Las Candidaturas, lo Falso del Poder Popular y Partido en Movimiento

Como dice el refrán, “después de clavo pasado, no vale Santa Lucía”. Ya tenemos nuestros candidatos y candidatas en todo el país y queda ahora, la responsabilidad de echarle un camión para ganar, que es lo que nos ha preocupado, lo necesario e importante. Las señales y como dicen los empíricos, los hechos confirman que de lo comunal y del Poder Popular van quedando las mentiras, aunque se hayan repartidos miles de millones bolívars a los consejos comunales.

Esta teoría que paso a formular, está argumentada sobre un descubrimiento, que muy fácilmente ubico el poeta Chu Revilla.

Yo intenté una lectura de esta lista de candidaturas de Anzoàtegui y esta lectura la afronté, bajo una premisa: Hay factores –grupos- de poder dentro del PSUV que han venido por cooptación repartiéndose todas las tortas. A pesar de partir de esa premisa, no veía nada extraño en la lista que era el campo de estudio. Tropecé con una discusión cuando venía del Consejo Legislativo en las que participaba Fernando Tillero, Alí Guacuto, Acevedo, Chu Revilla y un camarada que en sus tiempos mozos, estuvo comprometido con aquella consigna de la Liga Socialista de la cual la diputada Ingris Cortez no debe acordarse ya. Esa consigna decía: “Seguid, seguid perseverando en la lucha que el socialismo se conquista peleando, peleando, pelando hasta vencer, que el pueblo organizado conquista el poder”. Este camarada que no identificado, es el camarada José Rosales, mejor conocido en toda Barcelona y la vieja izquierda, como la Conga.

Una candidatura y la mentira del Poder Popular

No fue, ni es ni será un requisito primario e imprescindible, por lo menos en Anzoátegui, estar conectado o vinculados con colectivos o alguna lucha social concreta. Por ejemplo, no es necesario o no hace falta para nada, ser dirigente de medianos y pequeños productores, miembros de un colectivo de trabajadores u otra cosa similar. Si alguien se encuentra en estas categorías y piensa para otro período ser candidato o candidata a una alcaldía y aún el PSUV, tiene fuerza para ganar elecciones, deje eso y comprenda mejor los requisitos o perfiles. No tiene mucho sentido, leyendo la lista y haciéndole caso al poeta Chu Revilla, ocuparse de estas cosas sociales, laborales, culturales y comunitarias que hemos llamado Poder Popular.

Si el PSUV continua siendo una fuerza electoral importante, deben olvidarse de aquella lección que intento dejarnos Lenin. Decía Lenin y lo dejó escrito, que era que muy importante estar ahí, donde están las masas No hace falta considerar y trabajar esa pendejada que se le ocurrió decir y escribir a Lenin. Como en el ajedrez, que es en el fondo un juego parecido a la política; hay peones. Los peones son peones en un proyecto que pretende construir una sociedad de iguales. La lucha de clase existe, es real y tenemos necesidad de verla entre PSUV y la MUD, pero es importante verla en el PSUV. Ahí hay reyes, reinas, alfiles, caballos, torres y peones, que para esta teoría se identifica en el llamado Poder Popular

Me meto en la discusión entre estos camaradas y en la cual se discutía la importancia de los consejos de trabajadores. Fernando Tillero estaba desconcertado porque participó en la creación de un Consejo de trabajadores que una burócrata “esguañangaó” porque le dio la gana y el PSUV se enteró pero no movió un dedo. Esto se junta con lo que venía pensando. Lo fundamental es la maquinaria y no el partido movimiento. La elección de los candidatos y candidatas no pudo ser distinta a esta lógica, pero no encontraba el dato para poner en evidencia la mentira que va siendo, lo de las comunas y el Poder Popular.

Justo es en ese momento, cuando había colocado la lista en la mesa; el camarada y poeta Chu Revilla, toma la lista y a medida que la lee, va diciendo y señalando con el dedo: PDVSA, PDVSA, PDVSA, PDVSA y PDVSA, foráneo, foráneo, foráneo, Lechería, Lechería y lechería

¡Genial! Chu grite yo. ¡Qué genio! 5 de PDVSA, más o menos 3 foráneos y otros viviendo en Lechería, que suman cerca de 12. No es una cantidad apreciable en un total de 21, pero es una importante señal para establecer la ausencia de eso que llaman Poder Popular en la lista de candidatos y candidatas. Cómo es que Poder y está ausente en la lista. 57% viene de un medio distinto a las organizaciones que se llaman Poder Popular y Comuna: No hay un Comunero en la lista

Aún así, la idea y la pelea es echar el resto. Aunque cada vez nos parecemos más a los Adecos y Copeyanos en esos de manejar el dedo y de manejar los peones.

[email protected]

@ClaudioElcuaco

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1681 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a172735.htmlCUS