El milagro del presidente paraguayo

“Es un milagro que el señor Chávez desaparezca de la faz de la Tierra porque le hizo mucho daño a mi país”

Estas actitudes y expresiones de la derecha en el mundo, y de manera especial, en los pocos países que están vinculados a los grandes intereses del Imperio y sus aliados, amén de las grandes empresas trasnacionales que quieren tragarse el mundo, en nuestro continente, pecan de intolerantes, por obscenas, destempladas y contraías a los más elementales valores humanitarios y religiosos.

Al decir de expertos internacionalistas, jamás se había visto un rechazo y un desprecio tan contundente como el que manifestaron 21 de los 33 países que conforman este organismo multilateral, con tan justa razón.

Lo más impactante e insólito del asunto es que el declarante es de profesión, "médico" y nos podríamos hacer una pregunta, ¿En qué cabeza cabe que un profesional de la medicina se pueda complacer con la muerte de un enfermo? No quisiéramos ver ningún tipo de justificación que no sean las de él, por este despreciable hecho que se puede catalogar como "miserable".

La única figura que podría encajarle al perfil de este oscuro personaje, es la de FASCISTA PURO, porque no está contaminado con el amor a nada, ni a la solidaridad, ni a la humanidad.

Esto son los ejemplos típicos de lo que no podemos permitir que nos llegue a pasar, personajes de esta naturaleza están desprendidos de cualquier sentimiento, no hay nada que pueda justificarlos.

Estos fascistas quieren apoderarse del mundo por el único camino que conocen, la imposición agresiva, la intolerancia, el manejo de las masas con un alto índice de manipulación, desde la mediática, hasta la incitación directa, como lo hemos visto en nuestro propio país y que nos ha causado hasta la fecha 9 venezolanos muertos, ya se les están cayendo las caretas, porque al no poder penetrar por la vía legítima, buscan la forma de hacerlo por las malas a lo Jalisco, con el debido respeto que se merecen nuestros hermanos mexicanos.

La frase NO VOLVERAN, no es una simple frase es un clamor de un pueblo que teme el regreso de una época marcada por la barbarie y la creación de un estado delictual, del cual nos ha costado deslastrar.

Por esta razón seguimos terminando nuestros escritos con la otra frase, por sus hechos los conoceréis.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 821 veces.