Con los colmillos, la baba y las pezuñas del fascismo amarillo muy cerca de la garganta

UNO

Sin duda alguna el triunfo de de las fuerzas revolucionarias en las elecciones del 14 de abril trae nuevas perspectivas difíciles y nuevas visiones que tenemos que ejecutar si queremos que la revolución siga su marcha hacia la transición socialista. No podemos negar que sintiéramos en nuestras espaldas y en nuestro cuello el aliento fétido del fascismo, demostrado en estos diez días sucesivos a los comicios electorales en donde se obtuvo una apretada victoria y que la derecha opositora trata de enturbiar y de negar, en complicidad manifiesta con los medios de comunicación privados ( para ellos, volvimos ser invisibles), envalentonados y jugando a un golpe de estado que el nuevo presidente ha logrado defenestrar y derrotar.

DOS

Una vez más, nuestro recordado comandante acertó al escoger a Nicolás Maduro como nuestro candidato y ya electo presidente. Sin pretender llenar el vacio que dejó Chávez, su legado y sus ideas triunfaron sobre la más brutal campaña sucia que se haya conocido en los últimos procesos electorales, con una variante que debemos tomar en cuenta a la hora de hacer un balance o una evaluación objetiva, que no es otra, que el intento de utilizar de la figura de Chávez y sus logros revolucionarios por parte del candidato de la derecha contrarrevolucionaria y fascista. Maduro logró en escasos diez días articular una campaña que dio al traste con las malas intenciones de la oposición que vio con la desaparición física de nuestro máximo líder la enorme oportunidad de hacerse con el poder.

TRES

Más de setecientos mil votos – los llamados “falsos votos rojos” - fueron a parar al candidato de la oposición, que yo califico de “voto de las menudencias” y que ya había descrito Chávez en el ultimo gabinete del 18 de octubre (golpe de timón) cuando se refirió al cultivo de la critica y la autocritica que al parecer algunos directivos del PSUV no ha tomado en cuenta ni puesto en práctica, convirtiendo la autocrítica en una caricatura. Si más no recuerdo, nuestro recordado comandante habló de los descontentos (Alcaldías y Gobernaciones) que había porque no se arreglo una calle, o no se solucionaron los pequeños problemas cotidianos de los ciudadanos. No es posible y no cabe en ninguna cabeza que el majunche golpista haya sacado más de “noventa” votos en ciudad Caribia, complejo habitacional entregado por nuestro recordado y amado presidente.

CUATRO

Me he conseguido algunos supuestos chavista arrepentidos que manifiestan ahora haberse equivocado, al decir: “No voté por Maduro, porque no me gustaba, además yo sólo voté por Chávez” sin comprender lo que estaba en juego, dándole la oportunidad con el voto al mediocre ex candidato de la derecha para que llegara tan cerca. Estos “chavistas arrepentidos” no entendieron jamás que no estábamos jugándonos la vida y colocaban con su cambio de voto a la revolución al borde del precipicio. Muchos de ellos, antiguos excluidos a quienes la revolución le dio rostro y existencia al incluirlos y darles beneficios, los venció el miedo y el terror de una campaña violenta, agresiva y anti patria. Pues, ya saben que pensaba hacer con los CDI, LOS MERCALES y la MISIÓN VIVIENDA. La nacionalización de los médicos cubanos podemos hoy traducirlo en acoso y persecución en estas largas noches de los cuchillos largos.

CINCO

El reto que tiene Maduro es de proporciones gigantesco. Me ha gustado mucho el arranque de su gobierno. Se ve que Chávez lo preparó muy bien y aunque ya no está, bien podría de vez en cuando virarse y preguntarle: “Como voy, comandante” y el pueblo que es la voz de Chávez le responderá: “Vas bien Nicolás, sigue así y no desmayes”. Muy bien el gabinete de Maduro, salvo algunas pequeñas objeciones, hay muy buenas ratificaciones y mucha gente joven. Tengo una frase de Nicolás grabada en mi mente: “Ayúdenme, No me dejen sólo”. La soledad del poder es terrible. Somos un pueblo armado de paz y de paciencia, pero la impunidad tiene que acabarse.

PUNTO APARTE

Ojala Barbarito, el Ministro de Cultura, se convierta en un “bárbaro” de la cultura y ponga las cosas en esa área en su santo lugar. Muy bueno eso de las “vanguardias estética y el cultivo del talento y la creatividad”. Muy bien el nombramiento de Alejandra Benítez al frente del deporte. Suerte a ambos, muchacho y muchacha. Viviremos y venceremos.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 896 veces.

Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.