Reflexiones sinceras en dolor mayor

Verga Camaradas que arrecha esta nostalgia, me tiene contra el suelo, jamás llegue a pensar o a imaginarme que iba pasar por semejante duelo, es como si mi madre volviera a nacer y volviera a morir.

No hago sino pensar y pensar en mi Comandante, creo que con Chávez se va también un pedazo muy íntimo de nuestras vidas.

Verga Mi Comandante ahora me doy cuenta de verdad cuanto te amo, que inmenso es este dolor, Camarada es como si me faltara el aire y las lágrimas son como un río desbordado.

Comandante, Mi Comandante como vamos a extrañar la reciedumbre de tu voz amiga, esa pedagogía irreverente de tu discurso, esa nobleza hermosa de tu mirada, ese rigor marcial y el temple de tu reclamo al interpelar a algún funcionario o ministro, vamos a extrañar la sutil y cariñosa candidez con la que tratabas a los débiles y vulnerables a los niños a los ancianos y discapacitados.

Camarada cuanta falta me haces, aun al saber que aunque no estabas presente sabíamos que estabas vivo y me sentía acompañado por ti porque existías y me sentía protegido.

Camarada, mi querido comandante no me queda en esta hora dolorosa cuando no estas físicamente con nosotros, sino, agradecerte por haber sido quien fuiste, quien eres y por quien serás, por todo lo que construiste con tu inmenso genio creador, por todo lo que forjaste, por todo lo que hiciste, por todo lo que rescataste para nosotros y para el resto de la humanidad. Porque fuiste un genio tejedor de sueños que concretaste con constancia, nunca prometiste cosas que no pudieran concretarse.

La Patria Verdadera no tiene como mas demostrar la inmensa gratitud hacia un hombre de tu calibre, de tu estatura ética y moral, creo que ni con llevarte al Panteón seria suficiente, porque si bien es cierto que el máximo altar de la Patria es el merecido tributo a sus libertadores y próceres, no se, pero parecería necio decir esto: pero tu persona ha trascendido mas allá de tan excelsa categoría.

Mi comandante ojalá que la historia sea generosa contigo, como tu si fuiste leal y generoso con la historia. Ojala que esos académicos de la historia no alberguen mezquindades con tu figura, con tu gesta, con tu obra y con tu legado.

Camarada el pueblo te ama con un fervor tal que no quiero que te conviertan en santo porque no lo fuiste y no creo conveniente que la sabiduría popular te convierta en leyenda, aunque no quiero, ni deseo eso para ti, se que el pueblo al pasar el tiempo te convertirá en un ser mítico y legendario.

Camarada no quiero que te sumes a ese sincretismo religioso para que la gente vaya a ofrecerte promesas, pedirte milagros y ponerte velas porque los fanatismos religiosos no son buenos, porque nublan la conciencia.

Mi mayor deseo es que se obre en la gente común, en los creyentes y no creyentes de tu obra y tu trayectoria, el milagro de la conciencia revolucionaria.

Mi mayor deseo es que alcancemos con la orientación de tu pensamiento la irreversibilidad infinita del proceso revolucionario, que la transición al socialismo no sea una lejana condición ajustada a falsas reformas que se oculten con el conformismo.

Mi mayor deseo es que tu partida geste en la gente el convencimiento mas profundo que debemos consolidar mas allá de los errores pasados, de los errores presentes y de los futuros el punto de no retorno, porque, solo así con ese milagro mi comandante, padre amigo habrá valido la pena tu paso por esa gloriosa vida que tu tan generosamente nos brindaste hasta las ultimas consecuencias.

Finamente mi comandante amigo en algún lejano día del futuro cuando nuestros huesos y nuestras almas vayan a unirse a tu persona donde estés, quizá nuestros nietos, biznietos y tataranietos tendrán como respuestas a tus anhelos La Patria que soñaste, la que soñó Bolívar y el Panita Ali, que podamos dejar la patria grande convertida en la potencia latinoamericano caribeña que tu genio y el de Bolívar soñaron y que diseñaron en el papel y en la política cada uno en su tiempo. Solo allí sabremos a ciencia cierta, y tu donde estés veras que si valió la pena vivir con tanto esfuerzo realizado, con tanto padecer todos los avatares que sufriste por darle sentido y orientación a tu pueblo y a nuestra amada patria querida nos has dejado la independencia ultima y definitiva.

GRACIAS HUGO RAFAEL POR HABER NACIDO Y VIVIDO EN NUESTRO SIGLO, ES Y HA SIDO UN INMENSO HONOR HABERTE CONOCIDO, FUIMOS AFORTUNADOS AL HABERTE SEGUIDO Y HABERTE SIDO LEALES SIEMPRE. Y ESTE HONOR SE CONVIERTE EN UN MAYOR COMPROMISO DE HACER TODO LO POSIBLE POR NO DEFRAUDARTE Y TE JURO QUE HAREMOS TODO LO POSIBLE E IMPOSIBLE POR CONCLUIR EXITOSAMENTE TU OBRA, TU PROYECTO SOCIALISTA, HUMANISTA, CRISTIANO Y BOLIVARIANO.

HUGO TE JURO QUE CONVERTIRÉ PARA MI, EN HECHO CONCRETO LA CONSIGNA YO SOY CHÁVEZ Y ME COMPROMETO A PREDICAR HASTA EL FIN DE MIS DÍAS LAS BUENAS NUEVAS DEL EVANGELIO DEL SOCIALISMO Y LA REVOLUCIÓN.

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE MI COMANDANTE


El autor es: Miembro de la Coordinadora Popular de Caracas. Bloque Popular de la Vega

[email protected]




Esta nota ha sido leída aproximadamente 921 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a160787.htmlCUS