Pájaros de cuenta en Suiza

"Marido y mujer; ¡cómplices!” (Ramos Sucre)

Atacar la corrupción en Venezuela es como montar un tigre: imposible bajar sin ser comido: hay que matarlo o morir. Hace años escribí que sería más fácil enfrentar al Imperio que a la corrupción, porque ya eso no era meterse con el santo sino con la limosna; porque los corruptos forman la más antigua y poderosa organización clandestina de Venezuela, infiltrada en todos los organismos e instituciones, y sus miembros se reconocen sin hablarse y se defienden sin conocerse.

Cuando el Camarada Presidente anunció la lucha contra la corrupción, debió saber que iniciaba una lucha de vida o muerte para la Quinta República: y lo diré con refranes porque de la picaresca criolla se trata: ahora vamos a ver si es verdura el apio, porque cambur verde mancha; si Maduro pestañea, pierde, y con él nos perdemos todos. Si el gobierno culipandea, la Revolución democrática, pacífica y legal perdería su autoridad, y como nada la detendrá, deberá continuará por otros medios y trataremos a los corruptos como dictó Bolívar.

LA PUERCA TUERCE EL RABO

El SIBCI (Sistema Bolivariano de Comunicación e Información) publicó una sobria nota que nos informa que “Cuatro cuentas bancarias en Suiza y una en Islas Caimán, territorios conocidos como “paraísos fiscales”, forman parte de la comunidad conyugal de bienes de la ex Defensora Pública General, Omaira Camacho, con el abogado litigante Jacinto Torres, según se evidencia en una solicitud de medidas cautelares presentada ante el Tribunal Décimo (10°) de Primera Instancia de Mediación y Sustanciación de Niños, Niñas y Adolescentes de Caracas, donde se dirime el divorcio de la pareja, solicitado por causales contenciosas o conflictivas”. (*)

Siguiendo con los refranes, el SIBCI “No le dijo perra, pero le mostró el tramojo”. ¿Quién es ella y cómo tiene o tienen esas cuentas?

CURRICULUM

En Internet OMAIRA CAMACHO tiene tantas páginas como Manuela Sáenz y fotos de falsa rubia de grandes labios con traje de abogada de éxito.

Fue “candidata a alcaldesa (¿por cuál partido?) en el municipio Guanipa del estado Anzoátegui, en el año 1993. En 1996 asume la Consultoría Jurídica de la Universidad de Oriente, en Cumaná, estado Sucre, cargo que ocupó hasta 1999, cuando la invitan a ser la Secretaria de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial de Cumaná y es en el año 2000 cuando la Revolución (sic) la regresa a Caracas y comienza su intensa actividad dentro del estado Miranda, comenzando como Notaria Pública Cuarta del municipio Baruta, cargo que ocupó hasta marzo del año 2005, fecha en que el gobernador del estado Miranda, ingeniero Diosdado Cabello Rondón, le propone que ocupe el cargo de Procuradora del Estado”.

Camacho reaparece en Baruta, como Segunda Jefe del Comando Maisanta en 2004. “Es la candidata por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a la alcaldía del municipio El Hatillo del estado Miranda, para los comicios regionales del 23 de noviembre de 2008”.

El Gobernador del Miranda la designó en 2007 coordinadora del Proceso de Inscripción de Aspirantes a Militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en el Área Metropolitana (Eje Baruta - Chacao - El Hatillo).

En marzo de 2010, Camacho fue elegida por la Asamblea Nacional como Defensora Pública General para un período de 7 años. Durante su gestión fueron destituidos o detenidos funcionarios maulas y mejoró la defensa de los presos pobres, lo que le ganó simpatías en algunos colectivos, pero se la criticó por designar como defensor público provisorio 18 de Caracas al ex agente del CICPC, Richard Varela Toro, uno de los 23 funcionarios condenados en 2006 por la “masacre de Kennedy”.  Omaira Camacho renunció a su cargo en octubre de 2011, por exigencia de la Asamblea Nacional y el TSJ, que le reprochaban irregularidad en el manejo de los fondos de la Defensoría.

