Univesidades: Resultados y perspectivas del conflicto universiatario...

Al momento de escribir estas líneas, mucha tela cortada llevan las y los trabajadores universitarios, de hecho, el resultado más evidente del exitoso paro universitario y la posterior marcha del jueves 8, dan como un hecho, que Fetrauniversitarios se sentará en la mesa de discusiones de la II Contratación Colectiva Marco del Sector Universitario. Una derrota en toda línea de combate, recibe con esta decisión la tríada caprilista (Fetrauve-Fenastrauv-Fenasinpres).

La actuación diligente de la Ministra María Cristina Iglesias, ha puesto orden en la pea que tenían su viceministro Elio Colmenares, su Director de Inspectoría Nacional, Juan Carlos Toro, Carlos López, Orlando Zambrano y Telémaco Figueroa, quienes amparándose en el poder del Estado pretendieron deslegitimar la federación mayoritaria del ámbito de las y los empleados universitarios (Fetrauniversitarios) y, con ello, justificar su salida de la discusión de esta II Contratación Colectiva Marco, para lo cual, se valieron de sus “camaradas” enquistados en el ministerio del trabajo: Elio Colmenares y Juan Carlos Toro, quienes con su actitud politiquera desvirtuaron el carácter de árbitros, lesionando con sus actuaciones los derechos de libertad sindical de las y los trabajadores universitarios, pretendiendo con ello, imponerles la voluntad de las federaciones y asociaciones sindicales minoritarias en el ámbito universitario. Por ello, estimamos que tanto Elio Colmenares, como Juan Carlos Toro, NO deben ser partícipes de las mesas de discusión del II Contrato Colectivo Universitario, serían factores de desestabilización contrarios al principio legal establecido en el 449 de la LOTTT, que regula la presencia de las y los funcionarios del Minpptrass en las discusiones de un Contrato Colectivo: “La discusión de un proyecto de convención colectiva de trabajo se realizará en presencia de un funcionario o una funcionaria del trabajo, quien presidirá las reuniones y se interesará en lograr un acuerdo inspirado en la justicia, protección del proceso social de trabajo y en la justa distribución de la riqueza, conforme a la Ley. Ambas partes podrán realizar las reuniones y acordar las negociaciones sin la presencia del funcionario o funcionaria del trabajo.”

El conflicto, en el poco tiempo que duró, dejó al descubierto algunas situaciones que bien merecen nuestra atención:

1. Esta semana que recién termina, tuvimos dos acontecimientos desencadenantes de la solución del conflicto, uno fue el paro universitario del martes 6 y el otro, la gran marcha universitaria del jueves 8. Ambos eventos, tuvieron amplia difusión en los medios privados de comunicación. En contraposición, los medios públicos aplicaron la más férrea censura, ni un solo segundo, mucho menos, alguna letra impresa, salió de las redacciones del área pública para informar de lo que estaba ocurriendo en el ámbito universitario. Mal inicio de gestión, el del compatriota Ernesto Villegas, en la dirección contraria a lo que recomendara el camarada presidente Chávez: “El presidente Chávez consideró negativo que algunos programas televisivos en la mayoría de los medios públicos dediquen sus espacios a la difusión de videos sobre personeros políticos adversos al Gobierno, y al tratamiento de temas que, a su juicio, ya no son de interés primordial para la opinión pública. “Veo algunos programas de nuestro canal ocho, el canal de todos los venezolanos, y uno ve y dice: Dios mío, ya pasó, un momento (de la historia política) pero seguimos aferrados a ello, incluso dándole vocerías a quienes casi no tienen nada que decirle al país, poniendo videos (…) yo digo, ¿será eso lo más importante en este momento, seguir aferrados?, tanto que yo incluso cambio para despejar la mente”, dijo. En referencia, el primer mandatario nacional exhortó a modificar la programación y ceder espacios para la autocrítica, con la finalidad de detectar fallas y avanzar en la construcción efectiva de la Revolución Bolivariana. “¿Por qué no hacer programas con los trabajadores donde salga la autocrítica?, no le tengamos miedo a la crítica, a la autocrítica, eso nos alimenta, nos hace falta”, puntualizó.” (Correo del Orinoco, 20-10-2012).

2. Este conflicto, ha dejado en evidencia el florecimiento de una nueva aristocracia sindical que, se ha formado a costillas de la venta de reivindicaciones de la clase trabajadora y de su relación con burócratas que ocupan altas posiciones en ministerios y demás entes del Estado burgués en transición. Como es característico, de la burocracia sindical, transformada en aristocracia, los intereses de la clase no son los suyos propios, así como, sus condiciones de existencia no son los mismos que los de un trabajador/trabajadora. La burocracia estatal se encarga de acomodarle sus gustos, viajes a Argentina, Cuba o cualquier otra nación hermana, con los gastos pagos a cuesta del ministerio o dependencia estatal; les han permitido a la aristocracia de Fetrauve-Fenastrauv-Fenasinpres estrechar lazos de camaradería con la burocracia estatal que, a fin de cuentas, se ve reforzada como cuerpo mandante dentro de la estructura del Estado. Esos lazos de camaradería son, lo que hoy vemos reflejados en las conductas de Elio Colmenares y Juan Carlos Toro, de total sujeción a los caprichos de Carlos López y Cía.

