Cierre de año y crecimiento Económico para Venezuela

Una de lo indicadores financieros construidos por el sistema capitalista para medir el crecimiento de la economía de un país es lo que conocemos como producto. Allí si evaluamos el caso venezolano efectivamente a partir de este indicador podemos constatar no solo el crecimiento de sus bienes y servicio y los niveles de inversiones tanto públicas como privadas, el mismo indicador lo podemos usar para compararnos frente a otros países. Por ejemplo frente a Europa y estados unidos América latina y de las llamadas economías emergentes, todo esto producto de un diseño de políticas públicas en materia económica que buscan preservar el empleo y la calidad de vida de los venezolanos y venezolanas. Los retos son innumerables y el mayor de ellos convertir a Venezuela en el periodo 2013 2019 en una potencia de vida y de amor por la humanidad. Es por ello que debemos evaluar los índices macroeconómicos a partir una variable política “sine qua non” en la política venezolana el comandante Hugo Chávez.

Con el presidente Chávez comenzó un proceso indetenible en todo el continente de forma especial en lo que respecta a los mecanismos de integración entre los pueblos. No tardó mucho en que traspasáramos las fronteras del continente y lográsemos intercambios y acuerdos por otros países del mundo donde no sólo se limitaba al comercio o colocación de bienes y mercancías sino que la condición “sine qua non” era la transferencia de tecnología, la capacitación y la formación de nuestra gente. Logrado ya esa etapa, entramos con la firme convicción de convertirnos como lo reza el Programa de la Patria en un país potencia.



Capacidades

Y lo decimos no para imponer ni colonizar sino para desarrollar plenamente las capacidades de un pueblo que resucitó y no pretende ser sometido jamás por imperio alguno. Un país que posee la reserva de petróleo más grande del planeta y que en recursos minerales, hídricos y forestales está a la vanguardia del mundo. Potencia cultural, moral, social y política. Potencia económica donde los recursos son distribuidos en beneficios para un pueblo ofreciendo oportunidades de acceso a la salud, educación, vivienda y alimentación pero además emancipando un pueblo entero para que sea constructor del nuevo socialismo.

Venezuela más que nunca debe apuntalar a incrementar la producción de todos los rubros agrícolas y de bienes y servicio para ello es vital que todo el pueblo venezolano asuma ser productivo que no quede un pedazo de tierra sin producir alimentos que nuestras universidades adapten sus investigaciones a las necesidades del pueblo y sobre todo entender que para romper con el rentismo petrolero no basta el crecimiento de las variables macroeconómicas es necesario hacer una potencia de nuestra gente de los campesinos, obreros, productores pequeños, medianos emprendedores, empresarios responsables y sobre todo asumir que la única fórmula para combatir la miseria que genera el capitalismo en Venezuela es la construcción del socialismo. Pero ese socialismo solo es posible si lo asume el pueblo en su imaginario colectivo y que de verdad entendamos que a pesar de convivir con el capitalismo. Es ese el verdadero enemigo de la revolución que la alianzas circunstanciales que se dan en la transición son la táctica y no la estrategia, que se entienda que es una revolución pacifica donde todos tenemos un espacio pero que jamás pactaremos nuestros principio con la oligarquía apátrida que tanto daño le hizo a nuestro país.

[email protected]

(Diputado AN)

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1378 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Hugbel Roa


Visite el perfil de Hugbel Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a156790.htmlCUS