El comunismo va a la escuela

Así se titula un artículo de opinión de El Universal. En el mismo el autor señala que el gobierno trata, desde la escuela, de cambiar los paradigmas democráticos. Cambiar la religión por el culto de héroes, dejar del lado del olvido a los civiles que construyeron esta nación. Exaltar a Chávez como un adalid. La escuela llena de fanáticos políticos. Los textos como escondrijos del totalitarismo. Los niños dóciles como autómatas. El comunismo en el primer pupitre.

Ante esta situación de terror, el autor propone que en cada centro educativo se dé una “batalla ideológica por la libertad”

No es la primera vez que esto se dice, pero ahora cuando se ha aprobado la resolución con la cual se crean los Consejos Educativos de participación de la comunidad en los cuales pueden participar todos los actores del hecho educativo; ahora cuando se han entregado textos gratuitos en todos los planteles educativos, así como las canaimas como recursos tecnológicos al servicio de las escuelas, tendremos que prepararnos para una arremetida como la del artículo sintetizado.

Sin duda alguna estas opiniones tendrán su efecto en la población a la cual se están enviando. Es una nueva versión de “con mis hijos no te metas”; “con mi escuela no te metas” slogans lites edulcorados con aspartame, que hace huecos en el cerebro. Planteamientos sin fundamentos ni profundidad alguna, pero que preparan una reacción de los padres y representantes en defensa de sus hijos y de sus escuelas.

Debemos estar preparados y podemos estarlo a través de esos mismos espacios que la resolución 058 abre para la participación de los colectivos. Es en esos colectivos, en su conocimiento de la realidad que sólo ellos viven, y en su participación como principales responsables de las escuelas, los entornos, los niños; que podemos confiar que se lleven los principios y acciones que se persiguen.

Sería interesante que a través de la Misión Rivas, los colectivos participantes, en su mayoría madres, padres, hermanos y representantes; abrieran espacios para el estudio de los textos que sus hijos utilizan en los respectivos grados. Espacios de aprendizaje para el uso de las Canaimitas, que traen ambientes especiales para ellos, para que desde el hogar participen con sus hijos e hijas. Esto favorecería el conocimiento que se debe tener para repeler intentos perversos de arrebatarles lo que nunca habían tenido: participación y recursos de aprendizaje en manos de los niños y sus familias.

Debemos prepararnos con las armas brillantes de la educación y del conocimiento porque si en algo la oposición no cambia, es en el ataque continuado a la gente a los cuales ellos creen invisibles; a los que ellos califican como malandros y mal vivientes. Para muestra, ayer en otro artículo publicado se alertaba que en el 23 de Enero había presiones para que el Colectivo la Piedrita participara en los Consejos Educativos, el autor asumía que era para que enseñaran a disparar a los chamos.

Así nos ven, así nos catalogan, así nos continúan etiquetando y así pretenden minimizarnos.

Que estos Consejos Educativos agarren la batuta de la participación. Por alguna razón está la derecha temiendo tanto esta estrategia y a esta gente.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1386 veces.

Maruja Romero Yépez


Visite el perfil de Maruja Romero Yépez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

Comparte en las redes sociales