Escasez, acaparamiento y especulación: ¿Violación de los DDHH del pueblo venezolano?

Camaradas, el acaparamiento, escamoteo, ruleteo y especulación a lo ancho y largo del país, de alimentos de primera necesidad, con preferencia en harina de maíz, azúcar, sal aceite, café, se esta convirtiendo en practica constante por parte de la oligarquía opositora. ¿Por qué sucede esto? ¿Será exceso de estoque como dice el dirigente del gremio de los supermercados; ineficiencia del gobierno; culpechávez; maldad de los revolucionarios, o todos los demás?

Pues, no señor, ese problema es culpa del ejercito anti patria contrarrevolucionario y desestabilizador que recibe ordenes del imperio, y aquí es comandado por los jefes de la oligarquía productora, importadora y distribuidora de alimentos, agrupados en Fedecámaras, derivados y asociados.

Esta situación, promovida por la oposición cada vez que le da la gana, o en periodos especialmente importantes para la población como lo son, las fiestas navideñas y otras, o cuando hay elecciones, a ello debemos darle un “parado” contundente. La diligencia del gobierno, ha estado contrarrestando los efectos perniciosos del ataque de los enemigos del pueblo, nótese que no usamos el eufemismo “adversario”, agotado ya, por muchos comunicadores “diplomáticos” nuestros y de la oposición, que insisten en ignorar que estamos en guerra para implantar el socialismo y el buen vivir en nuestra patria. No usamos el termino adversario, porque solo un enemigo juega a discreción con la salud síquica y somática del pueblo venezolano de forma tan cruel y artera para inducirlo de manera subliminal, a atentar contra si mismo.

En vista de la agresión y violación continuada de la contrarrevolución opositora; nosotros –el pueblo- estamos en la obligación de responder a esa agresión para eliminarla. Que se abstengan los opinadores, a decir que ese malandrismo se combate con más producción de alimentos y, se refieren a la producción de los mercaderes privados; no señor, el gobierno del presidente Chávez, está trabajando en todos los frentes para producir alimentos en suficiente calidad y cantidad y a precios solidarios, para el pueblo desde su inicio a marchas forzadas contra todos los escollos y saboteos de la oposición, y cuando el gobierno venezolano ha tenido y tiene producción insuficiente, de manera diligente importa lo necesario y para ello nuestro país tiene suficiente acuerdos comerciales con países hermanos para proveernos de los productos necesarios. Debemos agregar, que la distribución de alimentos y controles contra la delincuencia acaparadora, esta funcionando para proteger al pueblo contra la maldad opositora.

En consecuencia, sí el estado venezolano, ciertamente está trabajando con diligencia y eficiencia suficiente, podemos afirmar, que, son los comerciantes privados los que acaparan y especulan con los precios de los alimentos con el fin de provocar la “crisis” del desabastecimiento. Ante esta agresión, es el pueblo quien debe repeler el ataque, haciendo caso omiso a la inducción a hacer compras nerviosas; a convertirse en caja de resonancia de la campaña de rumores esparcida por la oposición; al consumismo innecesario, etc.

El pueblo debe y puede desbaratar esa ecuación del mal, de la contrarrevolución, siendo indiferente a las trampas del enemigo, además el pueblo debe asumir, que los artículos objeto de manipulación no son definitivamente imprescindibles, como si lo es, el oxigeno: Sí ellos acaparan y especulan, entonces no compres, no consumas, súmate a una cadena de ayuno por la salud de Chávez o por la felicidad del pueblo venezolano.

Entiende, que no puedes comer más de 5 veces al día, ¿Por qué compras tanta comida? De paso con ello le produces más utilidad o ganancias al comerciante y afectas a otros compatriotas que tienen escaso poder adquisitivo y cuando van a procurar alimentos tú has vaciado los anaqueles.

Tu puedes derrotar la maldad, acaso ¿Es difícil advertir, que las compras nerviosas y el consumo exagerado e irracional, atenta contra tu poder adquisitivo y tu capacidad de ahorro y reserva? Mientras que, gracias a ello, el comerciante te afecta doblemente: te enferma de ira, por la frustración de no encontrar la mercancía y por otro lado te hace comprar en exceso.

Al final, si no haces un importante esfuerzo para luchar por tu patria, el único objetivo que se cumplirá, será el de la canalla contrarrevolucionaria y vende patria.

¡Ayuna!…te conviene, probablemente, mejoraras tu estilo de consumo y potenciaras tu salud mental.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA Y SOBERANA!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1986 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /contraloria/a158585.htmlCUS