Todos somos Chávez o la nueva etapa del proceso revolucionario

Ante nada compatriotas un afectuoso saludo bolivariano, socialista y chavista, quiero exponer ante ustedes una serie de cosas que generan en mi algunas inquietudes y que quiero presentarles a modo de reflexión. El texto no seguirá un orden cronológico ni de importancia determinado sino más bien un ir y venir a medida que me fluyan las ideas.

En primer momento y a pesar del dolor que me embarga por la partida física de nuestro Comandante Presidente Hugo Chávez, no deja de admirarme que miles de personas, tanto en nuestro país como a nivel mundial, han derramado lágrimas y mostrado actitudes de afecto sincero a nuestro presidente sin haber tenido nunca ningún tipo de contacto con él, solo lo habrán visto en televisión; sin embargo, la vinculación emocional que se estableció entre esas personas y el Comandante es bastante fuerte. Esto implica que se transcendieron las barreras idiomáticas, de distancia, culturales y se creó un lazo afectivo más allá del contacto físico, solo basado en las ideas y los sentimientos por el reconocimiento que hizo Chávez de los seres desprotegidos o excluidos. Se resume en una frase que escuche: “Yo nunca he visto a Chávez, no lo conozco personalmente pero lo amo y me duele muchísimo su muerte”

En segundo lugar, nuestro comandante, adelantándose a su partida, lanzó la consigna “Todos somos Chávez” como una manera de que sus ideas, sus principios, su manera de trabajar, su ética, su solidaridad, entre otras cosas se multiplicara entre cada uno de nosotros. Como ser excepcional, con un conjunto infinito de cualidades que muy difícilmente pueda tener algún otro ser, nuestro presidente nos convocó a ser iguales a él y que la idea bolivariana y socialista no muera sino que se multiplique y se expanda a todos los lugares de nuestra patria y más allá de las fronteras de Venezuela, de manera que el proceso revolucionario se consolide desde cada uno de nosotros, como seres individuales hacia el colectivo, afianzándose de esa manera nuestra República Bolivariana y Socialista. Por otra parte, nuestro presidente nos propuso que en dado caso que él no pudiera estar en esta nueva etapa eligiéramos al compatriota Nicolás Maduro como el próximo presidente de la república. En función de esta decisión de nuestro comandante debemos prepararnos para esta nueva etapa del proceso revolucionario.

En tercer lugar, a partir de ahora la oposición arreciará en sus ataques pensando en que, al no estar físicamente Chávez, será más fácil acabar con la Revolución Bolivariana y los logros que se han alcanzado desde 1999 hasta este momento. Por esta razón debemos radicalizar nuestras posiciones y no permitir más burlas ni guarimbas ni saboteos ni corrupción ni especulación. Ya Radozky ha anunciado que ellos tomaran acciones por el nombramiento de Nicolás Maduro como presidente encargado. Nosotros sabemos cuáles son esas acciones que ellos ya anuncian y podemos verlo en los apagones que se vienen suscitando en algunas regiones del país; también lo vemos en las alzas desmedidas de los precios y la escasez artificial que están creando en productos como la pasta de dientes, las harinas precocidas, etc.

Compatriotas no podemos permitir que los enemigos de la patria realicen una escalda de grandes proporciones en contra de nuestra revolución, la muerte de Chávez no puede ser en vano y que la entrega que hizo de su vida se pierda y con el desaparezca la república socialista bolivariana. Unamos como lo pidió nuestro comandante y cerremos filas en contra de estos enemigos y defendamos nuestra revolución y su legado.

En esta nueva etapa del proceso revolucionario debemos unir nuestros esfuerzos en:

Los cinco lineamientos del plan de la patria.
Luchar contra la corrupción.
Atacar las mafias especulativas.
Neutralizar los medios de comunicación apátridas.
Intensificar la ideologización y educación socialista bolivariana y chavista.
Masificar el mensaje del Comandante Hugo Chávez.
Intensificar la lucha contra la inseguridad y los sectores internos y externos que la propician.
Intensificar lo colectivo y la ideología socialista.
Intensificar la justicia social.
Intensificar el cambio de la economía capitalista por la economía socialista.

Con estos diez aspectos lograremos trascender y sustentar el legado de nuestro comandante Hugo Chávez y nuestra revolución.


CHAVEZ VIVE LA LUCHA SIGUE


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 933 veces.

Ysrael Salinas


Visite el perfil de Ysrael Salinas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas