Sidor: Nueva “Mafia de las Cabillas” y prepotencia patronal

Carta denunciando irregularidades en el precio de las cabillas por la empresa SOMECIL Guayana (Pincha aqui para ver la imagen)

Carta denunciando irregularidades en el precio de las cabillas por la empresa SOMECIL Guayana (Pincha aqui para ver la imagen)

 Venta de cabillas a empresa denunciada por SOMECIL (Pincha aqui para ver la imagen)

Venta de cabillas a empresa denunciada por SOMECIL (Pincha aqui para ver la imagen)

Aprobación de ventas de FERRESIDOR (Pincha aqui para ver la imagen)

Aprobación de ventas de FERRESIDOR (Pincha aqui para ver la imagen)

07 de febrero de 2012.- Los compañeros de Alianza Sindical nos hacen llegar una información en la que se muestra cómo se conforma en la Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro” (SIDOR) una nueva mafia de las cabillas. En este sentido la denuncia está apoyada en las fotos anexas y en  la nota de prensa que se puede leer a continuación.

“Los trabajadores han denunciado que a pesar de que los Ferresidor tienen como misión vender las Cabillas a bajo precio directamente a las comunidades (donde tienen un cupo de 10 Cabillas de máximo por persona), se les está vendiendo a empresas privadas que han retirado… ¡¡Hasta 5300 cabillas en sólo dos meses!!. Estas empresas compran el material a bajo precio en Ferresidor y luego se la revenden a subcontratistas a precio de mercado negro”

Aseguran que”La única manera de terminar con esto es impulsando y profundizando un verdadero control obrero, donde los trabajadores de verdad tengamos el control sobre la producción y la comercialización”

La situación en Sidor: nueva “Mafia de las Cabillas” y prepotencia patronal

Prensa: Alianza Sindical

En las últimas semanas, la Directiva de Sidor encabezada por Carlos D´Oliveira y el Frente “Revolucionario” de Trabajadores Siderúrgicos (FRTS), por medio de un gran operativo de prensa, tanto en medios regionales como nacionales intentan mostrar una exitosa gestión en la administración de Sidor.

Según ellos, el haber modificado la mayoría de las Direcciones y Gerencias de la acería nombrando en ellas distintas Comisiones o “Gerencias Colectivas”  representa un avance en el protagonismo de los trabajadores y el Control Obrero y ha permitido acabar con “La Mafia de las Cabillas”.

¿Es realmente así? ¿Hay en Sidor un avance del protagonismo de los trabajadores? ¿Se empieza por fin a modificar las estructuras jerárquicas a favor del Control Obrero? ¿Se ha puesto fin a la “Mafia de las Cabillas”? Lamentablemente tenemos que decir que no. Nada de eso es lo que está ocurriendo en Sidor. Por el contrario, el protagonismo de los trabajadores está siendo cada vez más relegado en beneficio de un grupo (FRTS) que con un discurso “revolucionario” intenta apoderarse de los lugares estratégicos de Sidor.

El avance de este sector Reformista, Burocrático y que manifiesta un profundo desprecio y desconfianza hacia la clase obrera sidorista, está llevando que a cuatro años de la gloriosa nacionalización de Sidor, la situación en la acería sea de cada vez de mayor crisis e incertidumbre, que continúen las irregularidades en la comercialización de Cabillas y fundamentalmente desaprovechando la oportunidad histórica de avanzar en la profundización de un nuevo modelo productivo en la región y en toda Venezuela, que afiance el poder de la clase obrera de cara a una radical transición socialista.

La verdad sobre las “Gerencias Colectivas” (o como apoderarse de Sidor)

Según D´Oliveira y el FRTS “…siguiendo los lineamientos contemplados en el Plan Guayana Socialista, con el propósito de seguir avanzando hacia el verdadero control obrero, dentro de la siderúrgica se apunta a la consolidación de la gerencia colectiva como una forma de aplanar las estructuras jerárquicas, para así asegurar la participación protagónica de los trabajadores…” (Comunicado de Intranet de Sidor, distribuido en la prensa).

Desde Alianza Sindical no nos parece mal que se avance en nombrar Comisiones en lugar de Directores, ya que estamos convencidos que el trabajo en equipo es superior al trabajo individual. Sin embargo, somos categóricos en señalar de que por si mismas las Comisiones no representan absolutamente ningún cambio significativo en las estructuras jerárquicas si no son producto del debate y elección en la base de los trabajadores.

