La Rebelión

Palo a Pérez Pirela, el sonado caso de Dudamel y el maestro Abreu

Saludos amigos(as), ¡que tristeza! La verdad me siento avergonzado de ver tanta gente que yo creía eran personas avanzadas en el conocimiento del proceso de cambio revolucionario; en esa tarea de tratar de cambiar lo viejo por lo nuevo; la dinámica del día a día nos presenta diatribas de todo tipo, contradicciones diversas las cuales tenemos que saber interpretar y resolver utilizando para ello el conocimiento.
Todos entendemos que nuestro proceso bolivariano es muy joven, por tanto no estamos libres de cometer errores, eso es de humanos, la mayoría de la población conoce o ha oído hablar de revolución a partir de la insurrección de nuestro comandante Hugo Rafael Chávez, pocos manejan el concepto revolucionario antiimperialista y muy pocos la dialéctica revolucionaria, aquellos que han profundizado en el conocimiento sobre la revolución capitalista en Europa, o también llamada Revolución Burguesa, la bolchevique, la gran revolución china, etc.

Miguel Ángel Pérez Pirela es un joven político conductor de un programa político, muy bien preparado política e ideológicamente, filosofo, (no es poca cosa) quien trató de interpretar la acción de su amigo el maestro Abreu y su alumno Dudamel, quizá, para mi concepto, estos personajes trataron de demostrar ante el mundo dada su extraordinaria relevancia que en nuestro país existe pluralidad de pensamiento, no olvidemos que la opinión creada sobre nuestro proceso por los poderosos medios de todo el mundo es muy distinta a la que nosotros conocemos, es posible que hayan tratado de llamar la atención de los millones de fanáticos de esos equivocados personajes de la farándula para que conocieran mas de cerca nuestra realidad, solo que, para mi humilde concepto lo intentaron unilateralmente y de manera equivocada.

Camaradas, la critica que es un elemento fundamental en revolución debe ir dirigida hacia las acciones, ¡nunca hacia las personas!, La crítica es un procedimiento para descubrir y superar los errores e insuficiencias en la actividad de las personas, partidos y otras organizaciones, Ya Marx indicaba que la revolución proletaria, con vistas a su desarrollo, se somete a la critica y autocrítica, y que ello constituye una de sus particularidades. La crítica no se puede confundir con la denuncia, la censura o la murmuración, la critica implica una inducción al cambio o en su defecto a persistir en el, solo mediante el debate sistematizado y la conclusión del colectivo se puede determinar si ésta es correcta o no.

No podemos entender que hayan críticas constructivas porque estaríamos aceptando que hay destructivas o negativas, la critica por sí misma es positiva, algunos lideres de distintas tendencias desconocen la etimología propia de la palabra y han permitido que se confunda con la denuncia, la censura o la descalificación que implican una acusación y por ende un castigo, lo cual ha hecho que se tema a ejercer y recibir la crítica, es necesario romper con ese paradigma, profundizar y estudiar el pensamiento crítico no antagónico para fortalecer el proceso de cambio en que estamos empeñados, los enemigos internos y externos del proceso fortalecen la confusión para que los revolucionarios no seamos críticos, muchos no lo somos por temor a ser considerados de la oposición, quinta columna, o infiltrados, ese es un grave error.

La jauría furibunda, “ultra revolucionaria”, radical y mas chavista que Chávez han tratado de descalificar al camarada Pirela, al Maestro Abreu y a Dudamel, con tanta bajeza que da grima, estos dos últimos quienes para nada creemos que son revolucionarios merecen nuestro respeto, ¿que se equivocaron?, bueno, hagamos nuestra critica, pero de lo que si podemos estar seguros es que la intención del camarada Pirela de defender el objetivo planteado ¡equivocado o no!, para nada es contra revolucionario, la jauría esta a la expectativa para ver quien de los nuestros se equivoca o cree que se equivoca para caerle encima, lo peor de todo es que se rasgan las vestiduras en defensa de la revolución, casi que lloran por la afrenta y la supuesta traición, ¡carajo!, desde la comodidad de su casa, ¿porque no hacen día a día lo que hace MAPP?, basta de tanta ignominia producto de la envidia y quien sabe que otros ocultos intereses.

Pero bueno, siempre de todo esto algo sale positivo, se me ocurre que estos eventos y diatribas sirven para fortalecer nuestro proceso, nos permite ir decantando y descubriendo ocultos intereses, permiten el análisis critico y autocrítico y a estar mas alerta que nunca ¡que viva Chávez!, ¡VIVIRA Y VENCERA!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2298 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a158633.htmlCUS