Jesse Chacón: Los apagones tuvieron alto impacto en el resultado electoral

El ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica, Jesse Chacón

El ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica, Jesse Chacón

Credito: Ciudad Caracas

29 de Abril.- El ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica, Jesse Chacón fue entrevistado hoy por Clodovaldo Hernández del diario Ciudad Caracas, a continuación la entrevista:

Lancemos un cable entre su anterior ocupación, director de la encuestadora GIS XXI, y la actual, ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica: ¿Cuántos votos le restaron los apagones a la Revolución?

Fue uno de los elementos que más pudo haber impactado. El sistema eléctrico tiene un gran peso en la percepción de la gestión gubernamental. En septiembre de 2009, antes de comenzar la crisis que generó en Guri el fenómeno de El Niño, el apoyo al Gobierno era de 56%. En febrero de 2010, tenía 37%, o sea, que perdió 19 puntos en cinco meses ¡Y era con Chávez! Hay que analizar lo que dicen las encuestas esta vez. Creo que el efecto fue muy alto, sobre todo porque estuvo asociado a problemas económicos en general y al desabastecimiento en particular.

¿Funcionó el sabotaje?

En ese terreno hay unos juicios abiertos. Lo que sí es un hecho incontrovertible es que durante estos meses hubo un incremento de los incidentes por encima del comportamiento estadístico habitual. Eso, que ya había pasado cerca del 7 de octubre y volvió a suceder esta vez, hace presumir que hubo intencionalidad. De hecho, los incidentes comenzaron a bajar después de las elecciones.

Se ha comparado el sabotaje eléctrico con el petrolero. ¿Es de esperar un desenlace parecido, con despidos masivos en la industria?

No, son dos casos totalmente distintos. En el sabotaje petrolero, más de 90% de la nómina mayor de Petróleos de Venezuela se sumó activamente. Aquí algunos elementos en ciertas regiones han actuado contra la identidad de la empresa, generando incidentes que cotidianamente no ocurren. Cuando ha habido indicios para ser procesados, han sido pasados a Fiscalía, pero nuestro propósito es lograr que los trabajadores se identifiquen de nuevo con la meta de este sector, que es prestar el servicio que se merecen los venezolanos.

¿Usted sabía del tema eléctrico o se está sumergiendo ahora en él?

Soy ingeniero en Sistemas con especialización en Telecomunicaciones, pero hay una cercanía entre las dos ingenierías. Además, estoy estudiando mucho. Lo bueno es que el sistema eléctrico es muy predecible, tiene tres grandes componentes: la generación, la transmisión y la distribución y sus tecnologías son maduras. Los problemas que tenemos son muy concretos: es un sistema completamente desbalanceado, que produce 10 mil megavatios en el sur del país y debe repartirlos por todo el territorio. Para Zulia, Táchira, Mérida, Trujillo, Lara y Falcón apenas llegan 2 mil 500 megavatios y la demanda solo del Zulia es de 2 mil 700. Si logramos desarrollar el plan de generación eólica (con la fuerza del viento) de La Guajira podríamos, dentro de algunos años, producir otros 10 mil megavatios en occidente y así equilibrar el sistema nacional. Hoy estamos en una etapa inicial, pero sabemos que existen tecnologías que pueden ayudarnos a generar más energía eólica por cada aerogenerador (una especie de molino de viento).

Opositores dicen que en estos 14 años ha habido desinversión en el sector. ¿Es cierto?

Absolutamente falso. La desinversión del sistema eléctrico se produjo entre los años 80 y 90. El presidente Chávez incrementa la inversión desde un principio, pero la acentúa a partir de 2009, cuando se incorporan al sistema unos 6 mil megavatios, producto de nuevas inversiones. Eso nunca había ocurrido. Falta aumentar la inversión en las redes de transmisión. Por ejemplo, la línea de Guri que llega al centro del país, la de 765 kv, es muy antigua, una tecnología francesa ya descontinuada. Por ella solo pueden pasar 8 mil megavatios de los 10 mil producidos en Guri. Esa línea va a ser modernizada, igual que otras que salen de Guri (de 400 kv y de 230 kv) y las estaciones y subestaciones. Sin embargo, si no adquirimos conciencia, como sociedad, de la importancia de usar racionalmente la energía, podríamos construir tres Guri y la demanda se los tragaría igual. Este país pasó, entre el año 2000 y 2012 de consumir 12 a 18 megavatios, es decir, 50%. Yo creo que no debe haber otro país con un salto tan alto en ese campo, que además refleja un gran incremento de la calidad de vida de la mayoría.

¿La militarización del sector puede impedir el sabotaje?

No del todo. De entrada, más que una militarización es la integración de lo cívico y militar en un servicio estratégico. La primera etapa es el resguardo de las instalaciones de incidentes provocados desde el exterior. No se ocuparán tanto de lo interno porque ese tipo de sabotaje requiere conocimientos técnicos especializados, dejar un suiche donde no es, ese tipo de cosas. Otro plan que tenemos con ellos es formar personal para una eventual operación de emergencia del sistema. Algo como lo que sucede en el Metro. También nos ayudarán en un plan de fiscalización para detectar casos de subfacturación y para supervisar las obras que debemos emprender en estos 100 días con el fin de aumentar la generación y bajar la demanda.

En las redes sociales se rumoró durante la campaña electoral acerca de privatización del sector a favor del capital chino. ¿Está descartado?

El capital chino puede incursionar a través de los contratos que tenemos. Si hubiese ganado Capriles, probablemente estaría planteada la privatización. Este Gobierno sostiene que los servicios públicos estratégicos como agua, electricidad y telecomunicaciones deben ser prestados por el Estado.

__________

Nunca dije aumento

Jesse Chacón Escamillo (Caracas, 1965) es teniente del Ejército e ingeniero del Instituto Politécnico de la Fuerza Armada Nacional, con posgrado en Telemática en el Instituto de Telecomunicaciones de Francia. Fue director de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones y ha desempeñado varios ministerios: Secretaría, Interior y Justicia, Comunicación e Información y Ciencia y Tecnología. Recientemente dirigió la encuestadora GIS XXI. Ahora es el ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica.

Yo mido mis palabras, digo lo que quiero decir afirma con mucha seguridad: y nunca dije que vamos a aumentar las tarifas. Dije que se está evaluando ir, una vez que se estabilice el sistema, a un esquema tarifario escalonado que incentive el uso racional.

Si una persona está dentro del consumo promedio, el Estado seguirá subsidiando su electricidad. Pero si sobrepasa el límite, debe pagar al precio real. No hay multas, sino cobro completo.

Tan pronto tomó el cargo, Chacón hizo público el reto que se autoimpuso: si no resuelven los graves problemas pendientes en los 100 primeros días, renunciará. Con palabras que se presume están bien medidas, adelanta: Pronto anunciaremos nuestra metas. Diremos en cuánto subiremos la oferta, en cuánto bajaremos la demanda y en cuánto disminuiremos los incidentes. Si lo cumplimos, seguiremos, si no, que venga otro porque no vamos a continuar con un cuento de eficiencia o nada.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3772 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas


US N /actualidad/n227849.htmlCUS