De hecho, fueron las propias empresas Multinacionales capitalistas las que desde hace dos décadas aproximadamente comenzaron a aplicar las “Gerencias Colectivas” basadas en una nueva organización del trabajo que garantice la rentabilidad capitalista. El propio Toyotismo se basa en el trabajo colectivo por sobre el individual y no por eso podemos decir que en esas Multinacionales avanza la transformación socialista, ni la eliminación de las estructuras jerárquicas a favor del control obrero.

Lo que distingue al Control Obrero no es la “gerencia colectiva” en si misma, sino precisamente la participación y decisión de los trabajadores en absolutamente todas las instancias productivas y comerciales.

Nos preguntamos entonces: ¿Cuál es la participación y decisión de los trabajadores en la conformación de estas Comisiones? Absolutamente ninguna, todas fueron nombradas a dedo por D´Oliveira y el FRTS, sin ni siquiera una consulta. ¿Cuál fue el criterio que se utilizó para nombrarlas? Supuestamente “que fuera gente capacitada, con experiencia y comprometida con Sidor” ¿Y quién define quien está capacitado y comprometido? ¿Los Trabajadores? De ninguna manera: D´Oliveira y el FRTS se ubican por encima de ellos y actuando como una verdadera patronal las nombran a dedo. ¡¡Y tienen la sinvergûenzura de hablar del protagonismo de los trabajadores!!

En el colmo de su hipocresía dicen seguir lineamientos del Plan Guayana Socialista, cuando este Plan en ningún momento habla de Comisiones y por el contrario manifiesta muy claramente que las “estructuras” se arman de abajo hacia arriba, exactamente lo contrario a lo que hacen D´Oliveira y el FRTS.

Mafia de las Cabillas: Segunda Parte

Uno de los principales argumentos para nombrar estas Comisiones fue que en la Dirección de Comercialización habían aplicado ese esquema y habría tenido un gran éxito, logrando acabar con la “Mafia de las Cabillas”.

Sin embargo, en estos días, producto de la lucha de los trabajadores de Ferresidor por sus condiciones de trabajo salen a la luz cantidad de actos que muestran que el desvío y las irregularidades en la comercialización de las Cabillas continúan ahora de la mano de D´Oliveira, el FRTS y sus “Comisiones”.

Los trabajadores han denunciado que a pesar de que los Ferresidor tienen como misión vender las Cabillas a bajo precio directamente a las comunidades (donde tienen un cupo de 10 Cabillas de máximo por persona), se les está vendiendo a empresas privadas que han retirado… ¡¡Hasta 5300 cabillas en sólo dos meses!!. Estas empresas compran el material a bajo precio en Ferresidor y luego se la revenden a subcontratistas a precio de mercado negro.  

El propio Director de PromoAcero (responsable de los Ferresidor), Néstor Astudillo, uno de los principales dirigentes del FRTS ha comprado en el mes de diciembre…¡¡140 Cabillas!!, (sin cumplir con el requisito principal, que es la aprobación del Consejo Comunal). Mientras la comunidad reclama por la falta de Cabillas, este señor consigue en un mes lo que a cualquier persona le llevaría más de un año.

Estos hechos han sido denunciados tanto por los trabajadores de Ferresidor como por las comunidades, dando lugar a la intervención e investigación del Sebin.

Por si fuera poco, los trabajadores de Ferresidor vienen denunciado amenazas y atropellos por parte de Astudillo y el despido de varios trabajadores.

Así muestran realmente para qué quieren apoderarse de Sidor a través de sus “Gerencias Colectivas”. No para impulsar el Control Obrero, no para terminar con la corrupción, sino para seguir avasallando a los trabajadores mientras defienden sus puestos e intereses de grupo.

Cuando en Junio del pasado año se destapó el caso de la “Mafia de las Cabillas” y fue detenido el Director de Comercialización de Sidor, desde Alianza Sindical fuimos categóricos, dijimos en ese momento: “…si estos hechos de corrupción aún tienen lugar en nuestra empresa es porque todavía siguen intactas las viejas estructuras capitalistas construidas en la Cuarta República y bajo la dirección de Ternium.

La única manera de terminar con esto es impulsando y profundizando un verdadero control obrero, donde los trabajadores de verdad tengamos el control sobre la producción y la comercialización. Y agregábamos “…es necesario abrir todos los libros contables y administrativos de Sidor, para que todos los trabajadores tengamos acceso a lo que se produce, como se comercializa, qué y a quien se compra, qué y a quien se vende, etc. El acceso de los trabajadores a toda la información es el primer paso para profundizar el Control Obrero y para garantizar que no vuelvan a ocurrir hechos de esta naturaleza.” (Comunicado de Alianza Sindical Para terminar con la corrupción en Sidor tenemos que profundizar el Control Obrero, junio de 2011).

