Chávez nos demandó unidad

Me ha llamado la atención, ciertos artículos que han aparecido por estos días, entre los más leídos de Aporrea. Esto, debido a que por sus posiciones de defensa al presidente y diciéndose que están con Chávez, creo yo, que establecen criterios jurídicos y políticos que bajo el argumento de ser críticos, utilizan medias verdades y las profundizan bajo análisis a mi juicio un poco ególatras y amañados, fabricando hasta “leguleyerías” que se anteponen al momento histórico político vivido.

Estimo que en estos tiempos, no podemos alejar de nuestro pensamiento, actitud y actuación, uno de los mensajes claves que nos dio el presidente antes de irse a su intervención quirúrgica: “unidad entre nosotros y nosotras”….ya que, como sabemos y experimentamos, va a ocurrir de todo para que nos dividamos y nos confrontemos y que dejemos de ser la mayoría que actualmente somos.

Y cómo se expresa esa “unidad”: me parece que es un buen ejercicio tratar de buscar formas de hacer que ésta, se haga realidad e invitaría a que en lo posible razonáramos un poco sobre lo que significa dicha palabra y lo pintaramos en nuestro pensamiento y acción, para ver si con ello aclaramos el camino.

Yo por mi parte estoy tratando de hacerlo, inspirándome en los señores que escribieron en Aporrea, a los cuales me referí al principio.

Hay gente que tiene un papel, con su pensamiento y acción, por su profundidad, por escribir, por investigar y expresar lo que siente. Muchos de ellos, los leo en Aporrea, con sus ideas interesantes, creativas, estudiadas, reflexivas, críticas. Estos, pienso yo, son llamados a guiar ese proceso de unidad, buscar todos los mecanismos y medios posibles de entendimiento y comprensión entre nosotros y nosotras, del momento histórico que vivimos, de lo necesario que es luchar con enemigos muy peligrosos que nos quieren arrebatar el buen sendero por donde andamos para construir el socialismo. Este es su papel, en este momento. Para eso debería servir su pluma.

Si tenemos que interpretar la constitución y otras leyes y ello lo quieren hacer por estos medios públicos, entonces sería bueno resaltar este texto en su conjunto, tal y como es: reflejo del sentir popular: ¿cómo se conecta nuestra constitución con nuestra propia esencia?. Me gustaría que todos miráramos este texto como expresión del pueblo que eligió a un presidente hace poquito, quien hoy está “viviendo”..... entiéndase bien: ¡viviendo!. ¿Por qué algunos compatriotas se adelantan con escenarios que descartan la presencia de Chávez, tal y como lo hace la oposición?, no más. Les pediría humildemente, que ayudáramos a la unidad basándose en la realidad (lo que sucede y lo que puede suceder pero en todas sus posibilidades) y en nuestros documentos que nos sirven de base y buscando los elementos que escuchen e interpreten el sentir del pueblo.

Por último, existen hombres y mujeres que les ha tocado en este momento histórico, asumir el liderazgo de nuestro proceso, por las razones que fueren (ya conocidas por los venezolanos y venezolanas); nos gusten o no. Como seres humanos que somos nos sabemos susceptibles de no caer bien a otros, ni ser seguidas y aceptadas nuestras ideas. Pero sin embargo, demandamos respeto.

¿Qué sentido tiene pretender que quiénes liderizan el proceso son politiqueros y no nos quieren decir la verdad sobre el presidente?, ¿cómo logramos la unidad si no confiamos en los líderes que el presidente ha escogido para que asuman el compromiso ahora bajo su humanidad? ¿cómo es que decimos que apoyamos al comandante y no confiamos en sus decisiones?. ¿En qué contribuye esto a la unidad?. Desde las plumas que pueden ser orientadoras de este proceso, me gustaría por ejemplo, que si esgrimen estas posiciones profundizaran y explicaran mejor, antes de sembrar la duda.

Por otro lado, si lo más importante es el actuar revolucionario (y la madurez del proceso revolucionario), éste lo podemos concretar desde nuestra casa, esquina, comunidad, escribiendo y asumiendo las responsabilidades que nos ha tocado asumir cada quien desde sus trincheras, con ética, con humanidad, en colectivo, escuchando, analizando y haciendo críticas que verdaderamente contribuyan con el socialismo. Me pregunto también: ¿porqué tanto interés en que de una vez se hagan elecciones para que asuma un sucesor de nuestras filas?... ¿por qué no más bien empezamos a creer en la dirección colectiva, en la cual todos y todas podamos asumir las riendas del país, poniendo de nuestra parte?. ¿No estaríamos así demostrando la madurez política y no sólo con los formalismos de elecciones y actos para asumir cargos?.

En lugar de ello, es tiempo para que seamos propositivos con ideas y sugerencia que blinden la unidad solicitada por nuestro presidente y además actuemos en consecuencia poniendo en práctica sus enseñanzas, en primer lugar cada quien y luego sugiriendo a los demás “compas” que se identifican con el proceso.

Por cierto, me anoto, con el compañero que escribió por ahí, que el pueblo debería ir a la Asamblea el 10 de enero a empezar el nuevo período constitucional: quién dice que no estará allí nuestro comandante… y sería una bonita forma para mostrar la fuerza y contundencia que tiene el pueblo venezolano con su presidente, tanto nacional como internacionalmente.

Finalmente, pienso que está buena la crítica, pero primero tratemos de ser críticos con nosotros y nosotras mismas…y ella cuando sea dada, vaya en pro de la unidad y la construcción del socialismo…me lo digo también a mí misma…

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 735 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a157124.htmlCUS