La guerra de la industria del cáncer contra la cura del cáncer

Estudios contra el cáncer

Estudios contra el cáncer

Credito: ceropolítica

08 de Febrero.- Luego que los esfuerzos de Rick Simpson para dar a conocer su aceite de cáñamo en el sistema de salud canadiense fueron negados, aún después de demostrar que había curado a muchos de los pacientes con cáncer de su ciudad de forma gratuita, se dio cuenta que la industria del cáncer no quiere una cura (alternativa).

Actualmente, Simpson está en el exilio en Amsterdam porque se negó a dejar de ayudar a sus vecinos de forma gratuita y rechazó negar la eficacia de su aceite de cáñamo para el cáncer.

El Dr. Robert Atkins afirmó que ya hay cientos de curas para el cáncer. Su licencia médica fue suspendida por curar el cáncer de mama de una mujer con terapia de ozono.

Percepciones del caso del Dr. Burzynski

El Dr. Stanislaw Burzynski había sido perseguido por las autoridades médicas de Texas y la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) durante 15 años, a pesar de su éxito con casos difíciles de cáncer mientras conduce ensayos clínicos sin financiación externa.

Un par de factores importantes fueron revelados por un reciente documental, "Burzynski: La Película", también conocido como: "Burzyinski: El Cáncer es un Asunto Serio, La Tiranía de la FDA".

La FDA recibe quinientos millones de dólares anualmente de los "pagos de usuarios" de las grandes farmacéuticas. Estas tarifas a los usuarios ayudan a mantener a la FDA financieramente e influencian la vía rápida de sus licencias de nuevos medicamentos patentados.

El documental da forma a una intriga donde uno de sus investigadores contratados anteriormente corrió para obtener la aprobación de la fase superior de las pruebas, pero en lugar de eso se confabuló con otra compañía farmacéutica para robar las patentes de Burzynski.

La industria del cáncer utiliza dos tácticas principales en su guerra contra las curas del cáncer: Si es patentable, ellos la robarán y aplastarán al titular de la patente original, como se intentó con Burzynski. Si ellos no la pueden patentar o robar, la pondrán a prueba indebidamente para hacer que fracase y desacreditarla.

Pruebas para "asegurar el fracaso" se ha producido recientemente con los esfuerzos del Dr. Nicholas González para obtener la aprobación de la FDA por su versión actualizada de los exitosos protocolos de curación del cáncer del Dr. William Kelley de la década de los 70.

Un intento para ocultar una medicina natural ocurrió con la enfermera canadiense Rene Caisse (Caso Reen) y la fórmula de los indios americanos que utilizó y llamándolo Té Essiac.

La Asociación Médica Americana, bajo el Dr. Morris Fishbein, intentó comprar las fórmulas a base de hierbas de Harry Hoxsey, eventualmente obligándolo a llevar su exitosa clínica a México después de años de batallas judiciales.

Luego, Fishbein y asociados trató de comprar y tomar el control del dispositivo electrónico galardonado del científico Royal Raymond Rife que había sido anunciado en California cerca de la década de los 40 como una cura verdadera del cáncer. Rife al final fue arruinado.

Otro caso fue el de los métodos del Dr. Max Gerson para curar exitosamente el cáncer. Fue forzado a llevarse su clínica a México donde su hija Charlotte y su nieto continúan luego del acoso de la mafia médica, que incluyó atentados contra la vida del Dr. Gerson y robo de registros clínicos.

Caso de Gregory Caton

La FDA planificó en 2009 el secuestro internacional de un ciudadano estadounidense como parte de su ilegal guerra contra los productos de tratamiento naturales contra el cáncer. Gregory Caton, un formulador que vivía en Ecuador, fue secuestrado a punta de pistola por agentes del Departamento de Estado de Estados Unidos, obligado a entrar a un avión comercial de American Airlines en Guayaquil y llevado a Miami como parte de una operación de “rendición extraordinaria” que involucra a funcionarios de la FDA suministrando a sabiendas falsa información a la Interpol y reclutando lo que parecen ser agentes del FBI, quienes ilegalmente operaron sobre el terreno en Ecuador.

Estos son algunos de los ejemplos más notorios de por qué la mayoría de los pacientes con cáncer y médicos bien intencionados son mantenidos en la ignorancia de las más de 200 opciones efectivas y menos tóxicas cuando se enfrentan a un diagnóstico de cáncer.

Hay demasiado dinero involucrado entre los jugadores de la industria del cáncer, billones de dólares, para permitir cualquier intrusión de curas para el cáncer de bajo costo, eficaces y seguras en el reino de la Mafia Médica.

Traducción por Ivana Cardinale para el Correo del Orinoco






Esta nota ha sido leída aproximadamente 8506 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n222919.htmlCUS