¿Por qué masacres como Uribana y que hacer para que no se repitan?
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/ddhh/a158904.html

En el asunto penitenciario, asimismo como en la materia de la administración de justicia penal, la “revolución bolivariana” o el chavismo, está hoy en día, recogiendo las tempestades de los vientos que cosecho tempraneramente, desde el 2001(Año de la reforma más nociva del COPP que desdibujó, distorsionó la reforma de los 90) y se consolidó el 2005 (Año de la reforma al Código Penal en donde se criminalizaron las protestas populares) cuando la derecha endógena, se apropió de la rama judicial, y desde entonces en materia judicial, en general, y en materia penal, en particular han sido puros desaciertos y galimatías, exceptuando el aspecto técnico (Internet). En diferentes circunstancias he comparado lo atrasado y conservador de la doctrina de nuestro máximo tribunal, a pesar de tener una constitución de avanzada, con tribunales de otros países como Colombia, que es un estado fallido y narco paramilitar, en el caso de la decisión que impidió a Uribe volverse a re-elegir, a pesar de la presión mafiosa que este ejerció sobre los magistrados constitucionales.; quiero aclarar, enardecidamente, que este articulo tiene una connotación ideológica política o filosófica política (Fundamento de lo jurídico), parte de una concepción del comunismo libertario o de amor y ley o si se quiere entender mejor, desde la óptica de la izquierda radical (No reformista ni permisible por el imperialismo), izquierda al imperialismo de la globalización neo-liberal nor-atlántica.

En materia penitenciaria, desde 1999, la revolución bolivariana empezó muy bien, aunque sin una política bien definida, en donde prácticamente de hecho hubo una amnistía general de presos comunes y se pensaba que el proceso constituyente crearía una nueva concepción del derecho de avanzada, socialista, de izquierda verdadera, de izquierda a la globalización neoliberal del imperialismo Otánico, esencia de la derecha mundial, pero nada que ver, a pesar que en el papel de la constitución estableció un sistema socialista “estado social de derecho” (Algo opuesto y contrario al neoliberalismo, al capitalismo) y de paso le agregó una connotación comunista, mucho más allá del socialismo cuando le agregó “..y de justicia”, entendiendo por esta justicia, la distributiva, esencia del comunismo; “A cada quien, según su necesidad”, no obstante este faro de luz que alumbra y guía la concepción ideológica del estado venezolano (Deber ser), la derecha no ha tenido necesidad de “subvertir el orden”, dar “un golpe de estado” o hacer una “revolución conservadora”, para quitarse el socialismo constitucional e imponer su doctrina atrasada y conservadora y de régimen de explotación del hombre por el hombre, en el derecho patrio, los Magistrados “Bolivarianos”, le han ahorrado ese gasto a la reacción y el al imperialismo.

LAS FALLAS DE ORIGEN DE LA REVOLUCION BOLIVARIANA

Con este escrito, más que buscar una corrección o enderezamiento del estado “bolivariano” venezolano, sobre lo cual no guardo mucha esperanza que así suceda, aunque la misión de un comunista libertario, es siempre la de hacer propuesta en vía hacia la comuna, hago estas observaciones, más que todo, para que sirva de ejemplo a hermanos de otros países, por ejemplo en Centro-América se avizora un nuevo amanecer, en donde hay varias propuestas constituyentes futuras, y la mayor de todas, la que acaba de proponer el equipo negociador de la FARC-EP, en la mesa de diálogo con el gobierno Colombiano en La Habana, Cuba, en donde manifestaron que el proceso de paz debe ser aprobado por una asamblea nacional constituyente, es decir, que no solo va a hacer  un cese al fuego o una entrega de armas y reinserción de guerrilleros a la vida normal, sino que debe ser la construcción de una nueva sociedad, una nueva Colombia por la vía constituyente; y para ellos, para que no cometan los mismos errores nuestros es que van estas reflexiones. A continuación las fallas de origen enumeradas.

