ungenito de Dios que lo entregó al Mundo, demostrando con ello su amor a la humanidad.

Muy pocas veces las personas se preguntan: ¿que significa la palabra navidad? pues ciertamente, navidad significa: nacimiento, pero lo bueno de todo esto es que la Biblia no fija un día exacto del nacimiento del hijo ungenito de Dios.

¿Por que se dice que el hijo de Dios, nació un 25 de Diciembre y que prácticamente también coincide con los últimos días del año? Que chévere!

Que tal si la fecha del nacimiento del niño Dios, realmente cayó fue un día de Septiembre o de Julio o de Mayo?

Sería muy raro celebrar la Navidad a mitad de año.

Todo eso se debe a procesos históricos, y a las formas de adaptar las épocas, las eras o etapas por las que atraviesa la humanidad a las conveniencias de los que dominan el Mundo huelga decir la cultura occidental. En la China no se celebra la Navidad pues su filosofía es totalmente diferente a nuestra cultura, por ejemplo.

Sabemos que Roma ha sido uno de los Imperios mundiales más poderosos de la Historia humana; y como todo poder o Gobierno mundial siempre necesitará tener algún tipo de creencia religiosa en sus medios para sobrevivir.

En sí, los que introdujeron la navidad a la cultura europea fueron los Romanos, es decir el Imperio Romano, el Imperio de los Césares, después de largos siglos de perseguir a los Cristianos, quienes eran echados a los leones en sus fiestas paganas t lapidados en otros lares, pues en Roma se practicaban cultos politeístas, y veían en el Cristianismo una mala influencia, desafío y amenaza a su Poderío, además de advertirse que ya el Imperio entraba en crisis, así que ya no había forma de contener la expansión del Cristianismo. Por sus características monoteístas y por la cuestión de la Fe y la revelación Divina, el Cristianismo se extendió por muchas regiones llegando a Europa.

Después de Constantino en el 312, quien habló de una revelación divina de Cristo, los Romanos dejaron de perseguir a los Cristianos.

Fue así como en el año 381 el Emperador Teodisio declaró al Cristianismo como la Religión oficial del Imperio Romano firmando el concordato de Constantinopla. Es aquí donde realmente nace la Iglesia (del griego ekklseía: Asamblea) que conocemos como Católica, apostólica y Romana.

Ahora, y sin irme hasta Babilonia y sus Jardines colgantes y hablar de historia más reciente, las fiestas que hoy conocemos como La Navidad, y siendo coherentes con lo explicado arriba, se debió precisamente a que la fe Cristiana fue ganando muchos adeptos por lo que los Romanos decidieron finalmente decretar el Cristianismo como su Religión oficial, pero fue necesario hacer coincidir las fiestas del nacimiento del Niño Jesús con las fiestas paganas que a fines de cada año celebraban los Romanos.

Tales fiestas paganas llamadas “saturnalias” en honor a su Dios Saturno, se celebraban durante la semana del solsticio, que era el acontecimiento social principal y cuyas fiestas llegaban a su clímax el 25 de Diciembre. Todo se hizo para hacer más fácil que los Romanos pudiesen convertirse al cristianismo sin abandonar sus festividades. ¡ capicci ¡ .

Nadie sabe a ciencia cierta en que día nació Jesús, pero lo que sí está definido es que no fue precisamente un 25 de Diciembre. En otras palabras, señores, nosotros heredamos fue la celebración de las fiestas paganas de los Romanos, con orgías y todo.

Hoy día estamos muy cerca de ello, pues lo que menos se conmemora en ésta época es el nacimiento del niño Jesús siendo más notable en ésta fecha el viejo Santa Claus quién representa hoy por hoy el más inescrupuloso comercio del consumo, extravagante consumismo y diversión antes que el mensaje y divulgación del nacimiento de Jesucristo y de la fe cristiana.

El niño Dios fue relegado por otro Mito, claro, la historia verdadera de éste personaje fue la de un monje bondadoso y filantrópico que gustaba de hacer regalos a los niños pobres, seguramente con la consigna de ganarse las indulgencias divinas, lo mismo hacen muchos amigos hoy día, que regalan cosas (llaman obra de caridad) para que el santísimo les quintuplique..

El papá Noel o Santa Claus no tiene nada que ver con el nacimiento de nuestro niño Dios. En absoluto!

Se puede decir, que su Bondad fue tomada para hacer de El una caricatura mundana a la usanza estadounidense, y hacerlo un personaje popular entre la cultura occidental.

Santa Claus llegó al continente americano traído por los colonos holandeses. Pero fue la literatura la que se encargó de hacerlo bastante popular en el siglo XIX.

Pero indudablemente quién realmente popularizó e inmortalizó a Santa Claus, fue la Transnacional Coca-Cola, una de las marcas más influyentes en la conciencia del mundo en la era del consumismo y que mediante una campaña publicitaria prácticamente lo lanzó a hall de la fama y del estrellato, versión tipo Hollywood.

Así que mis estimados amigos del Alma, la Navidad, es hoy día una fiesta de mucha comercialización de todos los objetos habidos y por haber, de ofertas y demandas de cosas insustanciales pero que finalmente realizan a los seres humanos en sus afanes consumistas y su deseo concupiscente de tener y tener cosas y cosas y cosas.

De cuántas cosas Dios no creo.

Para nosotros los sentimentales de siempre, aún conservamos la creencia que quizás un nuevo mundo esté por venir, no obstante el consumismo nos esté arrastrando al Abismo profundo.

Somos los verdaderos depredadores de nuestro Planeta.

Aún mantenemos la utopía de un nuevo Mundo, en dónde la fraternidad, la bondad humana sin buscar indulgencias divinas, la igualdad, cooperación y Amor entre los hombres y mujeres de buena voluntad, sean el pan de cada día y nos sintamos realizados por esa felicidad que nos da la ternura de un buen abrazo, las palabras de los buenos propósitos y el deseo de que todos cumplimos nuestra misión de dejar huella como seres humanos en el corazón de éste mundo en nuestro paso por el.

Que la ventura y prosperidad de todos, sean de todos, y que el Mundo reciba vuestras y nuestras obras y realizaciones para ayudarnos a vivir en la alegría y gozo perpetuo y la cooperación entre los hombres y los pueblos sea el leimotiv para logar la Paz del Orbe, la Justicia y la Felicidad verdaderas.

Que los Egos y egolotrías se difuminen por siempre.


Para mis amigos del Alma y de toda la vida, a mi bella familia, que son todos,

Un feliz nacimientos de Cristo en vuestras almas.

Un abrazo fraternal, navideño y cavernario,

Hasta la victoria siempre!

Escrito sin nada de Ron en la cabeza un 22 de Diciembre de 2012, en plena luz de la madrugada.

,



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1142 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a156473.htmlCUS