Diez grandes mitos sobre los ataques israelíes a Gaza

1. Los halcones israelíes afirman estar implicados en un "proceso de paz " con los palestinos en el que Hamas rehúsa a participar. La realidad es que Israel se ha negado a detener las colonizaciones y el robo de tierras palestinas durante un tiempo suficiente para participar en negociaciones productivas con ellos. Regularmente, Tel Aviv anuncia la construcción unilateral de nuevos asentamientos en Cisjordania. No existe ningún proceso de paz en marcha; se trata de una farsa israelí y norteamericana. Hablar de proceso de paz es encubrir a los nacionalistas israelíes decididos a apoderarse de todas las posesiones palestinas y reducirlos (una vez más) a refugiados indigentes.

2. Operaciones como el actual ataque a Gaza no están motivadas por ningún objetivo estratégico a largo plazo, sino para asegurar la prioridad de judíos en la explotación de los recursos básicos. El ruido de sables en Palestina proporciona un pretexto para nuevas apropiaciones de tierras y nuevas colonias en tierras palestinas. Es decir, las acciones militares contra la población de Gaza son una distracción táctica; el verdadero objetivo es la creación del Gran Israel, una afirmación de la soberanía israelí sobre todo el territorio que ocupó en su día el Mandato Británico de Palestina.

3. Los halcones israelíes presentan su guerra de agresión como "defensa propia", pero el Gran Rabino británico admitió ante las cámaras que el ataque sobre Gaza estaba, en realidad, "relacionado con Irán".

4. Los halcones israelíes culpan a los palestinos de Gaza de "malos vecinos" que no aceptan a Israel. Pero el 40 por ciento de la población de Gaza está formado por refugiados (la mayoría de los cuales viven en campos) procedentes de familias de la Palestina anterior a 1948 que han vivido allí durante milenios.

Fueron expulsados de lo que ahora es Israel durante la limpieza étnica sionista de 1948. Ahora los israelíes viven en sus hogares y cultivan sus tierras, y los palestinos nunca recibieron ningún tipo de reparación por los crímenes cometidos contra ellos. "La incapacidad israelí de ofrecer reparaciones a los refugiados palestinos durante las pasadas seis décadas es una flagrante violación del derecho internacional". Israel no acepta el derecho de Palestina a existir, a pesar de que continuamente exige que todo el mundo, incluyendo a los palestinos desplazados y ocupados, reconozca su propio derecho a existir.

5. Los halcones israelíes y sus clones norteamericanos muestran a Gaza como un Estado extranjero y hostil en guerra con Israel. En realidad, la Franja de Gaza es un pequeño territorio donde se hacinan 1 millón setecientas mil personas ocupado militarmente por Israel (algo sobre lo que están de acuerdo la ONU y otras organizaciones internacionales). Israel no les autoriza a tener un puerto ni un aeropuerto ni a exportar la mayor parte de su producción. Los palestinos no pueden trabajar alrededor de una tercera parte de sus tierras, reservada por Israel alegando motivos de seguridad. Como territorio ocupado, está regido por las Regulaciones de La Haya de 1907 y por la Cuarta Convención de Ginebra de 1949 sobre el tratamiento del ejército ocupante de las poblaciones ocupadas. El derecho internacional considera claramente ilegal el bombardeo indiscriminado de los territorios ocupados.

6. Los halcones israelíes se consideran a sí mismos víctimas inocentes de la rabia desconcertante de los palestinos de Gaza. Pero Israel no solo mantiene en Gaza la mayor prisión al aire libre del mundo sino que, además, tiene sometidos a los palestinos a un bloqueo ilegal que durante varios años ha pretendido limitar su nutrición sin llegar a matarles de hambre.

"El bloqueo de alimentos tiene consecuencias reales. Alrededor del 10 por ciento de los niños palestinos menores de cinco años de Gaza ha sufrido atrofias en el crecimiento a causa de la malnutrición. Además, según un reciente informe conjunto de Save the Children y Medical Aid for Palestinians, la anemia está generalizada y afecta a dos terceras partes de los niños, al 58,6 % de la población escolar y a más de una tercera parte de las madres gestantes".

Si cualquier potencia extranjera rodeara Israel, destruyera el puerto de Haifa y el aeropuerto de Tel Aviv e impidiera las exportaciones israelíes, ¿qué piensa usted que harían los israelíes? Vale, de acuerdo, es grosero considerar a palestinos e israelíes como seres humanos iguales.

7. Los halcones israelíes demonizan a los palestinos residentes en Gaza culpándoles de apoyar a Hamas, un partido-milicia situado en la derecha religiosa musulmana. Pero la mitad de los palestinos de Gaza son menores de edad, que nunca han votado a Hamas y a quienes no se puede responsabilizar colectivamente por las acciones de dicho partido.

8. Los halcones israelíes justifican su agresión sobre los palestinos por motivos de autodefensa. Pero Israel es un país de 7,5 millones de habitantes que posee tanques, vehículos blindados, artillería, helicópteros de combate y aviones F-16 y F-18, además de 400 cabezas nucleares. Gaza es un diminuto territorio ocupado donde viven 1,7 millones de personas que no poseen armamento pesado, apenas algunas armas envejecidas y unos pocos cohetes en su mayor parte inefectivos. (Los israelíes citan el lanzamiento de cientos de cohetes desde Gaza sobre Israel en 2012, pero hasta el reciente ataque israelí no habían causado ni una sola víctima judía, aunque produjeron algunos heridos el pasado marzo, cuando aumentaron los combates entre palestinos e israelíes). Gaza supone la misma amenaza para Israel que el Bantustán Transkei suponía para la Sudáfrica del apartheid. Y las amenazas genuinas de Gaza a Israel podrían resolverse si se concediera un Estado a los palestinos y cesara el bloqueo impuesto sobre ellos o, en el peor de los casos, si las operaciones de antiterrorismo se centraran en aquellos considerados terroristas en lugar de optar por campañas de bombardeos indiscriminados.

9. Los halcones israelíes sostienen que se les provocó para que atacaran. Pero lo cierto es que Ahmad Jabari, el dirigente de Hamas asesinado por Israel a comienzos de la semana, había tomado parte en conversaciones preparatorias de una tregua con Israel. Los asesinatos provocados por la audacia de mantener una actitud abierta hacia las conversaciones de paz garantizan el cese de las negociaciones.

10. Aunque la mayor parte de los medios de comunicación estadounidenses actúan como un grupo de animadoras del partido Likud, lo cierto es que el mundo está cada vez más harto de la agresividad israelí. Probablemente los boicots y las sanciones aumentarán con el tiempo, creando un déficit para los halcones israelíes...


*Juan Cole es profesor titular de Historia en la cátedra Richard P. Mitchell y director del Centro de Estudios del Sur de Asia en la Universidad de Michigan. Su libro más reciente es “Engaging the Muslin World”, en Palgrave Macmillan.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1617 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Por los Derechos Humanos contra la Impunidad

Internacionales

Actualidad

US Y /ddhh/a154862.htmlCUS