Astrolabio

Aristóbulo no es mediático, pero trabaja

El plan de asfaltado desarrollado por el gobernador de Anzoátegui, Arsitóbulo Isturíz, ha tenido un efecto positivo en la comunidad, y ha demostrado que más importante que una maquinaría mediática, es la responsabilidad y la eficacia con la cual se cumplan las tareas encomendadas.

Aristóbulo logró en apenas una semana darle un rostro distinto al eje metropolitano, tapando huecos que tenían periodos de tiempo mayores a seis meses, y se habían convertido en una verdadera calamidad en nuestra zona.

El plan forma parte del programa de la fiesta del asfalto, y ha contado con recursos modestos, pero con una supervisión y un diseño que incluye a todos los alcaldes, logrando sin “pantallerismo”, y sin la intoxicación mediática resolver problemas puntuales que estaban a la vista.

El intento por cambiar el inhumano y agreste paisaje urbano de la zona metropolitana de Anzoátegui, incluye un plan de limpieza y mantenimiento de la entrada de la capital y sus alrededores, un programa de iluminación de los principales elevados, y un plan de ornato.

Muchos de los visitantes que vinieron en Diciembre del año pasado, y ahora en carnavales, mostraron su sorpresa por el cambio que se nota en las principales vías de la zona norte, y comentaron como aspecto muy positivo la forma como se ejecutan estos trabajos, sin trancar el tráfico, y sin el acostumbrado set de cámaras.

La percepción general de los Anzoatiguiences, incluso de los sectores opositores, es que estamos en presencia de un gobernador responsable, con una alta capacidad de resolución de problemas, que sabe sacar provecho de los limitados recursos, y con su voluntad de trabajo realizar grandes tareas.

El dinamismo personal, el esfuerzo y la capacidad de trabajo del gobernador de Anzoátegui, están logrando atraer a diversos sectores de la vida regional, y convencerlos de que es posible trabajar unidos y cooperando mutuamente, para resolver problemas puntuales que afectan a las mayorías.

Los últimos planes anuales de presupuesto, contemplaron una inversión bastante importante para solucionar el problema de la vialidad en las principales ciudades de Anzoátegui. Los planes no tuvieron el impacto deseado, porque no se cumplió adecuadamente la cadena de elementos que garantizan el control.

Es importante revisar el papel de inspección y supervisión que tienen que jugar los organismos públicos, para garantizar que las tareas se cumplan de acuerdo a las normas establecidas. Muchos de los trabajos de asfalto realizado en los últimos años, obviaron este requisito.

El ejemplo del gobernador y su estilo de gerencia en el estado, muestra la humildad y la transparencia de un líder que sabe que es contra revolucionario mentirle al pueblo, para que cuando se necesite del acompañamiento de las masas tengamos su confianza, “Aristóbulo no será un gobernante de los medios, pero le está echando un camión”, me comentó un periodista amigo en estos días.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 774 veces.