  1º.- LA FALTA UNA INTELECTUALIDAD ORGANICA DIESTRA EN LA CUESTION PENAL QUE CONLLEVO A SU REEMPLAZO POR UNA MACOLLA TREPADORA “CHAVISTA”.

Las fallas de origen del “proceso bolivariano”, encabezado por el Comandante Chavez, en materia criminal en donde se incluye el asunto penitenciario, es la misma falla de origen de todo el proceso bolivariano en general, la falta de una vanguardia pre-clara y que tuviese definido, al menos en líneas maestras, que era lo que tenia (O debía) hacer con el país, esta falla de origen incluye al mismo Comandante, a quien hay que reconocerle, el hecho de que a pesar de venir del mundo militar, de clara formación ideológica de la Escuela de las Américas, en Panamá, de los huesos profundos, quizás herencia de su bisabuelo “Maisanta” uno de los últimos revolucionarios de “a caballo” en este país, heredero de los llaneros que acompañaron a Bolívar, en la campaña del sur (Junín, Pichincha, Bomboná y Ayacucho), hizo una transformación hacia la izquierda, pero ese buen paso se le reconoce, y se honra, hasta el 15 de agosto del 2004, cuando derrota a la derecha lacaya imperialista, militar, económica y políticamente, las críticas que se le hacen es a partir de ese momento, cuando las tuvo todas consigo para crear un referente alternativo mundial, a la globalización neoliberal neoyorquina (Yanqui), y no solo no se construyó ese referente sino que hasta se ha retrocedido. Volviendo al tema penitenciario, concomitante con lo general, expuesto, la falta de una vanguardia política-penalista con claridad de metas socialistas (No burguesas o del pasado) a nivel del país, consecuencia de la ausencia de una vanguardia política en lo macro, ya explicada, generó, que ese “hueco” fuese rellenado por profesionales del derecho abierta o solapadamente de derecha, muy ambiciosos y oportunistas y con un inconmensurable afán de enriquecimiento (Al decir de nuestro Rómulo Gallegos “Trepadores-as”), quienes hoy dominan, no solo en la administración de justicia o las áreas relativas o afines del derecho, es que están en la rama de la medicina, la ingeniería, etc., etc. en todas las ramas del pensamiento.

2º.- LA CONTINUIDAD DE LOS “TENICOS” DE LA DERECHA EN SUS CARGOS CLAVES Y UNA FALSA CONCEPCIÓN HUMANISTA Y LA PENETRACION SINDICALERA

Un gobierno revolucionario que hubiese llegado con la intención verdadera de hacer una revolución o tan simplemente una transformación decente (Democrática-Burguesa o “ciudadana”), desde el primer día ha debido empezar a trabajar a “brazo partido” para tapar esa inmensa deficiencia, la conformación de una intelectualidad orgánica penalista y criminológica que orientase al sistema de justicia penal hacia el puerto seguro del estado social de derecho y de justicia constitucional; la primera medida que se debió haber tomado fue la de suspender a todos los altos cargos y Magistrados de derecha y comprometidos con la represión y desapariciones (Jueces, Fiscales y Policías), y empezar a nombrar a profesionales jóvenes sin pasado, porque acuérdense que abogados, fiscales, jueces y policías de izquierda era difícil dado la situación de precariedad académica e intelectual, arriba indicada,  con que llega Venezuela a la revolución bolivariana; no obstante se tubo esa gran oportunidad en el periodo activo de la Asamblea Nacional Constituyente-ANC (Desde Agosto 1999, fecha de su constitución hasta Marzo 2.000, fecha de su disolución) ya que esta decretó (Decreto Constituyente, de rango superior) la “Reestructuración del Poder Judicial”, en donde en la materia penal abarcaban la fiscalía, las policías y el sistema penitenciario y se nombró una “Comisión de Funcionamiento y Reestructuración del Sistema de Justicia” , pero  en esta comisión se repitieron los “Técnicos Derechistas”, y ante lo poco bueno (Muy poco en sí) que empezó a hacer esta comisión de reestructuración judicial, empezaron a surgir los padrinos, entre ellos el célebre traidor y golpista Luís Miquilena; y se adoptó una posición “humanista” y sindicalera.

