Un Fin del Mundo que no fue, La MUD que no acepta su Fin y Fin de año sin Chávez en el país

La Profecía de los Mayas del “Fin del Mundo”, nada que ver. Supuestamente los científicos y eruditos interpretaron mal el asunto. La cosa era el fin de un “ciclo”, vaya Ud. a saber de qué ciclo se referirían los mayas. Lo cierto que seguimos en este planeta azul, llamado tierra, y por lo visto la raza humana seguirá por mucho tiempo, al menos que las grandes potencias aprieten el botón para aligerar la carga, esperemos que no.

A la que si le llego su fin, y parece no haberse dado cuenta, es a la MUD, mal llamada “Mesa de la Unidad”, y bautizada sapientemente por el pueblo como “Mesa de la Ultra Derecha”, nombre que le cae como anillo al dedo. La MUD viene de dos descalabros electorales que la sepultaron para siempre. Una derrota incuestionable en las presidenciales, y otra abrumadora derrota en las gobernaciones. Sus cagatintas, adláteres y sesudos seguidores, tratan de disfrazar su fracaso. Unos se empeñan en pasar la página y concentrarse en las municipales (Alcaldías), otros no quieren hablar del asunto y desvían su atención hacia la enfermedad del presidente, otros dan concejos, y rememoran las marchas, golpes, saboteos etc., de principio del 2000.

No hay análisis posible para ocultar su desaparición del contexto político nacional. Sus seguidores conocen muy bien, que esas dos derrotas contundentes fueron el último estertor de dicha mesa. Con ella no se conseguirá nada, y si continua dirigiendo el destino de la oposición, las pocas alcaldías que tienen corren un gran peligro de pasar al mando de la Revolución. Da mucha pena ajena escuchar y leer algunos artículos de opinión, que siguen en la onda de asomar fraude y ventajismo. Viejos dirigentes de la derecha, tratan de cubrir su barranco, cuando dicen que las gobernaciones se perdieron por compasión con el presidente Chávez. Cuando la verdad verdadera es que se ganó sin estar Chávez en el país. Este es el miedo, el temor, que no los deja dormir. La Revolución Bolivariana tiene un grado de madures nunca antes vista. Y el pueblo voto por liderazgos naturales, utilizando el argot popular, el pueblo “No comió Cuento” a la hora de votar.

No pudieron con la campaña de descrédito a través de sus cagatintas y emisoras, televisoras y afines, que afirmaban que los candidatos eran “paracaidistas”. Una especie de chovinismo al revés, un campaña sectarista y secesionista, cuando todo el mundo sabe, que los venezolanos somos todos quienes hemos nacidos en esta hermosa tierra. E independientemente donde nacemos, podemos convivir en otras regiones donde nos toca desarrollarnos. En pocas palabras se derrumbó ese mito derechista del “Regionalismo”, que solo una persona nacida en tal estado debe ser el que dirija los destinos de esa entidad. Aristóbulo y Tarek, van a ser ejemplo, que la venezolanidad es nacional, y que todos somos hermanos, independientemente si nací en el Delta y tenga que vivir en Caracas en un puesto de gobierno. Ese apartheid típico de la reaccionaria derecha venezolana se convirtió en polvo cósmico en estas elecciones del 16D. Solo queda una cosa por ver. Quien se atreverá dentro de la derecha decir a los 4 vientos, que la MUD se acabó, “Its over”, como dijo un gringo desde el imperio.

El Presidente Chávez continúa en su recuperación en la Habana. Poco sabemos, solo uno que otro reporte desde Cuba nos han trasmitido, pero ningún venezolano de a pie sabe realmente la condiciones de salud del presidente después de su última intervención. Desde la ultra derecha reaccionaria, nos llegan a diario reportes morbosos, llenos de odio y pestilencia, a esos no le hacemos caso. Pero lo cierto es que el Presidente ya no es Chávez es un Pueblo. Por ello, es el pueblo quien mejor debería estar enterado de la evolución de su salud. Sabemos que en la política existe estrategia, pero también existen sentimientos, sobre todo cuando se trata de la sinergia que existe entre Chávez y su pueblo.

Solo la oración entre los creyentes como único lazo de comunicación y de verdad se escucha desde el pueblo. Este fin de año, quienes creen, elevara su voz como oración. Quienes somos agnósticos, solo nos queda el análisis de lo complejo de la situación. La ausencia del Líder indiscutible de la Revolución Bolivariana lo amerita.

Saludos, y excelente 2013

[email protected]

venezuelaeconomicaypolitica.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1348 veces.