Noel Rodríguez

Lamentablemente no pude estar en Caracas físicamente, en el emotivo e importante acto que tuvo lugar en la Asamblea Nacional el día 5 de este mes para recibir con los honores merecidos a Zenaida Mata de Rodríguez y a su hijo Noel Rodríguez. ¡Cuánto hubiera querido abrazar a esa señora!.

Para mí este ha sido el día más importante en la lucha por los desaparecidos. Por fin una madre en nuestro país ve culminada su dolorosa lucha contra la impunidad y por saber que hicieron con su hijo.

Las demás madres se nos murieron sin haber podido saberlo. Hoy, Zenaida Mata de Rodríguez, se convierte en un símbolo y en un homenaje a esas madres que lucharon como ella, dejándonos un ejemplo infinito de amor y lealtad a unos principios. Y un homenaje también a todos ellos, que dignos hijos de esas madres, supieron no desfallecer frente a las torturas, porque fueron más grandes que las circunstancias que enfrentaron, como son los verdaderos revolucionarios.

Noel Rodríguez vuelve, convertido en vocero de los tantos otros que siguen desaparecidos, pero nos acompañan en estas luchas flotando en el viento y en cada uno de los que han seguido su lucha.

Noel Rodríguez habló en la Asamblea Nacional en nombre de todos ellos, para demostrarnos lo diferente que es esta Venezuela Bolivariana con una Fiscalía que cumple su papel, a la Venezuela de la IV República cuyos fiscales estuvieron al servicio de las peores causas. Noel Rodríguez llegó al Hemiciclo no convertido en huesos, es Noel en cuerpo y alma que ha regresado para denunciar, para demostrar cuán importante es no olvidar ni traicionar unos ideales nobles y justos.

Gracias a ti Noel y a los demás mártires como tú, por su entrega. Porque la peor vergüenza es la traición que ustedes no cometieron. Sigan flotando en el viento, nadando en los mares y en los ríos y viviendo en nuestros corazones para seguir luchando con ustedes. Esos huesos son un triunfo contra la impunidad. Noel no fue olvidado y eso ya es invertir la derrota contra sus asesinos.

Su muerte no fue en vano porque sirvió para la denuncia, para la lucha contra la impunidad, para demostrar cuán grande es el amor de una madre y cuán grande es la entrega por un mundo mejor. Para demostrar también, como las instituciones de aquella época de la IV República fueron cómplices de secuestro, asesinato y ocultamiento. Porque lo que ellos no quisieron develar, a pesar de casi 40 años que hacen estragos para borrar huellas, la Fiscalía actual con su empeño y lucha contra la impunidad, lo descubrió.

Gracias a todos los que hicieron posible este día.

Maite Tejero*
*hermana de Alejandro Tejero, desaparecido
[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 778 veces.