SDIOR, ciudad del acero (I)

I.

La atmósfera creada alrededor de la Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro” (SIDOR), en los primeros días de este Agosto, cargada por hechos y anuncios, presagian para el gigante siderúrgico, un futuro promisor.

Tercerizados apostados en uno de sus portones, bloqueando la ciudad por varios días; Chávez destituyendo al presidente-trabajador Carlos D`Oliveira; Venezuela incorporándose al Mercosur, blandiendo como potencialidad el área siderúrgica y Chávez anunciando para los próximos años, la creación de los polos industriales mas fuertes de América, entre ellos el polo minero industrial de Guayana con SIDOR a la cabeza, son señales que al darse simultáneamente, nos ponen a pensar en el papel protagónico que debemos asumir en el relanzamiento de la Siderúrgica en Socialismo.

II.

Un complejo industrial de las dimensiones, ubicación, tecnología y arraigo de SIDOR, que permite el manejo del mineral de hierro, acero líquido y productos semi-elaborados, en no menos de 20 grandes procesos industriales, es la gran palanca para la industrialización de Venezuela.

SIDOR debe convertirse en la Ciudad del Acero que produzca cientos de fábricas de: casas, tractores, camiones, vehículos, ferrocarriles, barcos, electrodomésticos, maquinas-herramientas, refinerías, sistemas de riego, entre otras.

¡Viva Venezuela Potencia Industrial!


III.

Todo esto pasa por un Diagnostico Colectivo bajo el enfoque de “Sidor somos todos y todas” para identificar la potencialidad industrial, el talento sidorista disponible, la infraestructura abandonada y las propuestas de industrialización existentes.

Luego viene el tratamiento revolucionario para unir los actores sociales en torno a SIDOR: Pioneros, Jubilados, Accionistas Clase “B”, Corrientes Sindicales, Colectivos de Control Obrero, Universidad Bolivariana de Trabajadores “Jesús Rivero”, Dirección Ejecutiva de Sutiss, Nomina de Conducción y todas aquellas que existen. Marchando hacia un espacio donde se decida colectivamente, cuyo primer paso puede ser un Consejo Popular Siderúrgico.

También, es urgente y necesario dar señales que se está revirtiendo el esquema. Señales donde SIDOR deja de ser proveedor barato de acero en barras o en bobinas. Señales donde SIDOR transforma o promueve la transformación del acero en bienes para cubrir las necesidades básicas del pueblo.

Una primera señal es que SIDOR asuma la Gran Misión Vivienda Venezuela, más allá de la producción de cabillas, y que comience a producir Viviendas, que así como existe la PetroCasa, que tengamos una casa con alma de acero.

Ya existen casas de acero en la Urbanización Curagua de Ciudad Guayana. Un desarrollo de 150 casas fabricadas en los años 90, que se asignaron a los obreros de SIDOR, porque eran muy económicas. Detalle este, que no “agradó” a las mafias inmobiliarias y sabotearon el proyecto de 5000 casas de acero. Rubén Escalante del Frente Socialista de Accionistas Clase “B” pone este proyecto de fábrica a la orden del país.

Así como este, hay otros proyectos de fábricas de Herramientas Orinoco para surtir los talleres de mecánica automotriz, de Sistemas de gas para automóviles y de repuestos automotrices.

En la próxima entrega compartiremos mas ideas para convertir a SIDOR en la Ciudad del Acero que sirva a Venezuela, la ALBA y MERCOSUR.



Patria Socialista, Viviremos y Venceremos


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2398 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /endogeno/a148364.htmlCUS