La posición humanista y sindicalera, mencionada, se manifestó en Venezuela de la siguiente forma: a) La “humanista” surgió de gente de derecha, enemiga de la revolución, quienes estaban agazapados adentro, precisamente para implosionar el proceso, para que este no se hiciese hacia la izquierda, hacia la radicalidad sino que fuese gatopardeano y no se tocase el status, consistía esta posición “humanista”, negadora de la verdadera justicia y de carácter sensiblero y decía “Que nosotros los revolucionarios, somos amorosos y no somos vengativos, que nosotros no podíamos hacer en el gobierno lo mismo que hicieron los puntofijistas, botar a los funcionarios del régimen anterior, deberíamos dejarlos a todos en sus cargos, respetarle sus empleos, porque ellos además eran padres de familias y tenían niños”. B) La posición sindicalera, de un sindicalismo corporativo, el cual es netamente economicista, un economicismo de las cuatro paredes de la fábrica solo de “sus afiliados”, es reaccionario, de derecha, es anti-político, es el sindicalismo permisado por el imperialismo después de la división de la internacional de trabajadores después de 1.917, no busca destronar al capitalismo, es anti-comunista, ya que solo ve por los intereses de sus afiliados, despreciando lo holístico, lo universal; esta posición sindicalera, que por cierto uno de sus máximos exponentes es el actual Vice-Presidente, el “heredero-asignado” y consistía en darle carácter de trabajadores a todo los funcionarios, sin diferenciar a funcionarios de libre nombramiento y remoción, altos cargos, personal de confianza y el carácter del servicio público y sobretodo en materia Judicial, penal y policial, el funcionario no se rige por la ley del trabajo sino por regímenes especiales, ya que la disciplina aquí es esencial para la meta del servicio público prestado. Este sindicalerismo, no solo impidió que se botaran a los derechistas nocivos y obstruccionistas y saboteadores a cualquier cambio sino que se les dio estabilidad y lo peor de todo se les aumentó el sueldo, porque había que “dignificarlos”, como forma de ganárselos para la revolución.

Como conclusión a este punto de la “continuidad  administrativa de los técnicos de la derecha del régimen anterior”, debemos concluir con el principios de que la revolución solo puede hacerse con revolucionarios, Venezuela es una demostración (De centenas que deben haber alrededor de todo el mundo en los últimos 100 años), patética mas, de que es imposible y hasta contranatura que un gobierno producto de una revolución, para llevar a cabo su programa de cambios, el cual por lógica debe ser distinto al del régimen depuesto, lo haga con los mismos funcionarios o “técnicos” del régimen depuesto. Hacer esto, es la mejor garantía que la revolución no se va a hacer, y con ello decepciona a sus seguidores y estafan la historia.

3º.- INMEDIATAMENTE A LA NUEVA CONSTITUCION HA DEBIDO HACERSE SU ADECUACION PENAL.

Una vez aprobada la constitución bolivariana, que establece el estado social de derecho, componente socialista y anti-capitalista, y de paso le agrega un componente comunista libertario, “y de justicia”, la cual no es otra sino la justicia distributiva, “a cada quien según su capacidad, a cada quien según su necesidad”, y de paso estableció la supremacía constitucional, es decir que procede su aplicación directamente, al caso concreto, así no haya ley escrita que la regule o inclusive, en contra de ley escrita que la cercene o mediatice, ha debido establecerse, repito, una reforma penal integral tanto procesal, que ya existía y era muy buena, pero sobretodo una reforma criminal de los delitos y de las penas, que en su mayoría están en códigos que solo sancionan los delitos comunes, cometidos en su mayoría por los pobres y despenalizan o simplemente no-penalizan conductas lesivas y dañosas al colectivo social ocasionada por los ricos y quienes ostentan posición de poder, como son los delitos de cuello blanco y los ocasionados por el imperialismo yanqui, en combinación con agentes locales, en su afán de dominación y subyugación de los pueblos del mundo.

