La cultura de la resistencia y la liberación en la construcción del nuevo pensamiento-praxis filosófico y político

La resistencia cultural, propia de la creación del pueblo y el saber tradicional, ha estado presente en el tiempo. Ella ha jugado un papel fundamental en la defensa del derecho a la heterogeneidad, a la diversidad y creatividad de los pueblos y ha enfrentado a la cultura dominante y homogénea, correspondiente con el consumismo de la ideología de la sociedad capitalista.

El papel de la cultura de la resistencia y liberación amerita ser considerado por cuanto en la transformación que vive Venezuela es fundamental. La cultura de la resistencia que es contraria a la cultura dominante, de elites y capitalista, es parte y contribuye en la elaboración del nuevo pensamiento-praxis filosófico político. Es una nueva praxis y contenido conceptual que difiere de la ideología de la sociedad capitalista. La importancia es de grandes dimensiones en cuanto Venezuela vive una transformación de Estado que implica la transformación Cultural, tanto a nivel singular de cada ser ente humano como colectivo y comunitario, donde todos sus componentes y el arte, la creación es básica tanto como el saber tradicional del pueblo.

En la cultura de la resistencia y la liberación el arte no esta ausente. Es un arte, una creación, una obra resultado de la lucha entre lo oculto de la tierra que es hermética y el mundo que se muestra de la cultura dominante. La obra es el acontecer único, en este espacio y tiempo de transformación, resultado de la lucha, donde lo oculto no se impone a lo que se muestra, al mundo. La obra de arte es lo nuevo que surge de la lucha de tierra y mundo. Ella surge de la lucha entre lo que lo que esta oculto, el saber auténtico propio de la tradición del pueblo que se resiste a desaparecer y lo que se muestra en el mundo correspondiente con la cultura convencional dominante. Lo oculto es la herencia cultural de los primeros habitantes, los originarios, con presencia de la cultura europea y africana, que se niega a desaparecer y acepta la transformación como un encuentro creador entre el pasado y el presente.

La cultura de la resistencia y la liberación siempre ha existido, pertenece a lo originario, mas auténtico y humano presente en todos, transmitida de generación a generación. Es la esencia creadora de todo ser ente humano que se niega a desaparecer a pesar de la imposición de la cultura dominante. A lo largo de la historia, en el tiempo, la cultura originaria se oculta mas no se elimina al ser desplazada del camino por la cultura que se impone. La cultura originaria es genésica, que se va trasformando en su resistencia y liberación, y en sus intentos de negación ha recibido los nombres de primitiva, dionisiaca, pagana y popular Al no desaparecer, en tiempos espaciales de crisis, de enfrentamiento, la cultura originaria retoma de nuevo camino.

La cultura de la resistencia y liberación, del saber tradicional que pertenece a todos, contraria a la cultura dominante que se impone y pertenece a los grupos minoritarios de poder económico y convencionales, renace de siglo en siglo y es asumida por el pueblo con sus propios esfuerzos y aportes. La recuperación de la cultura originaria, que gracias a la creatividad va adquiriendo sus propias y numerosas expresiones, en distintos tiempos y espacios, se hizo notable con el Romanticismo en Europa que se expande por América, se incorporó con el folclor y la antropología.

El pueblo en grupos organizados, en comunidad, en familia asume y defiende su derecho a su cultura de la resistencia para darle presencia a lo que se estaba negando y desplazando, por parte de la cultura dominante del progreso y el desarrollo industrial. La cultura de la resistencia y la liberación, adquirió mayor presencia en la segunda década del siglo XX al enfrentarse al dominio tecnológico e industrial. Se enfrentó desde las bases populares con el rescate de la literatura oral, el hacer artesanal, la música, la plástica, las danzas o el teatro, el arte culinario, las propuestas del de cine club y la animación cultural y pedagógica, sobresaliente en Francia

El retomar la cultura de la resistencia y la liberación no contiene solo la producción de la obra o su disfrute como tal. No es la producción artística lo mas importante para competir y ser premiado como lo promueve la cultura capitalista. Lo fundamental es el ser ente humano en su proceso creador, integrado a la vida presente, a su pasado o historia y devenir. Un proceso creador autónomo y de realización humana, conjugado en su imaginario, en su juego que parte de la realidad mas no es representación e imitación. Es un comprender la realidad, con sus antecedentes y devenir, para interpretarla e intervenirla y hacer una aplicación, una nueva creación. Es asumir la lucha para obtener la transformación que involucra la formación estética y ética, que es retomar la autonomía, el poder de crear gracias a la libertad de todos los seres entes humanos en igualdad. Es lo que Schiller llama Educación Estética que fue una propuesta alternativa, de incorporar la cultura el arte, para transformar las realidades humanas frente a la barbarie de la Revolución Francesa.



Por la importancia de lo humano, de su crecimiento, la sensibilidad, el movimiento de retomar el poder cultural va acompañado de lucha política por la emancipación de los pueblos. La cultura de la resistencia y la liberación tiene como principio el rescate de la autonomía y la formación integral del ser ente humano. La cultura es sinónimo de vida y formación y por ello se señala su importancia en el proceso mas que el producto. Se define a partir de la formación visual : pintura dibujo. Escultura; la formación auditiva: música, canto; la formación corporal: el teatro, la danza; la formación audiovisual, el cine y la formación constructiva: el arte de la madera, textiles, cerámica y metales. Forma parte de Educar a través del arte propuesta por el anarquista Ingles Herbert Read, creador de la Sociedad Internacional de Educación a través de Arte

Importa el proceso de creación como formación del ser ente humano y la consolidación colectiva con sus propias características, que contiene inmerso en si, el pensar filosófico y político y permite la consolidación de una obra autentica en todos los espacios, urbanos o rurales para el encuentro, la reunión y el dialogo creador del mundo. Con la participación en el hacer creador se negaba a que desapareciera la cultura que sirve para reconocer a un pueblo, que lo hace diferente de otros y lo identifica.

