(Artículo comenzado a escribir minutos antes de la amarga noticia de la muerte del Comandante Chávez)

Demasiadas coincidencias

Algunos Meses atrás el Presidente Chávez advirtió a sus colegas Rafael Correa, Evo Morales y Daniel Ortega que se cuidaran porque él no descartaba que un cáncer pudiera ser inducido. La hipótesis de Hugo Chávez no resultaba descabellada, siendo que existen innumerables sustancias cancerígenas (en un simple cigarrillo hay decenas de ellas) y es probable que algunas posean una potencialidad muy elevada de producir un cáncer. Muchos trabajadores que inhalan asbesto, sustancia utilizada en la construcción de techos pueden desarrollar entre otras afecciones un cáncer pulmonar o bien un mesotelioma abdominal, ambos de extrema malignidad. La medicina no se utiliza sólo para curar, el Presidente Frei Montalva falleció después de una operación de bajo riesgo y en la exhumación del cadáver se encontró talio y gas mostaza, éste último usado en la segunda guerra mundial como arma de guerra. En abril serán exhumados los restos del poeta Pablo Neruda, muerto súbitamente 10 días después del golpe militar, pues su cáncer prostático se encontraba controlado y en fase más bien inicial. Existen tantas sustancias letales hasta en dosis de algunos miligramos. Dentro de poco se darán a conocer los resultados de la exhumación de Yasser Arafat, el líder palestino muerto a causa de una enfermedad muy extraña. Resulta excesivamente coincidente que en un breve lapso tantos mandatarios sudamericanos desarrollaran cuadros clínicos de cáncer, ya que además del Comandante Chávez se le detectó linfoma (cáncer de los ganglios) a la presidente de Brasil Dilma Rousseff y al presidente Lugo de Paraguay y cáncer laríngeo al presidente Lula Da Silva.

Los magnicidios abundan en la historia, siendo el asesinato de Julio César el primero en conocerse. Tres han sido los presidentes asesinados en la historia de Estados Unidos y resulta al menos curioso que dos de ellos se hubieran caracterizado por una política progresista, sobre todo Abraham Lincoln. El crimen perpetrado en la persona del Archiduque austro- húngaro Francisco fue el detonante de la Primera Guerra Mundial, Mahatma Ghandi principal líder de la liberación de la India del colonialismo inglés, también fue ultimado. En todos estos casos se habla de que fueron víctimas de dementes o de fanáticos religiosos o políticos, aunque no resulta difícil imaginarse que se trataba nada más que de tontos útiles manejados por los grandes poderes fácticos.

Hoy en día con tanta exquisitez tecnológica resulta demasiado burdo asesinar a un jefe de estado o a un gran líder nacional o internacional mediante disparos, sin embargo a pesar de que los jefes de estado no son inmunes a sufrir accidentes, la lista de presidentes y primeros ministros muertos en accidentes aéreos es demasiado larga para ser casual: 1959el presidente de la República Centroafricana, 1969, presidente de Bolivia René Barrientos, 1979 primer ministro de Mauritania, 1980 primer ministro de Portugal, 1981 presidente de ECUADOR Jaime Roldós, 1981 el célebre presidente panameño Omar Torrijos, 1986 el presidente de Mozambique Zamora Machel, 1988 el presidente de Pakistán, 1988 el presidente de Ruanda que viajaba con el presidente de Burundi, avión derribado cuando se disponía a aterrizar, 1988 Presidente de Sudán, 2004 presidente de Macedonia. 2004 vicepresidente de Sudán, 2010, presidente de Polonia.

Los magnicidios producidos por métodos biológicos, químicos o radioactivos constituyen al parecer una realidad, que ahora con la muerte de Hugo Chávez es necesario investigar a fondo. Es muy probable que el querido Presidente no sólo haya sido un inmenso revolucionario que contribuyó más que nadie a la seguidilla de gobiernos progresistas, antiimperialistas que hoy gobiernan la mayoría de los países de Sudamérica, sino que por añadidura se trate de un Presidente mártir, víctima del imperio.


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5027 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a160739.htmlCUS