Hoy lo volvemos a repetir: Sólo el protagonismo real de los trabajadores puede poner fin a la corrupción.

Tercerizados: Una conquista histórica transformada en crisis permanente

Cuando los Sidoristas logramos con nuestra lucha la Nacionalización de Sidor, pusimos como un punto de honor la eliminación de la Tercerización como mecanismo de superexplotación y división de la clase obrera. Así, alianza Sindical se negó a firmar el Contrato Colectivo hasta que no se incorporara este punto.

Fue así que a la firma del Contrato se incorporaron a la nómina de Sidor alrededor de 1500 compañeros tercerizados y se hizo el compromiso de gradualmente ir eliminando definitivamente la tercerización. El compromiso del Presidente Chávez en ese sentido fue categórico. Y gracias a esa lucha, en estos años se han incorporado más de 6000 compañeros a la nómina fija de Sidor.

¿Cómo es posible entonces que una conquista de esta magnitud se haya transformado en los últimos meses en una fuente permanente de conflictos, crisis y preocupación, tanto en los Sidoristas como en los compañeros tercerizados? La respuesta es una vez más la misma, el absoluto desprecio y desconfianza de la Directiva de Sidor por la participación de los trabajadores en las decisiones.

Lejos de apelar a la base para ir resolviendo el ingreso de los compañeros, ver cuales eran las dificultades, prioridades, y debatir las posibles soluciones, se terminó resolviendo todo a espaldas de los trabajadores. Para eso se violó directamente el Contrato Colectivo (que establece la participación del Sindicato en los ingresos), y nos encontramos con que gente que nunca había pisado Sidor hoy se encuentra incorporada a la nómina, mientras que compañeros que tienen más de 10 años trabajando en condición de tercerizados aún luchan por su ingreso. 

El desprecio a los trabajadores y sus organizaciones

Desde hace más de un año, D´Oliveira y el FRTS han puesto sus mayores esfuerzos en tratar de liquidar al Equipo de Alianza Sindical. Para eso utilizaron su ubicación institucional en Sidor, grandes recursos económicos, su influencia en la prensa (donde Alianza Sindical está vetada), su llegada a funcionarios y diputados, acuerdos con distintos sectores políticos y sindicales. Realizaron una gran campaña que incluyó, en la mayoría de los casos mentiras, calumnias y tergiversaciones. Al mismo tiempo rechazaron en más de una oportunidad la invitación a debatir en el Portón o en las áreas de cara a los trabajadores. Por supuesto, quien le teme y desprecia a los trabajadores prefiere usar la prensa y los correos electrónicos que dar la cara frente a la clase obrera.

Apostaron, sobre todo, a que Alianza Sindical llegara a las elecciones de SUTISS debilitada y sin posibilidades. Sin embargo no pudieron lograrlo. En las últimas elecciones de SUTISS, históricas por su nivel de participación, Alianza Sindical quedó como la principal fuerza sindical de Sidor. Mayoría en el Comité Ejecutivo, tres de las cuatro seccionales, mayoría en el Consejo de Delegados y globalmente 70 miembros sobre un total de 133 que tiene la estructura sindical (el resto se lo dividen entre otras 3 corrientes, por lo que queda más que claro la influencia de Alianza Sindical en la nueva estructura sindical).

Un verdadero revolucionario hubiera partido de reconocer la decisión de los trabajadores más allá de las diferencias e invitar a una discusión seria a sus representantes. Sin embargo, han mostrado nuevamente lo poco que respetan la voluntad de los trabajadores, ya que en lugar de aceptar la realidad (que los trabajadores eligieron a Alianza Sindical para que los represente) se han dedicado a hacer acuerdos a espaldas de los trabajadores con el Presidente de SUTISS (que tiene una ínfima minoría en la estructura sindical).

Estos paladines de las “Gerencias Colectivas”, estos garantes de “lo colectivo sobre lo individual” resulta que cuando les conviene sacan a relucir su “ultrapresidencialismo” desconociendo las “Instancias Colectivas” que los trabajadores tenemos en nuestras organizaciones.

Desde Alianza Sindical ratificamos una vez más nuestro compromiso con nuestra empresa, con nuestra revolución y con los derechos de los trabajadores. Al mismo tiempo seguiremos impulsando el protagonismo real de los trabajadores de cara a un verdadero Control Obrero, así tengamos que seguir soportando campañas de desprestigio y calumnias de estos sectores reformistas y burocráticos.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 16711 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas


US N /endogeno/n198379.htmlCUS