Maduro puede ser el mejor presidente que haya tenido el país; necesita nuestra ayuda

Maduro puede ser el mejor presidente que haya tenido el país; necesita nuestra ayuda.

Maruja Romero Yépez



No se trata solamente de ofrecer ayuda para hacer cosas, que es nuestro deber como revolucionarios y gente que puede, sabe y conoce; es una ayuda más profunda y en todos los sentidos y trataré de explicarme.

El país necesita la paz y Maduro una y otra vez la define y solicita, pero lo que él hace con su discurso y propuestas otros camaradas lo destruyen en los medios con sus intervenciones. La paz no la puede desear e invocar Maduro solamente, todos y cada uno debemos ser embajadores de la paz en nuestra forma de ser, hablar y plantear los asuntos, sin dejar de ser revolucionarios y hacer la crítica tocando la piel curtida al dinosaurio, una derecha globalizada y prepotente.

Los medios del sistema bolivariano de noticias deberían estar en sintonía con lo que Maduro está planteando y actuar en consecuencia. VTV que se llama el canal de todos los venezolanos debería, discutir con el presidente Maduro su política informativa y ciertamente dar cabida en sus programas a todos los venezolanos sin distingo, para que comiencen las aguas a coger su cauce. El viajero se aferra a su abrigo en la tormenta, el sol cálido hace que lo abra y más caliente, hace que se lo quite.

No podemos estar hablando sobre la paz si existen programas que, con pretexto de defensa, se expresan como si estuvieran en un campo de batalla. La guerra con Tweeter es a toda hora y con todo tipo de señalamientos, cada vez cavamos más hondo una tumba con insultos que van y vienen. Basta ya de no arreglar nada y todo revolverlo. Las redes de unos y otros se han convertido en cloacas infestadas por el odio, la maledicencia y la mentira. Lo que le criticamos a los demás lo hacemos también nosotros, lo cual sería otra basura privada si es desde la computadora personal, su casa y su móvil con su cuenta pre pagada, pero que es inadmisible si se hace desde el canal de todos los venezolanos, con los equipos de todos los venezolanos para insultar a otros venezolanos, no es correcto, no es justo, no ayudamos al presidente Maduro con ese comportamiento y esa actitud.

La administración de la información debe hacerse para el bien de todos, no es posible utilizarla como un fin en sí misma. La comunicación y la información son los medio más idóneos para que el gobierno haga gala de su magnanimidad, respeto a la ciudadanía, carácter democrático y fe en los valores más grandes de la humanidad. Cada vez que ese sistema de comunicación vaya ser utilizado pregúntese si se le trata como un medio y defínase para que fines. Cada vez que la información vaya a ser emitida revísese su idoneidad, sus fuentes, su veracidad. Póngase usted en los zapatos del otro y responda si le gustaría que otros le hicieran eso a usted como receptor, como audiencia de un determinado programa a un determinado horario. Tratemos de ver nuestra humanidad en los otros seres humanos y la vida se irá haciendo más llevadera. Tratemos de permitir que los otros expongan su razón y estaremos dando muestras de la tan cacareada humildad que nadie sabe cómo hacerla patente.

Hay gente de la revolución que tiene voz y voz fuerte, casi con megáfonos, son la gente del gobierno y sus allegados que se pueden expresar en tv, radio, Aporrea, le publican libros, los invitan a eventos tienen seguidores en Tweeter; cuando escriben, así sean tonterías tienen lectores porque tienen fans, porque son conocidos. Por si fuera poco cuando alguien los critica tienen todos los medios para decir que el otro no tiene la razón. Hasta que el Poder Popular no tenga voz clara y limpia no será sino Poder Popular Mudo, que es como ser nada. Yo le escribí cartas a Chávez para que cuidara su salud, cuando estaba sano, nunca las recibió. Le regalé una enciclopedia Quillet que tanto le gustaba, nunca le llegó. Le traté de enviar los cuadernos de una participante de Misión Rivas, jamás pude. Le escribí en @chavezcandanga sobre un problema de violación de una niña, nunca le llegó. ¿Qué poder soy?, ninguno; y le iba a dar no a pedirle. El Poder Popular tiene que tener poder de comunicación e información de resto no hay revolución, de resto es un poder con minúsculas encerrado en sus propios pequeños trabajos sin conectividad en redes con el resto del país, y la revolución no se hace de verdad sin Poder Popular con voz clara, crítica y con razonamiento.

Maduro tiene personalidad, le acompaña un discurso coherente, después de la campaña pudo emitir su propio tono de voz y su propia forma de hablar calmada y sin sobresaltos, tiene don de gente, tiene una bella sonrisa, sabe expresar, es digno, decente, conoce los problemas ama a su país y a su gente. Maduro tiene guáramo sin ser prepotente, tiene la razón sin imponerla, tiene presencia, quiere trabajar y busca hacerlo colaborativamente y con la gente. Maduro puede ser el mejor presidente que este país haya tenido, qué más quisiera nuestro Comandante como padre, que su hijo así lo hiciera. Pero no lo será si se le encharca el paso y se le cierran las ventanas y si no puede lanzar puentes. Y sería terrible que no pueda hacer el mejor trabajo porque los revolucionarios mesmos no nos ponemos de acuerdo de cómo hacer la revolución sin tirar al gobierno al abismo con críticas y todo. Con amigos así, los enemigos pueden tomar vacaciones.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 916 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Maruja Romero Yépez


Visite el perfil de Maruja Romero Yépez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a164758.htmlCUS