(VIDEO) Wilmar Castro Soteldo: Se triunfaba o se moría en la rebelión del 27-N

Castro Soteldo y el General Francisco Visconti

Castro Soteldo y el General Francisco Visconti

Credito: Cortesía de la familia Castro Soteldo

Caracas, noviembre 27 - "Se triunfaba o se moría" durante el segundo alzamiento militar del 27 de noviembre de 1992 contra el régimen de Carlos Andrés Pérez, movimiento que entre sus objetivos tenía enjuiciar miembros de la Fuerza Armada que cometían actos contra la ética, manifestó este lunes Wilmer Castro Soteldo, uno de los protagonista que participó en esta rebelión.

Ese día, "simplemente hubo un revés sobre la batalla pero al final ese revés la victoria se consiguió, independientemente que haya sido años después. Esa victoria fue importante para nosotros, porque el pueblo se suma al enjuiciamiento de Carlos Andrés Pérez y se propicia su salida", indicó Soteldo en el programa Contragolpe, transmitido por Venezolana de Televisión (VTV).

A 20 años de la rebelión cívico-militar del 27 de noviembre de 1992, agregó que el propósito de apresar a Pérez era que fuera sometido a la justicia, no se había planteado para ese momento la toma de poder. "Se suponía que se iba a crear una junta cívico-militar en donde se iba a transferir el poder a unos locales como se había previsto en la primera intentona del 4 de Febrero, y de alguna manera exigir el enjuiciamiento de Pérez", comentó Castro Soteldo.

"Hubo algunos actores en esta rebelión que estaban infiltrados, como oficiales superiores, lo que generó fracturas entre los integrantes del ejército, de la Fuerza Armada, Aérea, que le facilitaron información del plan a los grupos de inteligencia del gobierno de Andrés Pérez", añadió el ahora gobernador de Portuguesa.

Con respecto, al momento de rescate del comandante Hugo Chávez, comentó que "fue un debate muy duro, porque había quienes creían que era un riesgo importante de hacer el rescate, incluso lo planteaba Hugo (Chávez) en las cartas que nos enviaba".

La cárcel de Yare fue uno de los espacios en los cuales dejó su marca la rebelión cívico militar del 27 de noviembre de 1992. Ese día, un pequeño grupo de soldados tenía la tarea de rescatar a Hugo Chávez de su encierro en el reclusorio ubicado en el estado Miranda, donde permanecía desde el 4 de febrero, cuando los venezolanos se alzaron contra las acciones neoliberales del segundo mandato de Carlos Andrés Pérez.

Castro Soteldo comentó que durante los primeros ocho días, los oficiales que se encontraban en la cárcel estuvieron incomunicados, sus familiares no sabían de sus paraderos.

Ante esta situación, recordó que "algunos compañeros de la Fuerza Armada se prestaron de buena voluntad para llevar mensajes a los familiares para informarles que cada uno se encontraban bien, pero con dificultad, pues no podíamos ingresar información para que nosotros pudiéramos estar al día de nuestros familiares".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5778 veces.

La fuente original de este documento es:
Venezolana de Televisión (http://www.vtv.gov.ve)



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n218870.htmlCUS