Pildoritas 108 (año VI)

No perdamos la esperanza, a pesar de lo que sucede

Cuando a nivel de familia, en el ambiente escolar, de trabajo o en cualquier circunstancia en que los seres humanos nos desenvolvemos, alguien transgrede las normas y la autoridad no procede a aplicar los correctivos necesarios, surge la posibilidad cierta de que cada vez los transgresores reincidan o y cometan mayores y más frecuentes violaciones de mayor gravedad y que afecten a mayor número de personas, es lo que está sucediendo casi a diario en este país, cuando vemos cómo por ejemplo la prensa comercial, cuadrada con la derecha y abiertamente opositora en flagrante violación a su obligación de imparcialidad, inventa hechos, situaciones y circunstancias, lanza rumores, monta matrices de opinión que a la postre resultan falsas, y nada sucede más allá de un desmentido que por lo general no logra cubrir el espectro que sí fue cubierto por el medio del que se originó la acción, expresamente preparada para causar efectos de rechazo en buena parte de la población, contra personas e instituciones, lo cual no es fácil revertir por aquello de que “una vez derramada la leche, no se puede recoger”.

Como quienes cometen lo que a todas luces es un delito, saben que nada les va a suceder, insisten cada vez con mar fuerza en sus acciones que no tienen otra razón que no sea la de atizar la llama de la desestabilización en su afán por derrocar al gobierno.

Allí tenemos ejemplos numerosos, en todos los medios, el más reciente, el del panfleto Tal Cual, con la publicación de una foto en primera página de unas chicas con su cuerpo vestido por pintura, que había sido tomada meses antes del día del desfile conmemorativo de la Batalla de Carabobo y día del Ejército, con la evidente intención de desprestigiar a la Institución Armada, como sin ningún empacho lo dice el medio al comentar la foto.

Apenas vimos unas declaraciones del Presidente y otros funcionarios y de allí no pasó, nadie tomó la iniciativa de exigir al Poder Judicial actuar para obligar al medio delincuente a desmentirse e incluso pedir las necesarias y respectivas disculpas, entonces como no pasa nada, así como no pasó nada cuando el otro medio de la vergüenza como es el Nazional, publicó aquella macabra foto de la morgue que tampoco correspondía ni en tiempo ni en espacio a la fecha en que fue publicada, lo que va a seguir es que cada día los medios se sientan impunes de tal manera que no van a parar en sus propósitos y prácticas violatorias de las más elementales normas.

Es entonces cuando, como sucedió, cuando vivía la nunca bien recordada Lina Ron, ella con el pueblo arrecho de tanto abuso, acudía en varias oportunidades a protestar frente al canal de la mentira y de la muerte globovisión, por lo menos para demostrar la rabia del pueblo ante tantas patrañas mediáticas, o cuando el golpe el pueblo se apostó frente a RCTV para exigir decir la verdad.

Se pregunta uno: ¿Por qué por ejemplo el alto mando militar no se pronunció en cadena nacional, contra la patraña del periódico Tal Cual y procedió a tomar medidas ante los organismos de justicia Militar o Civil, para que se sancionara de alguna manera el abuso cometido por ese medio?

Y como a los medios no les sucede más allá que una queja pública de algún funcionario, a personajes como el asesino intelectual no le sucede nada, al golpista su mano derecha no se le toca ni con el pétalo de una rosa, cada día aumentan sus prácticas contrarrevolucionarias por saberse impunes e inmunes a las a las acciones de la justicia por lo que bien se podrían colocar en el grupo de los intocables del país.-

La prensa internacional trajo la noticia de Italia,, esta vez del Vaticano, sobre la detención de uno de los cardenales más allegados al Papa, implicado en el lavado de dólares, al querer introducir una gran cantidad, aquí sabemos, que los permanentes viajeros de la oposición entran a cada rato cargados de dólares y no pasa nada, por lo que a pesar de la existencia de una ley que si se aplicara, otro gallo cantaría, siguen en sus peregrinaje permanente, que además de servirles para intentar desprestigia al país en foros internacionales con sus mentiras, aprovechan para venirse repletos de los verdes y no pasa nada, cuando se debería seguir ejemplo de lo que sucedió con este alto prelado y también lo que sucedió días antes con el tres veces Primer Ministro de ese país Silvio Berlusconi, condenado por hechos menos graves y ominosos que los que a diario cometen aquí varios personajes de la política venezolana.

Sin embargo, no perdamos las esperanzas, puede que algún día veamos a esta revolución sacudiéndose la modorra de que habla el Presidente, y podamos ser testigos de acciones ejemplarizantes de nuestro Poder Judicial, contra quienes utilizan la política para delinquir impunemente.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 967 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US N /actualidad/a168999.htmlCUS