Nombrando la soga en casa del ahorcado

¡Que bolas tiene Baltazar Porras¡

Ahora ya se las razones por las cuales este Monseñor de la jerarquía católica venezolana no ha llegado a Cardenal. Yo había pensado que era por culpa e´ Chávez, pues para hacerlo hubiera necesitado de su aprobación. No, resulta que nuestro primado merideño tiene una columna semanal en la prensa regional: La Crónica Menor y este Domingo se manda con un sesudo articulo que tituló:¿Quién es responsable?.
Comienza con esta perla: “Nuestra cultura está llena de cocos y fantasmas a los que se les encasqueta la responsabilidad de todo lo que no queremos asumir.”
Todo el articulo está escrito en un solo párrafo, pues no hay punto y aparte por ningún lado y continua con estas linduras: “Desde niños se nos amenazaba conque nos iba a Salir “el coco”, la “sayona” o algún muerto que nos asustaría en la noche.” Que yo sepa la Iglesia Católica sigue amenazando a la humanidad desde hace dos mil años con “el infierno”, “lucifer” y Satány nos hace responsable, de todo lo que nos pasa, por venir al mundo con el “pecado original”. Todo lo “bueno” que nos pasa es gracias a Dios y todo lo “malo” es responsabilidad de “Satanás”.
Esta introducción del articulo es para justificar sus ganas de buscarle pleitos al gobierno: “Lo que parecía ingenua imaginación se ha convertido en deporte nacional auspiciado por las autoridades que gobiernan al país”. O sea que deportivamente el gobierno se lava las manos, como “Pilátos, las bolas de él” y engaña al pueblo que lo eligió para no asumir las responsabilidades que le corresponden. En dos platos: Este es un gobierno irresponsable y mentiroso.
Continua nuestro inefable monseñor: “Todo lo que funciona mal es producto de una misteriosa maquinación de fuerzas imperiales, de enemigos jurados, de oposición apátrida, sin mas oficio que de impedir los enormes esfuerzos del gobierno por dar mejor vida a los venezolanos. La falta de papel toilet, aceite o harina pan, es provocada por especuladores capitalistas. El contrabando de gasolina lo propician personas inescrupulosas; los apagones, al consumo desmedido de los ricos; los incendios de las refinerías a los rayos que nos azotan por el cambio climático provocado por las grandes potencias. La inseguridad y la delincuencia no tienen ni padre ni madre..”
Después de VER el problema en su conjunto, nuestro prelado, reflexiona sobre las CAUSAS y CONSECUENCIAS del asunto: “En fin que el pobre gobierno no tiene tiempo sino para defenderse de tantos enemigos que no lo dejan gobernar…”, “pero quien sigue sufriendo las penurias es la sociedad toda”. En síntesis, la sociedad toda, no tiene la culpa que el gobierno se haya creado sus propios enemigos. Como el gobierno es una categoría que no forma parte de la sociedad, éste debe asumir sólo su “barranco” y dejar de estar eludiendo su responsabilidad con la sociedad de la cual no forma parte. (mayor enredo intelectual, imposible).
Concluye el hombre con el Diablo bajo la sotana con: “”Se eligen autoridades para que mejoren las condiciones de vida y proporcionen los instrumentos adecuados para un bienestar mayor, no para que se conviertan en predicadores de calamidades insuperables o para que criminalicen a la sociedad de hechos colectivos negativos, apareciendo ellos como jueces sin mancha y sin responsabilidades. Solamente los adolescentes actúan así, tratando de zafarse de aquello que les compete. No se puede ser estricto con los demás sin ver primero las fallas y errores que hay bajo el propio techo. Eso es moralmente inaceptable porque, además , se convierte en una pésima pedagogía: aprender a escurrir el bulto y achacarlo todo a fuerzas invisibles e intocables”.
Confieso que al terminar de leer el artículo, no supe si el primado Baltazar Porras, estuvo escribiendo sobre el gobierno de Maduro o sobre su Iglesia. Me lo imaginé hablando al cielo y la saliva cayéndole en la cara.
[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2512 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a172731.htmlCUS