Las 6 “erres” de vida o muerte para la revolución bolivariana

Desde el pasado 15 de abril cuando un derrotado Capriles Radonski desconoció los resultados del CNE, las y los venezolanos hemos estado asistiendo en primera fila a un renovado intento de las fuerzas antidemocráticas del país en subordinación al imperialismo estadounidense, para dar al traste en el menor plazo, sin lograrlo en 14 años, con la revolución bolivariana, democrática y pacífica iniciada por el desaparecido presidente Hugo Chávez.

Estos esfuerzos tienen como cabeza visible al bi derrotado candidato de extrema derecha Henrique Capriles Radonski, quién desde abril de 2002 le ha venido mostrando al Pentágono que no sólo es el hombre capaz de ese objetivo al costo que fuese necesario. incluso en pérdida de vidas, baste recordar cómo siendo abogado y conocedor del derecho internacional se atrevió a violar la embajada cubana, y cómo incitó irresponsablemente a sus seguidores el pasado 15 de abril a ejercer la violencia y a desconocer su derrota electoral, con un costo de 9 vidas y el destrozo de al menos 10 centros de salud del programa Barrio Adentro

Pero además, Capriles Radonski ha demostrado habilidad durante estos 14 años para burlar la mano de la justicia y para actuar con la más campante impunidad, sólo igualable por su socio de aventuras y, según dicen, también outsider de la derecha venezolana y del imperio, Leopoldo López, por cierto también, y sospechosamente, muy activo en la nueva etapa de su viejo pero actualizado plan golpista.

No se puede menospreciar el hecho de que si tan nefastos personajes han cobrado notoriedad en estas últimas semanas, ello obedece a la altísima votación obtenida por HCR el pasado 14 de abril, 7.305.000, contra 7.575.000 del chavismo, apenas 275 mil votos de diferencia. Con el agravante que tan vertiginoso aumento de su votación se produjo en apenas 6 meses, contado desde el 7 de octubre de 2012 cuando obtuvieron 6.500.000 votos, frente a los 8.200.000 obtenidos por el triunfador Chávez.

Ante esta realidad, hay analistas que consideran que si la campaña para las presidenciales del 14-A hubiese sido más larga la derecha y su candidato se hubiesen impuesto también por escaso margen ante el chavismo.

Ya en trabajos anteriores, y en coincidencia con analistas, habíamos alertado sobre la tasa de crecimiento d la votación de la derecha, sobre todo en a partir de las elecciones parlamentarias de 2010, y alertábamos que entre las causas de ese crecimiento, era la capacidad de la derecha de sacarle punta mediática a las falla de la gestión revolucionaria tanto a nivel, municipal, estatal como nacional, la que ocupaba el primer lugar.

Pero en lo que si habría que coincidir, además de lo antes mencionado, es que la derecha demostró en las presidenciales del 14 de abril una mayor capacidad de posicionar sus mensajes, sobre todo el dirigido a los sectores sociales con más debilidad de conciencia, como se sabe muy moldeable ante situaciones de incertidumbre cotidiana: el desabastecimiento, la especulación, a inseguridad y los apagones, apuntaladas con una inmisericorde guerra mediática

Los pasos de la derecha

Ciertamente, como también lo señalan los analistas de este lado, hay que volver a enamorar a esos sectores y el nuevo y legítimo presidente Nicolás Maduro parece entenderlo muy bien, cuando como hemos visto se ha propuesto tomar la iniciativa y ejercer, como el mismo la catalogó el día de su proclamación ante la AN, un gobierno de calle.

También el joven presidente obrero, como ya le dicen sus seguidores, ha desempolvado ya no las 3, sino más bien las 6 “erres”, tan insistentemente invocadas por el fallecido líder bolivariano: Revisión, rectificación, reimpulso, repolitización, reunificación y repolarización. Tampoco ha olvidado la que fue la primera directriz del reelecto Chávez, cuando el 13 de octubre ante el CNE, lanzó su “eficiencia o nada” con su ministerio y todo.

Habría que añadir que estas acciones son de vida o muerte para la revolución bolivariana. Y es que todos los pasos que viene dando la derecha parecen indicar que será así, dispuesta como se muestra a no permitir que el primer gobierno Chavista encabezado por Nicolás Maduro pase de la primera mitad del 2016, cuando seguramente intentarán activar el referendo revocatorio. Y ya sabemos que no es será nada difícil hacerlo, y peor aún: lograrlo.

Tanto Capriles como el gobierno, saben que si algún error pudiese cometer el ejecutivo, es victimizarlo y convertirlo en héroe de nada más y nada menos 7 millones trescientas mil almas. Por lo que es de esperar que de nuevo enrique Capriles Radonski pueda seguir actuando con impunidad, y o que es peor aún, poniendo a prueba la fortaleza de las instituciones, en particular el poder electoral y el judicial.

Hay que coincidir, pues, que estamos frente a un personaje entrenado en las técnicas del golpe de derecha, bien sea el golpe suave, o bien el golpe violento. Y todo indica que está llevando al país con sus inaceptables exigencias a una progresiva deslegitimación de sus instituciones, y a ser declarado por el Pentágono norteamericano como “país forajido”, llevándolo a una situación límite donde, confían, triunfe cualquiera de las dos opciones, y en la que de seguro él emergerá como líder indiscutible, si es que antes no lo desplaza su patner Leopoldo López por medios nada escrupuloso, como se acostumbra entre fascistas. ¿Se lo permitirán las fuerzas de la revolución?


*Integrante de MoMAC

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1022 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Carlos Machado Villanueva


Visite el perfil de Carlos Machado Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a164783.htmlCUS