Sin culto a la personalidad

Chavistas quienes siguen ideas de Chávez

El verdadero revolucionario, que como dijera el CHE, es el más sublime de la persona humana, como ser social; hace suyas las mejores ideas y filosofía del pensamiento universal; para dar de la mejor manera su aporte a las luchas de los pueblos por construir la sociedad de iguales y vivir con dignidad.

En tal sentido, consciente o inconscientemente, por poder de síntesis para identificar la base filosófica y origen de su pensamiento y conducta, los revolucionarios resumen sus ideas, etiquetándolas con el nombre de los hombres o mujeres que han trascendido en la revolución mundial y les eligen para que sirvan de guía fundamental en su accionar.

Es oportuno recordar como complemento filosófico a lo expresado en los párrafos que presiden, el contenido de una cita del dramaturgo y poeta alemán, Bertolt Brecht, cito: “Hay hombres que luchan un día y son buenos, otros luchan un año y son mejores, hay quienes luchan muchos días y son muy buenos, pero están los que luchan toda la vida, y esos son los indispensables”.

En razón a esta filosofía, es como se hace posible que hombres y mujeres luchadores sociales y de vanguardia en las luchas del pueblo, les califiquen o se autodenominen cristianos, marxistas, leninistas, maoísta, fidelistas, sandinistas, guevarista, bolivarianos, chavistas, etc. etc. Pero como bien lo explica ELIAS JAUA en su artículo sobre “El Chavismo”, todos esos calificativos, siendo desprejuiciado, el término no debe significar jamás el fanático criterio de culto a la personalidad, sino el digno y noble papel de emulación de las ideas revolucionarias del elegido como guía fundamental de su accionar.

El culto a la personalidad, como arma ideológica de la derecha burguesa, tiene raíces históricas, por ejemplo, en el cristianismo que niega la condición revolucionaria y socialista de JESUS CRISTO. Como dice la historia, a CRISTO lo mataron los judíos. Pero resucitó, no físicamente como piensan algunos cristianos; sino en las ideas de AMOR Y PAZ que recopiladas con esmero y lealtad por sus mejores discípulos en la BIBLIA CRISTIANA, resumen su pensamiento y, aún hoy, sirve de guía de la cristiandad. Después de traicionarlo y llevarlo al calvario, lo diosificaron. Según el dogma, lo declararon UNICO, nadie sería como él porque era el enviado de DIOS. Ser como Cristo, los oligarcas monarcas de la época crearon la conseja, de que tal pretensión y profesar sus ideas era un profano sacrilegio que les condenaría ante EL CREADOR.

Ayer Cristo Jesús, como revolucionario del momento, fue crucificado por su prédica de AMOR Y PAZ para su pueblo. Fue traicionado (vendido) antes y después de muerto. HUGO CHÁVEZ, como cristiano revolucionario ha sido también traicionado por sus discípulos. No en vano, aún cuando se encuentra librando una dura batalla por su quebrantada salud, llama al chavismo y sus aliados en la REVOLUCIÓN BOLIVARIANA a la unidad, lealtad, eficiencia o nada; porque está consciente de su firme convicción y noble compromiso patriota y revolucionario, con el pueblo oprimido y explotado y su ferviente deseo por consolidar la revolución bolivariana, que comienza abrir brechas innegablemente a la posibilidad cierta de construir la VENEZUELA SOCIALISTA; emulando al CRISTO REDENTOR. Con él los y las trabajadoras clasistas, revolucionarias y bolivarianas de FUSBEC-UNETE, elevamos nuestra voz con la del mundo chavista para decir con fuerza proletaria “CHÁVEZ VIVE Y VENCERÁ”


[email protected]

@DIAZCASIANO


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1854 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a156812.htmlCUS