Que vengan por nosotros

El pueblo espera que el gobierno actué con mano dura y con las leyes por delante, cuando digo pueblo me refiero al Chavista y a un sector de la oposición que llegaron allí descontentos por esta misma situación, a veces tenemos que dejar de evaluar el costo político y poner las cosas en su lugar. Si al cerrar o expropiar una empresa como la POLAR, que para mí está cometiendo hechos de lesa humanidad y lesa patria al negar la comida al pueblo, sus dueños van a aprovechar nacional e internacionalmente para sacar adelante sus planes desestabilizadores, hay que decir como el Comandante Supremo “VENGAN POR MÍ”, VENGAN POR NOSOTROS.

Saquen a la luz pública cuales son las necesidades de dólares que tienen estos señores para producir la harina pan, por ejemplo, yo no las sé., ¿Tendrán razón en sus argumentos? De antemano supongo que no, porque de tener razón ellos, la cosa entonces no está bien. Debemos sustituir la importación de los productos que se necesitan para la producción de alimentos y obligar la utilización de estos en la industria nacional. Polar ¿Qué traes de afuera?... Te lo tengo. Es no darle oportunidad de argumentar absolutamente nada que justifiquen como escases o inflación, perdón, acaparamiento o especulación.

La resistencia pacífica, cívica y consciente que en estos momentos hace el mismo pueblo que salió el 27 y 28 de febrero del 89 tiene su límite, y si una vez salió a la calle por las mismas variables que en su momento aplicaron como paquete económico esta vez saldrá por las mismas razones pero con distintas consecuencias, debido a que ahora hay más conciencia de quienes son los que están generando estas situaciones de supuesta crisis y porque la están haciendo, por lo que serian implacables. El Estado debe evitarlo ejecutando las medidas legales que se tengan que ejecutar, eso es lo que está esperando el pueblo. Si alguno quiere chillar QUE VENGA POR NOSOTROS.

Me niego a creer que no existe la suficiente inteligencia para determinar la raíz de las mafias especuladoras y acaparadoras, algo que es vox populi, todo el mundo la sabe. Así como no se puede ser de ultraderecha o de ultraizquierda, tampoco se puede ser ultra democrático, es un error, allí se ampara la impunidad. Que hay que cuidar lo político, bien, pero en equilibrio con el cuidar también a nuestro pueblo de los desmanes y los embates de esa cultura fascista generada por los empresarios y ejecutadas por un sector de la población que actúan bajo la inoculación del odio por parte de los primeros.

He tenido la oportunidad de conversar con gente de oposición de vieja data, amigos y familiares, retirados de la actividad política pero que en sus tiempos son referencia, me dicen: “ustedes los Chavistas si son pendejos, se van a dejar joder por no poner la mano dura” y sin temor a caer en un peine me atrevo a decir que en cierta forma tienen razón. La impunidad, especulación, corrupción, acaparamiento, entre otros, están devorando la marcha revolucionaria y la eficiencia en combatirlo no se siente, aunque se estén realizando muchos esfuerzos hay que sopesar el impacto. ¿Dónde está la inteligencia y creatividad que los de izquierda nos jactamos de tener? Esta allí, el detalle es que el funcionario o servidor encargado de combatir estos males NO ES DE IZQUIERDA, ni mucho menos comprometido con la revolución o con el chavismo.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1011 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Ideología y Socialismo del Siglo XXI

Anticorrupción y Contraloría Social

US Y /ideologia/a165520.htmlCUS