La oposición o las oposiciones

Es indudable que las ambiciones personales dominan ese amontonamiento de gente que llama oposición a Chávez. No pasa un fin de semana sin que transcurra el anuncio de una rueda de prensa que convoca un solitario acompañado de un grupo de pelagatos en representación de no se sabe quien para anunciar pomposamente el nacimiento de una nueva agrupación política que al decir del poeta Amado Nervo le pasó lo de la flor: pobre flor que mal nacistes que al primer paso que distes te encontrastes con la muerte.

El show de esta semana estuvo a cargo del autodenominado ex-embajador en la ONU, ex - ministro, ex - gobernador de Caracas, el de los autobuses con piso de cartón, quien de modesto funcionario de CONAHOTU pasó a celebridad exquisita y se convirtió en opulento residente de la ciudad de Nueva York, gracias al ejercicio mal habido de la función pública carlosandresista.

El señor Arria a quien le gusta que lo llamen doctor anunció la fundación de una Junta Patriótica que no guarde complicidad con el régimen. Así lo afirmó con cara de piedra y sin que se le arrugara un músculo de la cara. Poco le faltó para continuar con la perorata en inglés estadounidense para sentirse en su elemento y me imagino que su sueño no cumplido es dar una rueda de prensa en la sede de la embajada USA. El riesgo mayor es que el edificio de los gringos está situado en predios de la gobernación de Miranda y ya son voz populi los trastornos de personalidad que sufre Capriles cada vez que pasa frente a una embajada.

Nada de esto es invención y a las pruebas me remito. El jefe del partido un nuevo adeco, el señor Barboza, escribió por ahí que una parte de la oposición está sufriendo del síndrome consular: ” se siente tan vinculada a las políticas del Departamento de Estado que basta con agitar cualquier trapo rojo que indique una contrariedad con aquellos intereses para que brinquen prestos a pasarse a su lado, sin medir las consecuencias que sus actos tienen para la opinión que representan y para el país. En su lucha contra el presidente Chávez han perdido el sentido de independencia que toda fuerza política que aspire a gobernar debe tener”.

Dicho en cristiano los ultras de la derecha son comparsas de los intereses imperiales y se deben a ello. Más claro no canta un gallo. En este momento los sectores moderados de la oposición están siendo arrasados por los loquitos de siempre y la pelea a cuchillo es entre la señora Machado, el señor Arria y las tropas de choque fascista de Javu y Primer guiso, compitiendo por ver quien complace de la mejor manera a los intereses del norte, en especial al señor Noriega un bate quebrado de la política norteamericana. Se esfuerzan en demostrar quien hace la pirueta o monada más espectacular al compás de la inquietante música de Globovisión que ha incorporado ahora a su elenco a un pupilo del dueño de El Nacional, un diario que recibe financiamiento externo y aparece en la compra de un medio de prensa mayamero.

Frente a toda esta desbandada de la derecha, huérfana de ideas y de liderazgo, crece de manera gigantesca la figura señera del Comandante Hugo Chávez Frías símbolo y líder indiscutible de la nueva Venezuela, de la patria que dignifica a todas y todos los venezolanos.

Atrás en el pasado, como una pesadilla, queda la derecha arrogante y excluyente sumida en el olvido y en los baúles del recuerdo.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 660 veces.


VE N