Puntos de vista

Claves de un golpe frustrado

Todo estaba orquestado y acordado. El Golpe económico prolongado al cual los sectores de la derecha han sometido a este país desde hace varios meses era el preámbulo para un Golpe político e institucional que nunca ha dejado de estar en la agenda del fascismo criollo.

Se escudaron tras una campaña electoral que, dicho sea de paso, aceptaron a regañadientes. Nunca, ni en la jornada previa al 7 de octubre, ni ahora en esta inédita campaña del 14 de abril, dijeron que iban a aceptar los resultados, a buen entendedor, pocas palabras. Los hechos están a la vista y la violencia a la orden del día.

Las claves están determinadas por una nueva componenda direccionada desde las grandes corporaciones mediáticas, las cuales reciben instrucciones precisas del imperio norteamericano. Por supuesto las viudas del puntofijismo hicieron lo propio y echaron a andar un golpe a cámara lenta que una y otra vez denunciaron algunas de nuestras voces. Los ingentes recursos minerales y naturales de la República Bolivariana de Venezuela son un objetivo militar para los Estados Unidos. La crisis económica que les afecta ha acrecentado la voracidad de una nación que se cree dueña del mundo y que se guía por aquella máxima de Zapata y lo que no gana por las buenas, lo arrebata a fuerza de bombas, cacerolas, balas y guarimbas.

Por ahora no consumaron el Golpe de Estado, pero no podemos bajar la guardia. Manipularon verdades, distorsionaron números, acosaron, asediaron, asesinaron a 8 de los nuestros y aprovecharon sus avances en la guerra de IV generación para, efectivamente, dar algunos golpes que debemos asimilar, pero que, sin lugar a dudas, sería imperdonable no responder.

A los 8 mártires nuestros, esos que asesinaron defendiendo un CDI que es de todos o salvaguardando una casa de la GMVV u otra obra de la revolución, han pretendido matarlos 2 veces. Primero con balas arteras y luego a fuerza de la calumnia, el vilipendio y hasta la ignorancia. Según los fascistas, esas cosas no pasaron y esos muertos no existen. El acostumbrado triángulo de las Bermudas psíquico del fascismo disociado y disociador cree y hace creer que esas cosas no pasaron. Busquemos métodos tácticos para avanzar en la guerra de IV Generación porque sin lugar a dudas, ese escenario ha sido clave para el avance de los enemigos de la Patria. Sus métodos, por perversos y grotescos, han funcionado. ¿Qué hacer? no es solo una interrogante para las fuerzas revolucionarias, es a estas alturas, un compromiso táctico y estratégico.

Existe además la necesaria revisión propia, pero ese es nuestro escenario, ni crean majunches que lo vamos a debatir con ustedes. Tenemos la fortaleza moral y las estructuras políticas necesarias para revisar, rectificar y reimpulsar esta revolución Chavista y Bolivariana. Como hijos e hijas de Hugo y de Simón defenderemos y cuidaremos su legado. Cualquier error u omisión ha costado demasiado, nos ha significado incluso la pérdida de vidas, el luto de familias, el dolor de hijos e hijas. Por ellos y con ellos estamos obligados a avanzar hacia el “Para siempre” de independencia, soberanía, esperanza, inclusión, amor, justicia y paz que solo en revolución es posible concebir y salvaguardar. Honor y gloria a nuestros mártires y ese honor y esa gloria solo se la daremos asegurando la patria…patria para siempre.

@natachainatti / [email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1095 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /ddhh/a164304.htmlCUS