La última referencia en Internet sobre Camacho es una extraña nota de Miguel Salazar en su pasquín del 18-01-2013: “Entretanto, Omaira Camacho retornaría al Poder Moral, ya sea como Fiscal General o Defensora del Pueblo”.

INFELIZ FINAL

Y ahora esto: la Dra. Omaira y el Doctor Jacinto Torres se divorcian, ella no va a permitir que la dejen como pajarita en grama y entre abogados se pisan la manguera: dame lo mío y TSJ contigo. Es evidente que Omaira Pacheco conocía la existencia de las cuentas o, si se enteró a última hora, no le importa de dónde vienen esos reales, porque quiere la mitad.

CONCLUSIONES

PRIMERO: Nadie del pueblo y ningún revolucionario tiene cuentas en Suiza o Islas Caimán, como no sea para operaciones clandestinas y, en ese caso, no son bienes conyugales.

SEGUNDO: Quienes trabajaron, propusieron, apoyaron a Omaira Camacho fueron engañados por ella, o fueron sus cómplices.

TERCERO: Cualquiera que defienda el derecho de tener cuentas en Suiza o las Islas Caimán, es porque también tiene una, o sus familiares o allegados la tienen.

CUARTO: Debería estar prohibido para los venezolanos, como para los islandeses, tener cuentas en el extranjero.

QUINTO = Aquí hay graves sospechas de corrupción: si el dinero, cuya mitad dice Omaira le pertenece, fue depositado cuando ella era funcionario público, hay que saber de dónde sacó ella esos reales, si hubo evasión fiscal o legitimación de capitales, cómo salió el dinero, etc.

 SEXTO = Llama la atención el prudente silencio de la oposición: cachicamo no le dice a morrocoy conchudo. Y más llamará la atención quienes, en el gobierno, pequen por omisión al dejar pasar bajo la mesa este bochornoso asunto.

                                                                                                                  No hay verdadera lucha contra la corrupción si se considera “normal” que un funcionario público tenga cuentas en Suiza, las Islas Caimán, Panamá u otro paraíso fiscal.

 

(*) CUENTAS:                                                                                                                           1.- Cuenta N° 0104-0107-11-8107035819 del Venezolano de Crédito, S.A. Banco Universal Cayman Branch ([email protected]), ubicado en Elizabeth Square, Phase III, Ground Floor, George Town, Grand Cayman, Cayman Islands, British Wets Indies,

2.- Ref. N° IBAN CH61-0873-6012-4188-6007-1 ACC: 1.241.886.0071 del Dresdner Bank (Switzerland) AG, Zurich (internet.communications@dresdner-bank.com), ubicado en Utoquai 55, Zurich, Zurich CH 8034, Switzerland, Fax: +41 (0) 442585252,

3.- Ref. N° CH11-0833-5002-8504-4503-1 y CH06-0833-5002-8504-4502-4 del LGT BANK (Switzerland) AG, Basel ([email protected]), ubicado en Lange Gasse 15, 4002 Basel, Switzerland.

Asimismo incluye en la solicitud otras dos cuentas que están a nombre de empresas registradas en Panamá pero bajo control del abogado Torres:

1.- Ref. N° CH36-0833-5002-8228-8503-8 y CH10-0833-5002-8228-8502-1 del LGT BANK (Switzerland) AG, Basel ([email protected]), ubicado en Lange Gasse 15, 4002 Basel, Switzerland de la cual es titular la Sociedad Tourel Consulting, S.A.,

2.- Ref. N° CH54-0833-5002-8228-8403-5 y CH49-0833-5002-8228-8402-8 del LGT BANK (Switzerland) AG, Basel ([email protected]), ubicado en Lange Gasse 15, 4002 Basel, Switzerland, bajo la titularidad de la Sociedad Turm Trading, S.A


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2849 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /contraloria/a172714.htmlCUS