Los inauditables piden auditoria

 

Con el sistema de elección presidencial en segundo grado elitesco los gobernantes de Estados  Unidos solicitan auditoria del proceso electoral venezolano que eligió al camarada Maduro con casi el 51% de los votos válidos. Maduro, que lo sepan los imperialistas, fue elegido de manera directa ya que obtuvo la mayoría de votos y no necesita de ir a un Colegio Electoral para que allí se decida si el resultado del CNE venezolano tiene o no validez o si hay necesidad o no de cambiar el resultado. Si algunas dos personas en este mundo saben de trampas y maniobras para elegir un Presidente por fraude son Bush y Al Gore. El primero como Presidente por fraude y el segundo despojado de la Presidencia mediante un fraude.  Y a los que pidieron se produjera reconteo de votos, sencillamente,  el Colegio Electoral los mandó a comer pollo.

No existe ningún Gobierno en el mundo que se parezca más a la Celestina que el de Estados Unidos. La salsa que utiliza para el pavo que se comen en noche buena no es la misma que recomienda para la pava que se comen en otras naciones. Cierto es que cualquier candidato que pierda una elección por un margen extremadamente estrecho tiene derecho a solicitar revisión o auditoria de los votos. Ese derecho no se le niega  a nadie pero eso no significa que el triunfo del proclamado se ponga en duda. No en pocos procesos electorales se recurre al fraude y, especialmente, cuando por encima de la votación de un pueblo existe un organismo todopoderoso que determina quién es el ganador de acuerdo a lo que más le convenga a la clase dominante en ese momento. El mejor ejemplo de ello fue la decisión de un Colegio Electoral que determinó que Bush le había ganado la elección a Al Gore cuando ésta había sacado mayor porcentaje de votos que el primero. Para el imperialismo allí no hubo fraude sino una verdadera expresión de la democracia capitalista.

El señor John Kerry, Secretario del Estado estadounidense y fiel exponente de los intereses del imperialismo, habla como tiene que hablar: como gendarme político de los grandes supermonopolios que dominan el mercado mundial. América Latina no es el porche o frente del imperialismo estadounidense sino su patio trasero, donde hacen sus necesidades los gobernantes imperialistas y de donde se llevan las riquezas que le hacen a su imperio poderoso y rico. Por eso, para el señor Kerry, el imperialismo tiene que acercarse de forma vigorosa a América Latina como si no tuvieran más de un siglo cagándose en lo que ya casi mayoritariamente no quiere seguir ni siendo ni que lo sigan tratando como “patio trasero”.

El señor Kerry, como gendarme imperialista que mete su cuchara en todo sancocho donde no es invitado por persona no grata, dijo que en Venezuela debería haber un reconteo de votos. Vale la pena recordarle al señor Kerry que cuando él perdió la elección presidencial en Estados Unidos con el célebre terrorista Bush en 2004, el resultado electoral en ese momento fue muy parecido al del 14 de abril donde ganó el camarada Maduro y perdió Capriles: 50,7% (Bush) y 48,3% (Kerry) mientras que 50,7% (Maduro) y 48,9% (Capriles). Que se sepa el señor Kerry no abrió la jeta para solicitar reconteo de votos en Estados Unidos.

Pero además del imprudente Kerry se le sumó la imprudente e injerencista Secretaría de Prensa de la Casa Blanca que es de donde gobierna el imperialismo estadounidense, para ordenar que se respeten los derechos humanos de reunión pacífica como si aquí se reprimen ese género de manifestaciones. Todo para alentar el desconocimiento del resultado electoral por las fuerzas que apoyaron al candidato Capriles Radonsky. El descaro de los imperialistas: incitan a la violencia y, al mismo tiempo, la condenan muy especialmente cuando no da el resultado por ellos esperado.

Los imperialistas son los que tienen la potestad en el mundo de determinar cuál proceso es o no creíble y transparente. Quisieran que todos los procesos electorales dieran un resultado que lleve a que políticos como George Bush sean los presidentes en América Latina y resto del mundo. Los imperialistas saben que los pueblos rechazan su intervencionismo en los asuntos internos de otras naciones pero hacen caso omiso a esa verdad política que tienen de frente ante sus ojos y se los vendan para no verla. Cada vez, se olvidan los imperialistas, que cometen sus tropelías en nombre de la libertad se acercan más al día final de su sepultura. Quieran Dios y el proletariado sea mucho más temprano que tarde. Amén.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1195 veces.

Freddy Yépez


Visite el perfil de Freddy Yépez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas