Se lo dejamos a Chávez

“Me consumo y me consumiré de por vida al servicio pleno del pueblo venezolano. Lo haré gustosamente. Me consumiré todo lo que me quede de vida. Así lo juro y lo prometo delante de mis hijos y mis nietos.”

Comandante Chávez

ESTAMOS contentos porque nuestro camarada Nicolás Maduro, logró el objetivo que nos delegó el Comandante Hugo Chávez: triunfar.

Es justo, noble y digno reconocer el gran esfuerzo que Nicolás Maduro cumplió al asumir y conducir esta corta y dura campaña electoral. La primera contienda sin la presencia física del Líder de Siempre, Hugo Chávez.

Maduro tuvo coraje, valentía, coherencia. Nada fácil estar en su lugar, después que nuestro pueblo perdió al gigante, al poeta, al soldado revolucionario, maestro y líder de la patria Hugo Chávez.

Nicolás asumió y ganó. Cumplió

Hasta el último minuto mantuvo la firmeza y el coraje, ni el estrecho margen electoral, ni las tortuosas intenciones de saboteo y golpismo de quienes nunca reconocerán el triunfo del Pueblo con hidalguía, lograron hacerlo flaquear.

Nicolás ganó. Ahora hay otras batallas.

Es justo y oportuno hacernos las conocidas autocriticas, que serán siempre validas e infinitas, con todas las observaciones y comentarios que hoy nos hagamos, si tomamos los casos nacionales, locales y personales que influyeron en tan estrecho margen. Todo esto, unido a la campaña internacional de guerra psicológica o de cuarta generación y otros factores nocivos, contra la revolución bolivariana.

Pero hay algo más en lo que quiero enfocar mis palabras. Debemos ser cada día más leales al pensamiento del Comandante Chávez, más allá del canto y la poesía, de la palabra y la voz persistente, también necesaria en esta lucha. Siento que dejamos, que la presencia aún viva entre nosotros de Chávez, nos llevara junto a nuestro pueblo a tomar la decisión electoral definitiva.

Nicolás Maduro en su condición de líder obrero, recorrió a toda Venezuela. Él hizo su trabajo día por día con entusiasmo, coraje y sentido histórico. Sabemos que no todos nosotros hicimos lo nuestro. No salimos todos juntos a la calle, todos los días a llevar la voz del Comandante y su proyecto.

No fuimos a ver qué problemas están sin resolver. No salimos en camaradería a desenmascarar la guerra sucia del adversario, a quitarle la escalera.

Pido disculpa si estoy equivocado.

Me critico que dejáramos que el Comandante desde su descanso, nos animara a votar. Eso no puede volver a ocurrir.

Le dejamos está lucha también a él. Hugo Chávez lo hizo todo siempre. Ayer hizo su labor. Se enfrentó a un Imperio Mundial. Entregó su vida y nos seguirá acompañando. No tengo duda de ello.

Pero si de verdad amamos a nuestro gran líder bolivariano. Si lo seguimos con lealtad y convicción. Si queremos que no se pierdan sus sueños, sus siembras, debemos salir a las batallas unidos y en verdadera militancia, con coherencia.

Vamos a hacer lo que él hizo.

Estudiar, amar, luchar, luchar, luchar junto al pueblo latinoamericano y las naciones que han emprendido acciones históricas de liberación. Nunca seremos como Chávez. Tenemos que intentarlo. En la constancia y la lucha de los días revolucionarios, lo iremos siendo.

[email protected]

*escritor

Esta nota ha sido leída aproximadamente 705 veces.