Conozcamos algo sobre el petróleo (I)

Venezuela es un importante país productor y exportador de petróleo y de éste depende en alto porcentaje la economía nacional, sin embargo, es posible que más de un 95% de la población venezolana desconozca algunas cosas elementales sobre la explotación de ese hidrocarburo, motivo por el cual creí útil exponer en forma didáctica algunas cosas relacionadas con el oro negro; y es así como comienzo los escritos que pretendo sean de alguna ilustración. Veamos.

Del petróleo se dice que es el energético más importante en la historia de la humanidad, un recurso natural no renovable que aporta el mayor porcentaje del total de la energía que se consume en el mundo. Su existencia y utilización se conoce desde épocas milenarias, aunque la historia del petróleo como elemento vital y factor estratégico de desarrollo es relativamente reciente, menos de 200 años. En 1850 Samuel Kier, un boticario de Pittsburg, Pennsylvania, EE.UU., lo comercializó por vez primera bajo el nombre de aceite de roca. A partir de entonces se puede decir que comenzó la expansión de la industria del petróleo y el verdadero aprovechamiento de un recurso que indudablemente ha contribuido a la formación del mundo actual, por su alta dependencia de los derivados de este hidrocarburo. El alza de los precios de este producto ha obligado a investigar otras alternativas sin que hasta el momento se haya logrado una opción que realmente lo sustituya.

La manera de saber realmente si hay petróleo en el sitio donde la investigación geológica predice que se podría localizar, es mediante la perforación de un hueco o pozo. El primer pozo que se perfora en un área geológicamente inexplorada se denomina pozo exploratorio y en el lenguaje petrolero se clasifica "A-3". De acuerdo con el estudio de la profundidad proyectada del pozo, las formaciones rocosas que se van a atravesar y las condiciones propias del subsuelo, hace se seleccione el equipo de perforación más indicado. El petróleo contiene tal diversidad de componentes que difícilmente se encuentran dos tipos idénticos, existiendo además parámetros internacionales como los del Instituto Americano del Petróleo, API, que diferencian sus calidades y por tanto su valor. Entre más grados API tenga un petróleo mejor es su calidad y por ello es su clasificación en livianos, intermedios y pesados. Los livianos son aquellos que tienen más de 26 grados API, los intermedios se sitúan entre 20 y 26 grados  API, y los pesados son los que están por debajo de los 20 grados API. La explotación, extracción y producción del petróleo se hace de acuerdo con las características propias de cada yacimiento. Para poner un pozo a producir se comienza con la perforación y se introduce una tubería de revestimiento en el lugar donde se encuentra el yacimiento. Al llegar la perforación a donde se encuentra el petróleo, éste se extrae mediante una tubería de menor diámetro conocida como ?tubing? o tubería de producción. Si el yacimiento tiene energía propia generada por la presión subterránea y por los elementos que acompañan al petróleo, por ejemplo gas y agua, éste saldrá por sí solo, en este caso se instala en la cabeza del pozo un equipo llamado árbol de navidad, que consta de un conjunto de válvulas para regular el paso del petróleo. Si no existe esa presión, se emplean otros métodos de extracción, el más común se conoce como balancín o machín, el cual mediante un permanente balanceo acciona una bomba en el fondo del pozo que succiona el petróleo hacia la superficie.

El petróleo extraído generalmente viene acompañado de sedimentos, agua y gas natural, los cuales deben separarse. Una vez separado de esos elementos, el petróleo se envía a los tanques de almacenamiento y a los oleoductos que lo transportarán hacia las refinerías o hacia los puertos de exportación. El gas natural asociado que acompaña al petróleo se envía a plantas de tratamiento para aprovecharlo en el mismo campo y/o despacharlo como "gas seco" hacia los centros de consumo a través de gasoductos. En el caso de yacimientos que contienen únicamente gas natural, se instalan los equipos requeridos para tratarlo y enviarlo a los centros de consumo. A pesar de los avances alcanzados en las técnicas de producción, nunca se logra sacar todo el petróleo que se encuentra en un yacimiento. En el mejor de los casos se extrae el 50 o 60 por ciento. Por tal razón existen métodos de recobro mejorado con el fin de lograr la mayor extracción posible de petróleo en pozos sin presión natural o en declinación, siendo así como se le inyectan gas, agua o vapor a través del mismo pozo productor o por intermedio de pozos inyectores paralelos a éste.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3178 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /energia/a155006.htmlCUS