Fetrauve-Fenastrauv-Fenasinpres trabajan en función de mermarle derechos a los trabajadores y trabajadoras universitarias, en compensación, Elio Colmenares, Juan Carlos Toro y más adelante, Tibisay Hung, agradecidos, les permitirán administrar la Previsión Social (el 5% de la nómina de las y los trabajadores universitarios: obreros/obreras, profesores/profesoras y empleados/empleadas, un dineral). Pero, como si eso no les bastara, incluyen dentro de las cláusulas una muy particular, el 1,5% a descontar entre todas y todos los trabajadores y trabajadoras universitarias de un bono cuyo monto proponen sea de 25 mil Bs (25 millones de los de antes), a repartir entre las tres federaciones. Si buscamos un justificativo que nos explique del por qué, la insistencia de la tríada caprilista en sacar del juego a Fetrauniversitarios, de la discusión de la contratación colectiva, la tenemos allí, el cochino dinero. Si Fetrauniversitarios entra a la discusión y se aprueba la contratación, Fetrauve solo administraría la Previsión Social de los IUT, CU y universidades politécnicas, monto insignificante, en comparación con el destinado a las universidades autónomas, he allí la razón clave del debate actual. Además, Fetrauniversitarios no se plantea cobrar el bendito bono compensatorio y mucho menos el 1,5% de su monto a cada trabajador/trabajadora para reforzar sus finanzas.

La tríada caprilista, reedita las Costas Sindicales, ese “impuesto” que, en la cuarta república, la dirigencia cetevista cobraba a cada trabajador/trabajadora por discutirles su contratación colectiva. (“ARISTOCRACIA OBRERA: capa alta, relativamente pequeña, de la clase obrera; está constituida por obreros — a menudo altamente calificados— de los países capitalistas, obreros a quienes la burguesía logra sobornar gracias a las superganancias de los monopolios. La aristocracia obrera aparece a mediados del siglo XIX en Inglaterra, donde la burguesía obtenía beneficios inmensos explotando cruelmente a los pueblos coloniales. En la época imperialista, se crea la base económica para que en varios países resulte posible sobornar a la capa alta de la clase obrera. Para efectuar este soborno, el capital monopolista se vale de diversos métodos: eleva el salario a ciertos trabajadores, proporciona buenos puestos a la aristocracia y a la burocracia obreras en el aparato estatal y en los sindicatos, les da participación en las ganancias, etc. La burguesía imperialista y sus ideólogos, comprando a cierto sector del proletariado, intentan escindir a la clase obrera, corromper su conciencia. Cuando se forma la aristocracia obrera, la unidad de clase se resquebraja. Dicha aristocracia y la burocracia obrera que reciben unas migajas de las enormes ganancias que percibe la burguesía monopolista, constituyen el apoyo social más importante de los socialistas de derecha y del oportunismo en el movimiento obrero, son el vehículo de la influencia burguesa en el proletariado.” Diccionario de Economía Política de Borísov, Zhamin y Makárova).

3. Ese elemento, la obtención de recursos para fortalecer la federación sindical, a costa de los beneficios contractuales de las y los trabajadores universitarios; al examinar el bosque, desde las copas de los árboles, no nos permite ver la pradera, el horizonte futuro. Estimamos que, desde que el camarada Lula recomendara a Chávez en una entrevista publicada por el diario argentino La Nación."Había una reelección en Venezuela, donde dos personas se presentaron (Henrique) Capriles y Chávez, y yo creía que Chávez sería mejor para Venezuela. Ahora creo también que el compañero Chávez debe empezar a preparar su sucesión", pareciera que las pasiones se han desatado. Bajemos a tierra y apreciemos mejor el horizonte.

En la cuarta república, el buró sindical cetevista se daba el tupé de decidir quién podría ser o no el presidente de la república, la acumulación de poder económico lo llevó hasta manejar una institución financiera: el Banco de los Trabajadores de Venezuela, BTV. La historia pareciera repetirse, en la actuación de la tríada Fetrauve-Fenastrauv-Fenasinpres, podemos apreciar idéntica actuación, acumular poder financiero. El chavismo sin Chávez. Es como obvio que, la tríada caprilista trabaja en función de 2019, el relevo de Hugo Chávez.

Esa es la hipótesis que manejamos, para lo cual, están sentando bases de cierto poder económico que les permitan actuar independientemente, en apoyo a su líder fundador de la central socialista CBST. Y lo hablamos sin pelos en la lengua, para que trabajadores y trabajadoras universitarias puedan comprender la fortaleza del enemigo que, por ahora, han hecho retroceder. Y, con ello, la trascendencia de su eventual victoria.

El ingreso de Fetrauniversitarios a la mesa de discusiones de la II contratación colectiva del ámbito universitario, obligará a la tríada caprilista (Fetrauve-Fenastrauv-Fenasinpres) a cambiar sus planes. Las y los trabajadores universitarios no van a permitir que, sobre el sacrificio de sus reivindicaciones socioeconómicas y el deterioro de sus condiciones de existencia, ellos adquieran poder político y poder económico.

La conciencia de las y los trabajadores universitarios se sobrepondrá sobre las ambiciones de una nueva élite política y sindical que, sobre el cadáver de sus reivindicaciones intenta elevarse hacia la cúspide del poder político en nuestra República Bolivariana de Venezuela.

“La revolución no se lleva en los labios para vivir de ella, se lleva en el corazón para morir por ella.” Che Guevara…

[email protected]

Caracas, 10-11-2012

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2135 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /educacion/a153988.htmlCUS