¿Quién gobierna en Venezuela?

Hasta un niño de la más humilde y remota escuela del país respondería con precisión esta pregunta, cuya respuesta la oligarquía criolla y el imperialismo quieren desvirtuar. Un niño venezolano con sobrada sabiduría respondería, aquí gobierna el pueblo, tal como el Comandante Presidente Hugo Chávez nos ha enseñado.

Los venezolanos elegimos nuestras autoridades y estas actúan en su nombre y representación bajo los designios inexorables de la Constitución de la República. Los enfermos de odio y añoranza del pasado dicen, pretendiendo desdibujar el rostro de la Revolución en marcha, que aquí gobiernan los hermanos Castro desde La Habana. Fidel y Raúl son amigos de Venezuela, Cuba es un país hermano como todos los de América, y junto a Cuba transitamos el sendero de la Revolución Socialista en el continente, acompañados también de Bolivia, Ecuador y Nicaragua, y ¿por qué no decirlo? hermanados con Brasil, Argentina, Uruguay y todos los países progresistas del continente.

Los enemigos de la Revolución -quienes no nos dan cuartel ni se lo pedimos porque nosotros vamos con todo- han aprovechado la enfermedad de Chávez, y el tratamiento médico que con gran amor y conocimiento científico le está prodigando el pueblo cubano, para decir que estando Chávez enfermo en La Habana, son los hermanos Castro quienes están gobernando en Venezuela. Esa habladera de pistolada, bien lo saben ellos, no tiene fundamento alguno. Chávez es el Presidente, y ejerce plenamente sus funciones, con la colaboración que tienen la obligación constitucional de prestarle el Vice-Presidente, los Ministros y todo el funcionariado del Gobierno y el Estado.

Juegan y apuestan a la muerte de Chávez, juegan y apuestan a su no recuperación y a su alejamiento de la conducción del proceso revolucionario. Pero están bien equivocados. Chávez libra la gran batalla por su recuperación física y por el Socialismo sembrador de justicia y paz que él lideriza. Dios le da la claridad suficiente y la fuerza necesaria para no soltar las riendas de la conducción del proceso, y para supervisar el acatamiento y cumplimiento de sus decisiones.

Como le gustaría a los voceros del desastre, a las viudas que lloran el pasado, que el Presidente no hubiese asumido la responsabilidad de tomar las medidas de urgencia para preservar nuestra moneda y el alimento de nuestro pueblo. Las conspiraciones del imperialismo económico, en combinación con la burguesía criolla, han dañado nuestro signo monetario. Había que salirle al paso, y Chávez ordenó hacerlo, sin importarle que estamos a las puertas de las elecciones municipales. El sabía y sabe que quienes han provocado la crisis monetaria iban a gritar contra las medidas, pretendiendo afectar la seriedad y responsabilidad del gobierno revolucionario. Chávez actúa para y por el pueblo, sin importarle lo que digan o puedan decir quiénes son declarados enemigos de Venezuela. Eso es un Presidente, así es que se gobierna.

El nuestro es un país soberano; de manera declarativa lo somos desde 1811, cuando el Congreso Auroral de la República declaró nuestra Independencia el día 5 de julio. Pero “del dicho al hecho hay largo trecho”, la República ha alcanzado su verdadero sitial como país autónomo, libre de dominación y de imposiciones de países imperiales, en estos últimos años, cuando el Comandante Chávez, interpretando el sentir nacional ha dignificado nuestro pueblo, ha fortalecido su democracia y sus instituciones, y ha levantado barreras que nos protegen de los imperios y nos hacen un pueblo libre como lo soñó Bolívar, y como lo estamos concretando ahora con la Revolución Socialista en marcha.

¿Quién gobierna en Venezuela? Gobernamos los venezolanos expresados en el Poder Popular, gobierna Chávez, y hoy todos somos Chávez. Por eso produce risa y rabia a la vez, que todavía haya venezolanos que, al servicio del imperio, pretendan hacerle creer a algún ingenuo, si es que en Venezuela queda alguno, que en nuestro país mandan los Castro. Para el pueblo y el gobierno de Cuba nuestro afecto y solidaridad; para el pueblo y gobierno de Venezuela nuestro amor y entrega. Larga vida al Comandante Presidente. Grande y profunda la felicidad para nuestro pueblo.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1420 veces.