Humanismo o barbarie, dos caminos a escoger en este sglo XXI

30-06-13.-Gobernar sin materializar el socialismo del siglo XXI, es Gobernar como en la Cuarta República.

La revolución no es de un pueblo, es la esperanza de un pueblo. Sera del pueblo en el momento que participe plenamente en su construcción

El pueblo ha sido preparado por el líder, para hacer la revolución, pero a la fecha el pueblo, ha vivido del nombre de revolución, y quienes mejor han vivido son los políticos, de dicho nombre.

El único ente que no se ha preparado para hacer la revolución es el partido de Gobierno; este ha mantenido el mismo hacer que en la Cuarta República; como cualquier partido tradicional.

VENEZUELA, entra en una etapa crítica, que consiste en la buscar de mecanismos que sustituyan a la revolución. Consideran, que aplicando la leyenda del socialismo científico, tendrán la solución para sustituir la revolución, pobres pensamientos, si eso hubiere sido posible, “creen que nuestro líder eterno no lo hubiese puesto en práctica”; todas las vías que hagan para sustituir la revolución irán al fracaso, lo más grave es que (menosprecian al Líder Eterno). La implementación del socialismo científico da paso a la corrupción organizada. No que esta, no estuviese presente en vida del líder eterno, estaba, pero más agazapada, con el líder no se jugaba. Y aun eso no es lo principal, lo peor, es que el gobierno no lo lideriza un líder, lo maneja un Presidente, sin ideas de cual esa revolución, igual que todo el pueblo venezolano incluyendo la oposición y la iglesia. Supuestamente el Presidente pudiere tener algún concepto de su mentor. Además todo lo que hagan, copiando de cualquier sistema social actual o del pasado, es menospreciar el liderazgo del líder eterno. “¿porque, no lo hizo él?”

Los chavistas, son de Chávez, son del líder, no son de ningún Gobierno o partido, aun que formen un partido por la gracia del líder, unos, los mas Chavistas y más pueblo, son los más despreciados por el partido, su unión con el líder es la esperanza de una revolución, los otros, infiltrados los que ocupan puestos relevantes en el Gobierno y forman las quintas columnas, son los apoyados por el partido, luego podemos decir que ningún partido puede liderar una revolución. “entendiendo que una revolución es una cruzada de un solo hombre o líder”

Los Chavistas confiaban que su líder encontraría la nueva sociedad prometida, mientras los infiltrados colocaban piedras para retardar el acondicionamiento del campo social, económico y político que el líder planificaba, él había reconociendo que la revolución no había empezado. Y prohibió que se nombrara la palabra REVOLUCION con demasiada frecuencia banal porque la distorsionaba, sin embargo en estos momentos se está utilizando como tapadera de un desconocimiento o ignorancia, luego es demagogia.

Que sucederá dentro de doce meses, cuando el pueblo Chavista, empiece a ver, que no se concreta la revolución, ni siquiera se mantengan los lineamientos bandera del líder, para el acondicionamiento de los espacios. Que se empieza a coquetear con el imperio, en fin no quiero predecir lo que sucederá, pero ya se nota la apatía, si a esto le añadimos que a las comunidades que conforman los concejos comunales y los chavistas que son mayoría y que no pertenecen a los grupos de poder del PSUV, que por cierto solo se acuerdan de ellos cuando necesitan que los legitimen, los amordacen, para que no tengan decisión en las venideras elecciones, entraremos en lleno en el pronóstico del líder, “BARBARIE”, “el que tenga ojos que vea y el tenga oídos que oiga”.

El líder intuía que la revolución en este siglo XXI no era de clases, por ello no presiono para que se fomentará la ideologías socialistas, en este siglo le corresponde la revolución pacífica de valores “barbarie o humanismo” dos conceptos en un mismo ente, mal llamado humano.

En el próximo cuento: El porqué la revolución de valores, y no de clases.

*Promotor del socialismo humanitario o siglo XXI

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 690 veces.