Sobre el discurso de Vladimir Acosta

El discurso, las críticas de Vladimir Acosta no fue únicamente dirigido a la dirección del PSUV y funcionarios del Gobierno, como lo quieren hacer ver, algunos opinadores tal vez con la intensión de escurrir el bulto por lo que a cada uno nos toca. Es cierto muchas de las cosas que dijo Vladimir las hemos dicho antes. Ciertamente no ante un auditorio ni con una cobertura como la que tuvo Vladimir, lo cual me hace sentir de alguna manera reivindicado, ya que jamás he podido ir mas allá de un macilento equipo parroquial. Aunque ya pase por los batallones, las patrullas los círculos de estudios etc… No...NOOOOO carajo ese discurso, esa copiosa critica, que me recordó la “Canción del Sembrador” de la Zarzuela la Flor del Azafrán: “Sembrador, que has puesto en la besana tu amor, la espiga de mañana será, tu recompensa mejor”.

http://www.youtube.com/watch?v=v9LNaRdVo9s

Ese discurso fue para todos nosotros. Porque la revolución es una responsabilidad compartida; no es únicamente de la dirección, ni de un solo líder, por más sabio y poderosos que sea. Cada uno de nosotros debe asumir de “verdad de verdad” el papel de Chávez para que ese clamor de que "Todos somos Chávez" no se quede en consignas vacías como tantas otras.

La militancia revolucionaria de a pie, la que no busca figuración, ni cargos, ni protagonismo individualistas tiene la palabra. La aspiraciones individuales no son malas “per se”, pero cuando se la coloca por encima de los objetivos supremos de la revolución socialistas, terminan en perversiones como son las mafias políticas y los cogollos partidistas internos.

Llego el momento de decidir: O permitimos que nos sigan utilizando como trampa para cazar votos. O nos convertimos en un verdadero partido revolucionario. Ya Vladimir nos lo dijo bien claro, no tendremos la excusa de decir, “coño como no me di cuenta a tiempo”. Al menos yo, ya me cansé de decírmelo a mí mismo, para disculpar mis propios errores…

Cada quien le está dando una interpretación a las palabras de Vladimir. Algunos, la que más le conviene como es la de asumirla como unos simples señalamientos, sobre la ineficacia e incapacidad de la dirección, lo cual justifica la existencia de tendencias y posiciones divisionistas. Yo creo que Vladimir estuvo bien lejos de quienes dividieron los votos chavistas a las gobernaciones.

Una cosa es reconocer el derecho de grupos, sectores o partidos políticos a tener sus propios candidatos y que eso no los convierta en traidores y otra muy diferente es la de dividir la votación revolucionaria y arriesgarnos a una derrota electoral que, en esos momentos no nos podíamos dar el lujo de soportar…Cuando Vladimir hace la autocritica sobre el PSUV, no culpa a la dirección de esa situación, nos responsabiliza y nos convoca a todos.

Porque tan electoreros y arribistas, fueron los que movieron influencias y tocaron teclas para ser candidatos del PSUV, como los que lanzaron candidaturas revolucionarias alternas sin ninguna posibilidad de ganar; pero aumentaron las de perder el chivo y el mecate.

Incluso hay quienes, con el pretexto del derecho a disentir y en nombre de la “democracia interna” siguen atizando la división y haciendo le el juego a la contrarrevolución. Ambos son condiciones imprescindibles en un partido revolucionario pero cuando se usan para dividirlo y destruirlo se convierten en rémoras, en actitudes parasitarias que debilitan el proceso revolucionario. El amor generoso revolucionario y solidario es una bendición de la naturaleza pero ese sentimiento posesivo, enfermizo, obsesivo e impositivo del capitalismo es una maldición.

Vladimir nos reitera el llamado a la discusión fructífera, fecunda, fértil. Nos llama a aprender a debatir con la misma fogosidad de los amantes novicios, pero con la fraternal relación y camaradería de quienes están unidos, por la pasión de la lucha por el socialismo, la justicia, la libertad y la sobrevivencia en la tierra de la vida y de la especie humana.

Dice Vladimir: los años más bellos de este proceso fueron los años del despelote fueron los años 2002, cuando uno veía a la gente cada uno con un poco de la constitución en la mano y y creando periódicos, que sacamos, aquí esto que hicimos, aquí esto que estamos haciendo en otro lado y todo el mundo hablaba sin miedo.

No es lo mismo entonces decirle a la gente lo que tiene que hacer por muy bueno que sea; que la gente participe y recupere su protagonismo organizado luche mismo tiempo contra la rutina y contra la burocracia Lo segundo la organización popular. Oh la organización revolucionaria ese protagonismo popular no puede ser un despelote. Tiene que ser organizado y tenemos los instrumentos lo que pasa es que los instrumentos no han funcionado adecuadamente.

Fundamentalmente tenemos un partido que es una promesa de partido revolucionario que no ha terminado de cuajar, el PSUV se quedó fuera no dudo que dentro de él, hay muchísima gente valiosa pero el PSUV tiene que pasar de una maquinaria electoral a un partido revolucionario. Tiene que superar los vicios de la izquierda, la intransigencia, la intolerancia sosa, el sectarismo tenemos que aprender a discutir tenemos, que prender. Tanto que hablamos de amor, tenemos que aprender a querernos nosotros mismo porque cuando discutimos entre nosotros parecemos un par de perros rabiosos, es decir nos insultamos nos agredimos yo aprendí que ya eso no sirve y cuando se discute con un hermano, con un camarada con una posición distinta a la uno, tiene que empezar por respetarlo y discutir los y con argumentos”

Estas palabras no tienen otro fin que el de tratar de romper la resistencia que existe en muchas personas, revolucionarias y no revolucionarias, al intercambio de saberes y de experiencias. Nos hemos llenado de desconfianzas que nos hacen rechazar consciente o inconscientemente, las nuevas ideas, los cambios de paradigmas y de valores éticos y morales. Se nos ha sembrado un enfermizo temor a buscar y a encontrar la verdad, como si la verdad fuera nuestra enemiga y no es así…”La verdad siempre es revolucionaria” y “solo la verdad nos hará libres”

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2339 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a158902.htmlCUS