Educación y desarrollo endógeno

Los modelos de desarrollo independientemente de su concepción y orientación política siempre se han fundamentado en la educación, la cual como proceso formativo es quien establece su carácter de legitimidad ante la sociedad.

En el caso de Venezuela tomando como norte la Constitución de la República Bolivariana se establece el desarrollo endógeno como modelo propuesto para iniciar la transformación de la sociedad tomando a la educación como eje fundamental para los cambios que en el momento actual están en pleno proceso de desarrollo.

El desarrollo Endógeno, no es un desarrollo más, este se enmarca en la filosofía del despliegue del quehacer diario y la partipación activa de todos los actores sociales con el fin de obtener un bien común colectivo.

Desde la perspectiva de la Educación Bolivariana el Desarrollo Endógeno tiene como misión la integración de manera natural de la sociedad en su complejidad cultural, social e institucional.

El Desarrollo Endógeno en el ámbito educativo debe estar dedicado a formar ciudadanos capaces de aprender a ser personas, que cada día ganen en humanidad, adquieran conocimiento, desarrollen sabiduría en el hacer, saber y convivir diario; ejercitando la acción creadora de su mente sincronizada con sus manos, una persona capaz de ejercer un liderazgo compartido en un nivel de respeto, confianza, compromiso y cooperación, promoviendo la convivencia en una sociedad justa, democrática y sinergizada.

En cuanto a la visión, el desarrollo endógeno debe tener como aliados al desarrollo de las ciencias de la educación y al centro educacional, planteándose el propósito de emprender proyectos de investigación y desarrollo en innovación educativa apegado el nuevo paradigma generando beneficios a los estudiantes en los ámbitos políticos, culturales, pedagógicos, institucionales, tanto para la comunidad educativa como para la comunidad en general; este nuevo paradigma se ubica dentro del contexto de la Educación Bolivariana como un continuo humano en el cual la escuela y comunidad son simultáneamente objeto y sujeto de desarrollo, creando sentido de pertenencia a su realidad social y educativa, buscando la integración de los actores sociales de la misma, con el fin de lograr la construcción de un sistema educativo óptimo para alcanzar un desarrollo integral y de calidad, la cual permitirá superar las necesidades y expectativas de la escuela y comunidad, al abrir espacios de encuentro para la integración, buscar y analizar oportunidades que permitan establecer un diagnostico confiable y en consecuencia poder actuar para asumir los riesgos y las consecuencias de los resultados; esto permite afirmar que el desarrollo endógeno tiene una visión sistémica que abre el camino y la posibilidad cierta de elaborar proyectos sustentables productivos bajo una organización regida con principios de solidaridad, bien común, justicia social, equidad, cooperación, unidad e integración a través de una gestión táctica estratégica de proyectos de aprendizaje y seminario de investigación para el desarrollo endógeno que engloba tanto a la escuela y la localidad dentro del quehacer social protagónico. El desarrollo endógeno es mucho más que un modelo económico pues esta centrado en el capital humano y obliga ha convertirnos en mineros, en excavadores, en descubrir internamente las potencialidades de cada uno de los componentes de la sociedad para proyectarlas y mejorar las condiciones de vida.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 40771 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US N /educacion/a31423.htmlCUS