14 de Abril

Los resultados electorales del 14 de abril muestran la conciencia democrática de los venezolanos, así como también, que el sector opositor tuvo un avance electoral significativo, pero no lo suficiente como para ganarle al chavismo. Esta es una verdad que coadyuvará a consolidar un liderazgo sólido en la dirigencia opositora; de lo contrario, perderán una vez más una valiosísima oportunidad que les brinda nuevamente el juego democrático, y los sectores que les acompañan.

Solicitar una auditoria del 100% de las cajas, boletas o actas es una bravuconería, que lejos de dejar un saldo político organizativo, servirá para desmoralizar a los votantes que acarician la posibilidad de que los resultados emitidos por el CNE, no sean tales; es decir, que corroboren que faltaron votos para salir victoriosos en su propuesta presidencial.

Como todos saben, una muestra del 10% de las cajas, boletas o actas es suficiente para corroborar la fiabilidad de los datos emitidos.

Sin embargo, en el caso venezolano en un flagante irrespeto al intelecto del pueblo se realizan auditorias al 54% de las cajas, boletas o actas, ahora imaginemos que queda para cuando se solicitan 100%.

Un absurdo como este traerá consecuencia políticas desfavorables al sector que la demanda.

En caso de continuar solicitando semejante locura y de aceptarse la auditoria, será el ente rector una vez más el gran ganador. Por su parte, el fortalecimiento de la credibilidad del CNE será inversamente proporcional a la del sector demandante, porque en el fondo los ridiculizará ante la opinión pública. Y perderán la credibilidad una vez más ante sus seguidores.

El sector opositor debe tabular muy bien su cruzada, porque al no reconocer los resultados emitidos por el CNE, abren la posibilidad de revivir el clima de conflictividad que se vivió en los años 2002-2003 y que trajo consecuencias políticas irreparables.

Como he escrito en anteriores artículos, no creo necesario que el candidato de la MUD se inmole, y menos aun obteniendo unos resultados tan alentadores para él. Esos números lo consolidan como el líder de la oposición, y neutralizan a los enemigos encubiertos.

Por último, deben también estudiar sin complejos, cómo debe interpretarse que luego de 14 años de revolución y sin la presencia física del líder Hugo Chávez no fue posible vencer a la propuesta socialista.


[email protected]

Twitter: @jghuerfano

Esta nota ha sido leída aproximadamente 823 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a163682.htmlCUS