La adecuación constitucional, aunque como no estoy escribiendo solo para Venezuela en especifico sino para Nuestramérica,  utilizaré (Indebidamente para el caso venezolano), la palabra reforma, de ahora en adelante hablare de reforma penal y más concretamente de “reforma penal necesaria”, que repito la palabra exacta, seria para el caso venezolano, adecuación.

4º EN QUE CONSISTE LA REFORMA PENAL NECESARIA PARA NUESTRAMERICA.

1.- Penalizar el “terrorismo mediático” y la “manipulación mediática”, fundamentalmente en los grandes medios internacionales y nacionales, principal mecanismo de dominación y de guerra psicológica del Imperialismo Yanqui en contra de nuestros pueblos.

2.- Penalizar con penas largas (Nosotros como somos partidarios de las tesis abolicionistas la pena máxima la proponemos en 20 años), de entre 10-20 años, para los delitos de cuello blanco siguientes: Delitos de Especulación Financieras, específicamente fortalecer arbitrariamente el valor del dólar, en detrimento de otras monedas nacionales o por el contrario minimizar el valor de alguna moneda nacional con respecto al dólar o de algún otro bien o producto, con miras a apropiarse de él para obtener grandes ganancias particulares. Delitos de Especulación Con Los Precios de Los Productos de Venta al Público o Su Alteración o Composición en Calidad o Cantidad. Delitos Comunes Superiores a una Cantidad Equivalente  US$ 50.000, en moneda nacional. Delitos de Evasión de Impuestos y Enriquecimiento Ilícito. Delitos del Derecho de Trabajo (Sobre-explotación, en contra del medio ambiente y la seguridad en el trabajo). Delitos de Corrupción; Delito de Terrorismo propiamente tal, en donde estaría El “terrorismo de derecha”, acciones violentas para la desestabilización política de gobierno progresista y el terrorismo económico, acciones violentas para controlar la economía tanto a menor como a mediana y gran escala, estos delitos están muy ligado a los delitos mediáticos y de organizaciones para delinquir (Mafias, para nosotros los latinos-americanos, conspiración para los gringos) y por supuesto el Homicidio y específicamente el sicariato o muerte por encargo, el delito por excelencia las mafias promovidas los imperialista y sus agentes nacionales y locales. Estos delitos requieren una policía, una fiscalía y unos tribunales bien robustos, bien organizados, bien equipados y suficientes en cantidad. Deben construirse nuevas y modernas cárceles para estos “novísimos” delincuentes con celdas individualizadas que incluyan el trabajo y el estudio regenerativo en concreto.

3º Con respecto a los delitos de menos penas o de pobrecía, sobre los cuales deben decretarse leyes de amnistía y perdón, acompañados de planes económicos nacionales en donde se incluya su reinserción en el trabajo y subsidio al desempleo y al estudio profesional o para el trabajo y las cárceles deben ser de mínima seguridad y privando siempre el régimen de la probación, y teniendo siempre como meta ultima la eliminación de la propiedad privada, la explotación humana que le es contigua y la eliminación de las fronteras, en otras palabras la implantación de la comuna; en la medida que se logre esta meta final, desaparecerá el delito y la delincuencia puesto que desaparecen sus causas. Mientras se logra “el día de la igualdad”, se irá trabajando sin descanso en el subsidio al desempleo, como fase previa a la renta básica.

Como conclusión a todo lo aquí dicho,  para evitar nuevas masacres penitenciarias, como la de Uribana, que ofenden al gentilicio venezolano y debe actuar la vindicta popular para restablecer la revolución perdida o traicionada, la clave es la adecuación constitucional de nuestras normas penales, pero eso requiere de un nuevo proceso constituyente que comience con “cortarle la cabeza” a los burócratas y luego hacer la reforma penal necesaria porque el asunto es ideológico-político, es de hombres (Y mujeres) es asunto de una vanguardia, de una dirección colectiva o por lo menos que actué en función de colectivo.

 

franciscosierracorrales@yahoo.com.ar

Articulo leido aproximadamente 1396 veces
Actualidad