Los cuatro jinetes contrarrevolucionarios

La derecha ha ganado terreno, eso es indudable; pero las causas no son nuevas, nos las repiten una y otra vez, son la punta de lanza de su contraofensiva se trata de los cuatro jinetes contrarrevolucionarios: Ineficiencia, corrupción, burocratismo e impunidad.

Una estrategia basada en cientos de denuncias por todas las vías, a toda hora, por todos los medios, ha terminado por cosechar sus frutos.

No basta con decir, explicar y denunciar que se trata de una guerra de cuarta generación, pues esa excusa no tiene “ponch”. La gente quiere ver y sentir las soluciones, no que se las digan.

Chávez, nuestro eterno Comandante, entregó la vida para dejarnos patria, pero llegó la hora de consolidarla, de blindarla contra estos cuatro nefastos jinetes.

No es solo responsabilidad del nuevo presidente (Nicolás Maduro), pues como reza nuestra carta magna “somos corresponsables” en todas y cada una de las cosas que sucedan en el país, desde el hueco de la calle de enfrente, hasta las políticas nacionales, todo es responsabilidad de todos y todas.

La canalla mediática alimenta, sostiene y promueve a estos desfavorables jinetes, cuyo objetivo es sembrar las dudas, la discordia y zozobra, para desde adentro derrumbar lo que ha costado siglos lograr.

Nicolás no podrá él solo vencer a los cuatro jinetes si la población no toma consciencia, se organiza y se une para hacerle frente a estos malignos agentes.

Hay que resucitar, alimentar y fortalecer la contralaoría social. Que la gente entienda que solo el pueblo salva al pueblo, que es menester nuestro y compromiso con el futuro.

Cada uno de nosotros debemos tomar la batuta de la vigilancia, la denuncia y la condena ciudadana ante la ineficiencia, la corrupción, el burocratismo y la impunidad; de lo contrario vencerá la ultraderecha que cuenta con estos oscuros factores para derrumbar todo lo hecho en revolución.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 820 veces.