¡Algunos Alijunas también bachaquean!

Si bien es cierto, que quien origina históricamente el contrabando de extracción de alimentos de Colombia a Venezuela y de Venezuela a Colombia es un sector de la población de la cultura Wayuu, la guajira es una sola, no tiene patria, para ellos la patria es la guajira, y la alta guajira es su deidad. Pero hoy en día en el occidente del país esta practica es realizada también por alijunas, así suele llamarle Wayuu al ciudadano no perteneciente a los pueblos originarios.

El contrabando de alimentos y otros artículos es una aberración que estrangula la economía nacional, con mayor impacto en las regiones del occidente del país. La devaluación del bolívar trajo consigo la gravedad de la situación, a esto se le suma el bachaqueo de remesas familiares y los cupos cadivi, amasados estos desde los centros de poder con grandes capitales.

Comentaba la señora Rosa que su hermana María consiguió harina de maíz, pero que se la vendía a 25 porque el regalaito se acabo. El loco Wuillian cuida los puestos de la comercial y los revende, los cajeros de los comerciales antes de atender al público compran todos los días los productos regulados. Nuestra sociedad debe estar alerta y acabar con esta aberración, no es posible que nos mutilemos entre nosotros mismos.

Es lamentable decirlo pero el capital no tiene patria, quienes están inmersos en esta situación amasan a diario grandes sumas de dinero a costillas de la alimentación del pueblo, siguen las largas colas y a cada intento de corregir el bachaqueo nace una nueva mutación; acompañemos a los mecanismos de control del estado con el repudio de la sociedad.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 964 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /contraloria/a170802.htmlCUS