Obama en su nuevo gobierno amplia su injerencia en Venezuela

La oposición sistematiza su campaña desestabilizadora

Nuevamente sectores empresariales y medios privados de prensa, organizan una nueva campaña desestabilizadora en Venezuela, bajo el falso argumento de que existe un vacío de poder y que el estado venezolano no funciona, luego del fracaso de su campaña del diario El Nacional, anunciando la muerte del presidente Chávez y que había sido enterrado en Cuba, también en ese marco de mentiras, aparece la fotografía publicada en el País de España, de un paciente entubado, significando que era el mandatario venezolano y estaba con soporte artificial, estos hechos demuestran que estos medios actúan como partidos políticos, además sin ninguna ética o código profesional.

En esta última semana de enero, este sector opositor vuelve a manipular a la sociedad venezolana, a través de mensajes de Twitter, anunciando que en el canal 8 VTV estatal, en el programa Dossier en horario de la noche, saldría una entrevista (la primera) al presidente Chávez, muchas personas fueron engañadas, nuevamente se manipulan los sentimientos de las personas, como abusando de la vida y salud del mandatario venezolano.

Pero no solamente se generan matrices de opinión en el área de medios, también se vuelve al sistemático saboteo de alimentos y comida, las empresas privadas vuelven al acaparamiento de los productos de la canasta básica, para crear la incertidumbre en la sociedad de que el estado está en quiebra, situación que genera compras nerviosas en la población, intentando crear incertidumbre en la sociedad venezolana.

Los sectores más radicales de la oposición, golpeados por su derrota electoral el día 7 de octubre con el triunfo de Chávez por 2 millones de votos y la de gobernadores el 16 de diciembre, con una victoria contundente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) al lograr 20 estados de 23, no se conforman con la acción de los medios de prensa o el sabotaje económico, ellos buscan radicalizar y ampliar sus acciones de violencia social, amenazas de muerte al vicepresidente Nicolás Maduro y al presidente Diosdado Cabello, hecho que han intentado ridiculizar o desmentir, los principales dirigente de Primero de Justicia y COPEI, pero hay pruebas fehacientes de vínculos con paramilitares colombianos, además muchos antecedentes como el golpe de estado 2002, paro empresarial y petrolero, la detención de más de 100 paramilitares colombianos, con un plan de magnicidio contra el presidente Chávez.

Estas denuncias realizadas por el gobierno bolivariano, no son historias o fantasmas de un pasado reciente, esta ultraderecha no concibe una verdadera democracia, ni un modelo de sociedad solidaria, con inversiones en planes sociales, no conciben a Petróleo de Venezuela SA (PDVSA), como una empresa estratégica de Venezuela, ellos sueñan con su privatización y su subordinación a EEUU, para ellos Venezuela debe estar subordinada al mercado internacional, como al modelo neoliberal.

Obama en su nuevo gobierno amplia su injerencia en Venezuela

En este nuevo gobierno de Barack Obama luego de su reelección, vuelve a reafirmar una vez más que las históricas diferencias entre el Partido Demócrata y Republicano de EEUU, se ha reducido a la mínima expresión, tanto en el tema interno en los ajuste macroeconómicos, en la reducción de la inversión en áreas sociales, salud, educación, vivienda, empleo, ha llevado a miles de ciudadanos a perder su vivienda, a millones de personas sin trabajo, en el marco de una violenta recensión, donde el gobierno está al borde de la iliquidez para sus pagos con la banca, con el mercado internacional.

Pero no solo en estas áreas internas hay similitudes entre los dos grandes partidos de Estados Unidos, en el área mundial su visión geopolítica y su concepción de un mundo unipolar, ha llevado a Obama a fortalecer su visión de país gendarme del mundo y defensor de su modelo occidental y seudo democrático, en ese marco Obama avaló la invasión y el genocidio en Libia, apoya la intervención y el apoyo a los terroristas en Siria, permitió la agresión y bombardeo a la Franja de Palestina, con muertos y heridos. En esa estrategia pero de mas bajo perfil, aplica sus políticas en América Latina con los países progresistas, a través de sus bloqueos, de sus listas negras en materia comercial u antidrogas, desconoce los cambios en este continente, apoyando a Inglaterra en el tema de las Malvinas, manteniendo el bloqueo criminal de más de 50 años a Cuba, lo que implica una política de verdadero intervencionismo.

En la reorganización de su nuevo gabinete Obama designó al senador del partido demócrata John Kerry, que en sus primeras declaraciones, dejo claramente establecido cual será su política con respecto a Venezuela, al manifestar “la posibilidad de que se dé una transición en el país suramericano”, en lo que el argot diplomático seria una grosera injerencia, en los asuntos internos de Venezuela como nación soberana.
Sobre estas declaraciones el canciller de Venezuela, Elías Jaua, lamentó que el nuevo Secretario de Estado, haya comentado que ve “una oportunidad” para la transición en Venezuela, a lo que agrego que “Kerry, ni siquiera ha comenzado su gestión y ya comienza a tomar partido y opinión en los asuntos internos de Venezuela”. En ese sentido, indicó Jagua que espera que este Canciller “rectifique esta actitud en función de mantener las relaciones entre ambos países, en un ámbito de respeto.” Por último afirmo Jaua “Seguimos esperando que algún día los EE UU rectifique su posición y entienda que con Venezuela puede haber relaciones basadas en la no injerencia en los asuntos internos de nuestro país”.

[email protected]
[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 911 veces.