La cultura de la resistencia y la liberación, gracias a la creación, que le pertenece al pueblo, en sus bases, paso a ser abordada por el poder convencional del estado dominante, por la sociedad capitalista, hasta incorporarla formalmente a él. Resultado de esa incorporación se crearon las instituciones culturales del estado, con infraestructuras, personal, presupuesto y contenidos propios del ahora llamado hacer cultural que desplazó la cultura de la resistencia y la liberación Así se hacen presentes las instituciones culturales, parcializadas referidas al arte por el arte, con cultura de elite, donde se pierde su pensamiento filosófico- político de esencia, con su burocracia dentro de la democracia y la sociedad consumista capitalista, respondiendo a ciertos interese de minorías y negando la incorporación de la mayoría del colectivo, como parte se su vida, con la participación, reunión, la discusión, el dialogo en los foros del pueblo en plazas, calles, teatros etc

La estructura de la institución cultural, tanto la pública como la privada presentadas como fundaciones u otras, responde al tratamiento por disciplinas separadas unas de otras, ignorando la integración para la vida, los procesos creadores como formación estética y ética, en la mayoría de los casos y convirtiéndola en la cultura de pocos genios dotados o los poseídos por la musa o inspirados, que crean obras que responden a la ideología capitalista, para la competencia y el premio monetario, material y la fama que otorga la sociedad consumista

Para lograr la transformación de estado en Venezuela es fundamental asumir la cultura contraria a la cultura del capitalismo con su competencia, premio y camino a la fama y desconstruir las estructuras culturales Es importante retomar los fundamentos de la cultura de la resistencia y la liberación. Desde el inicio del siglo XX nuestros pueblos americanos defendieron la cultura de la resistencia y la liberación Se asumió el manifiesto de la cultura popular por el derecho de la heterogeneidad de los pueblos y así detener la expansión dominadora de la estética euro céntrica. Manifestaron la negativa, con hechos, a la cultura dominante, que se estaba imponiendo en el hacer creador, negando la familia con su saber tradicional y dominando, mediante la escuela, el proyecto de educación y cultura que necesitaba y favorecía los intereses del desarrollo industrial con su capitalismo y los avances o expansión de los capitales internacionales que consolidan el imperialismo.

Se inicia un movimiento cultural fuerte frente a los intereses formales del estado. Movimiento que se destaca en México y va junto al pensamiento político, acompañado a la lucha revolucionaria y destacando los valores y la cultura del saber tradicional del pueblo.

En México se creó el movimiento de los murales y se realzo el hacer artesanal, el arte culinario, la arquitectura tradicional e indígena, la literatura, el teatro, los títeres, el cine, y para subsistir se incorporó al turismo.

Para lograr la transformación de estado en Venezuela es fundamental asumir la cultura contraria a la cultura del capitalismo con su competencia, premio, camino a la fama y el mundo del espectáculos y las ferias unido al consumismo de la droga y alcohol de nuestros jóvenes. Es importante retomar los fundamentos de la cultura de la resistencia y la liberación y comprender ese pasado, para intervenir el presente que se vive en medio de los vicios y la negación de la hegemonía de poder de la Sociedad Capitalistas con su ideología.

No se pude continuar con la mismas organizaciones, infraestructura y contenido conceptuales de la cultura del capitalismo y desplazar o ignorar la cultura dela Resistencia y la Liberación. Experiencias existen por cantidad en Venezuela para aplicar y multiplicar . Hoy lamentablemente por la burocracia cultural que actúan, en la mayoría de los casos, bajo esos referentes conceptuales dominantes de la sociedad consumista capitalista, muchos grupos y personalidades del movimiento cultural auténtico están negados, aunque aun siguen laborando con gran esfuerzo y no se ha logrado consolidar el movimiento de la Cultura de la Resistencia y la liberación. El movimiento de los “Poderes Creadores del Pueblo” vive o las organizaciones del “Pueblo Creador” con sus centros culturales comunitarios que deben ser asumidos por el estado actual y multiplicados en cada sector parroquia o municipio para que se garantice la vida cultural de la resistencia y la liberación en toda la Patria Bolivariana de Venezuela.

El sector cultura debe entrar en una necesaria intervención de las tres R . Su revisión de sus fundamentos. Se requiere con urgencia la Misión Cultura Ali Primera, símbolo de la Resistencia y la liberación de los ciudadanos y ciudadanas de la República Bolivariana de Venezuela.

Es recomendable pensar en la visión integral de cultura, educación, urbanismo, turismo, economía y política. Que se debe poner en acto un diseño, que permita ir a la cultura originaria, la cultura y creaciones del pasado, cuentos indígenas, danzas, música,, desenterrar para comprender lo que fuimos, traer al ahora y ubicarnos en el presente para intervenir, pensar recrear e imaginar para aplicar, que es el crear lo nuevo. Lo creado es parte de los desenterrado de la cultura originaria sin ser una repetición, es lo creado propio que contribuye a fortalecer el patrimonio cultural del pueblo y al proceso de formación estética, la sensibilidad y ética que desplaza lo superficial de la cultura consumista de ala sociedad capitalista y contribuye al despertar y formación del nuevo ser ente humano, hombres y mujeres hijos de Bolívar nacidos para tener una patria liberada del domino capitalista e imperialista.


[email protected]




Esta nota ha sido leída aproximadamente 20511 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a49739.htmlCUS