¡Convocar elecciones es lo inminente. Coraje y Fuerza es lo necesario!

Chávez vivirá y vencerá. Es nuestro deber vivir y vencer por él y para él.

Primero que nada quiero dejar claro que no tengo otro tipo de unión con algún dirigente del PSUV, mas que aquella que nos ha llevado a batallar durante 14 años junto al presidente Chávez por el socialismo bolivariano. Por ello quiero que estas palabras, este “alarido” sea tomado como parte de un pensamiento individual que puede y estoy seguro muchos están pensando.

Soy joven, crecí con Chávez, aprendí la diferencia entre el humanismo y lo anti-humano gracias a él. Aprendí gracias a él que el verdadero camino para salir adelante es tomados de las manos y no pisoteando a los demás. Tengo mucho que agradecerle a un hombre que llegó justo antes de que la mano depredadora invisible del oscurantismo pudiera incluirme en su lista de alienados.

Me uno a los que llaman padre a Hugo Chávez, con todo el respeto que mi padre verdadero, un hombre excelente merece. Por ello siento la necesidad de expresar estas palabras.

El presidente Chávez desde el 2011 ha padecido la enfermedad más dura de sobrellevar de los seres humanos, una enfermedad traicionera e insidiosa que pocas personas, entre ellas Chávez, pueden llevar con gallardía y coraje. En su segunda operación, el presidente Hugo Chávez nos alertó a todos de su problema, no sin antes asegurarnos que volvería. Y así lo hizo, y no sólo volvió a su tierra, sino que con todas sus fuerzas, y recién acabadas unas duras sesiones de radioterapia, enfrentó una campaña electoral que lo llevó a ganar una elección con un aplastante 56% de los votos. Era una elección necesaria, Chávez después de 14 años contaba con el apoyo y el amor de 60% del país, y con el respeto de una buena parte de la oposición racional (no la política). Amor con amor se paga, esta frase engloba perfectamente lo que ocurrió el 7 de octubre del año 2012.

¿POR QUÉ CHÁVEZ ENFRENTÓ ESA ELECCIÓN?

¡Porque sabía que se jugaba el destino de la patria misma con su victoria! Bien pudo dedicarse de lleno a su sanación y apoyar a un candidato de la Revolución, pero sabía que de todas las elecciones de los últimos 14 años, esta era la que permitiría avanzar inequívocamente hacia el socialismo. Vaya que entrega la de nuestro Chávez.

Poco después, lamentablemente, a nuestro líder, a ese hombre que nos despertó de un letargo de siglos, ¡que nos animó a vivir viviendo!, le fue referida otra operación de urgencia. No podía pasar un día más sin que fuese operado, pero aun así, con dolor, con posibles complicaciones por el viaje, Hugo Chávez voló a su tierra para informarnos de su situación y prepararnos para una nueva batalla, que es su batalla y la batalla de todos los que SOMOS CHÁVEZ.

¿POR QUÉ CHÁVEZ VOLVIÓ ESE 8 DE DICIEMBRE PARA NOMBRAR A NICOLÁS MADURO COMO SUCESOR?

Porque de nuevo, Chávez, más allá de él y más allá de todo, entendió que en las semanas siguientes a su operación, Venezuela se jugaría el destino de las siguientes décadas. Chávez, traspasando sus propias esperanzas y fe, habló como un LÍDER que busca a toda costa que su pueblo no sea desamparado. Ese mismo que algunos sin escrúpulos llaman “sediento de poder”, con el mismo coraje de siempre nos dijo a todos sus hijos que pasara lo que pasara había que seguir en la lucha por la PATRIA. Y FUE CLARO EN SU DECLARACIÓN. Cuantas lagrimas no se derramaron aquel día, cuanto no lloramos esas declaraciones, cuanto no nos dolieron sus palabras “me duele causarles dolor”. Como nos golpeó el alma.

Nicolás Maduro, el leal hijo de Chávez, y Diosdado Cabello, mil veces ofendido por la oposición, y mil veces leal al presidente Chávez, han tomado las riendas de este proceso en la ausencia del presidente. ENTIENDO LO DURO QUE DEBE SER LUCHAR SIN EL COMANDANTE DE LA BATALLA. PERO DEBEN ENTENDER, QUE LOS ANÁLISIS, LAS INTERPRETACIONES, LAS MANIOBRAS, Y DEMÁS, SON EL JUEGO DE LA OPOSICIÓN VENEZOLANA. SIN DARSE CUENTA CAYERON EN EL DEBATE OPOSITOR.

LAS INSTRUCCIONES DEL PRESIDENTE CHÁVEZ FUERON TAN DIRECTAS COMO UN PUÑAL. EN LAS SEMANAS POSTERIORES A SU OPERACIÓN, NADA HA CAMBIADO. CHÁVEZ NO HA CAMBIADO LAS INSTRUCCIONES DADAS.

Las instrucciones para batallar en estas duras jornadas que nos vienen, son las de convocar elecciones el mismo 10 de enero, en caso de que el presidente no pueda asumir o no esté en condiciones, y luchar por la victoria de Nicolás Maduro. EL PRESIDENTE CHÁVEZ VOLVERÁ Y SANARÁ, SOLO Y SEGURAMENTE SI DEJAMOS QUE SU PROCESO DE SANACIÓN PROSIGA, ESA ES NUESTRA ESPERANZA, Y LA DE MILLONES DE VENEZOLANOS, NADIE QUIERE A UN CHÁVEZ INMOLÁNDOSE POR LA REVOLUCIÓN, QUEREMOS A UN CHÁVEZ VIVO EN LA REVOLUCIÓN.

En estos días, en las diatribas, entre las uvas y los abrazos, podemos perder la única oportunidad real de mantener la senda socialista en el país, en Venezuela. Nicolás y Diosdado, es hora de olvidar las Blandenguerías y tener el mismo coraje y fuerza que Chávez nos ha mostrado durante años, ese mismo coraje que mostró el 8 de diciembre. Séquense las lágrimas, escupan los miedos, y convoquen a elecciones DE SER NECESARIO, en estos momentos en los que la llama está más viva que nunca. No es buena idea esperar el ocaso para empezar a actuar. ¡Nuestro padre, nuestro líder, de cualquier forma estará con nosotros Batallando y Comandando su Revolución!

Chávez vivirá y vencerá. Es nuestro deber vivir y vencer por él y para él.

[email protected]

Moisés D.S.G


@moiseijas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3160 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a156822.htmlCUS