No más dólares a Fedecámaras

En algún momento, ojalá más temprano que tarde, el gobierno se dará cuenta de que no debe seguir entregando dólares públicos al sector privado, que tiene divisas en el exterior más que suficientes para pagar sus importaciones ($400.000.000.000). Esta política ha sido nefasta para el país pues ha puesto a disposición de Fedecámaras 1/3 de nuestro ingreso petrolero, para que sea mal utilizado, subfacturado y robado. Y de nada ha servido esta política al pueblo venezolano pues los productos importados los venden al precio del dólar paralelo que ellos mismos controlan, creando más inflación y devaluación.



El gobierno entrega anualmente $35.000 millones de nuestros dólares petroleros, que nos hacen falta para nuestras inversiones públicas (petróleo, electricidad, carreteras, hospitales, escuelas...), mientras el sector privado produce $3.000 millones, menos de la décima parte. O sea, el gobierno entrega dólares preferenciales a quien no los necesita ni los produce, para que Fedecámaras se enriquezca subfacturando, produciendo más bolívares sin esfuerzo alguno y exprima a la población vendiendo bien caros los productos importados, produciendo más inflación y devaluación. ¿Qué explicación hay para mantener este desmadre? ¿Cuál es el papel del estado venezolano en este negocio? ¿No tendrá ésto que hacer con los resultados de las recientes elecciones presidenciales? Si esta política se analiza numéricamente los resultados serían catastróficos para el gobierno y para la población. Un análisis de costo-beneficio revelaría que el único gran gigantesco beneficiado es Fedecámaras. ¿Algún valiente?



El control del sector privado sobre la tercera parte del ingreso petrolero genera otro mostruo: el mercado paralelo del dólar, versión salvaje venezolana, instrumento de Fedecámaras para promover la inflación y la devaluación, que produce muchos bolívares para quienes tienen cuentas en dólares, que son los mismos. El ciclo inflación-devaluación lleva 30 años beneficiando a los sectores económicamente más poderosos del país y el gobierno socialista bien gracias.



La posesión de 1/3 de los dólares públicos + el control del mercado paralelo le da a Fedecámaras el control de los precios actuales y futuros, o sea, el dominio de nuestra economía. A través del control de precios actuales manejan la especulación, el acaparamiento y el desabastecimiento. En cuanto a los precios futuros, Fedecámaras ha sembrado la matriz de opinión (exitosa) de que los precios seguirán subiendo buscando alcanzar el dólar paralelo que, como una piñata, ellos siguen subiendo y subiendo. Mientras Fedecámaras controle el mercado paralelo y lo mantenga bien alejado del cambio oficial (en la actualidad Bs. 6,3 vs Bs. 27,3, +333%), no habrá tasa Bs./$ que satisfaga al sector privado y se repetirá, cada vez en plazos más cortos, el ciclo inflación-devaluación de los últimos 30 años.



El nuevo gobierno de nuestro Presidente Nicolás Maduro debe tomar cartas en el asunto. Debe explicarle a la población por qué es necesario entregar dólares preferenciales al sector privado, que tiene $400.000.000.000 depositados en bancos del exterior. Por qué hay que entregar al sector privado 1/3 de nuestros ingresos petroleros, haciendo falta estos dólares para financiar necesidades públicas. Por qué nuestras necesidades básicas de importación no pueden ser cubiertas por empresas públicas o mixtas que vendan a precios razonables. Por qué los precios de los productos nacionales están vinculados al dólar paralelo, incluyendo el queso blanco y el casabe. Por qué nos hace falta mantener un complejo sistema de asignación de dólares, que se ha convertido en todos los gobiernos en centro de corrupción. Por qué no podemos utilizar otras divisas como el Yuan chino. ¿Será que no existen otras alternativas, que no podemos crear otras políticas, que estamos condenados a vivir este desastre? Que nos lo expliquen con dibujitos para poderlo entender.



[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1605 veces.